El primer oro de Río

Los protagonistas de los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro no sólo serán los atletas, sino la tecnología desplegada en uno de los recintos más importantes para las contiendas deportivas: el Parque Olímpico Barra. Ahí la joint venture Midea-Carrier se encargará de garantizar ese aire infaltable para el confort de atletas y visitantes

Redacción

A un par de meses de celebrarse el certamen atlético más importante del mundo, casi todo está listo en Río de Janeiro, ciudad sede de los Juegos Olímpicos de 2016. Tras una larga planeación que convocó a ingenieros, arquitectos y especialistas en diseño de todo el mundo, el gigante sudamericano pronto concluirá la construcción del Parque Olímpico de Barra, un complejo concebido para convertirse en ícono y equipararse a lo que fue el Nido de Pájaro, en los olímpicos de Pekín 2008, y el Aquatics Center, en Londres 2012.

El gobierno brasileño calculó para su desarrollo una inversión inicial de 1 millón 484 mil 554 reales (7 millones 723 mil 924.89 pesos) en 2008, considerando las adaptaciones al Centro Acuático María Lenk y la construcción del Centro de Tenis, cuatro pabellones, el Main Press Center, el International Broadcasting Center, la remodelación del Velódromo del Pan y obras de dominio común para la región. Sin embargo, en 2014 el Estado Federal Brasileño modificó la cifra e indicó que la inversión sería de 2 millones 162 mil 115 reales (11 millones 255 mil 920.23 pesos) para lograr una obra de arquitectura e ingeniería de gran tecnología, que será sede de la mayoría de los eventos deportivos que se realicen en el marco de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos. El Parque Olímpica se localizará en una región icónica: La Barra de Tijuca.

Con un área de 1.18 millones de m², donde se disputarán tanto modalidades olímpicas como paralímpicas, el Parque Olímpico de Barra requiere mantener condiciones de temperatura adecuadas en el interior de cada recinto deportivo para garantizar confort a los visitantes, todo bajo las exigencias de humedad y temperatura propias del clima tropical brasileño.

Se realizó, en atención a estos aspectos, una licitación para elegir a la empresa que se encargaría de la climatización. Tras el debido proceso, el fallo otorgó a la compañía china Midea el contrato del proyecto.

Los equipos de la serie V5X de Midea se encargarán de mantener el confort en los recintos del Parque Olímpico

En conjunto, los nueve recintos que conforman el Parque Olímpico de Barra cuentan con una capacidad de aforo para más de 106 mil personas, cuyas necesidades de confort climático serán cubiertas por sistemas tipo VRF, importados desde China, y chillers, importados desde Estados Unidos, los cuales serán despachados por Midea Carrier. Las soluciones forman parte de la serie V5X Comercial Air Conditioning (CAC), sistema de tecnología avanzada de corriente continua, que suministra refrigerante de forma precisa y transfiere adecuadamente el calor, optimizando el consumo. Además, cuenta con una capacidad de 88 caballos de fuerza (HP) y un Integrated Part Load Value de 8.3.

La joya de los juegos

Entre los recintos olímpicos de Barra, sobresale el Centro Acuático María Lenk. Construido originalmente para los Juegos Panamericanos Río 2007, requirió modificaciones mínimas para adaptarse a las necesidades de los olímpicos.

Una de las más significativas es la incorporación en sus cuatro fachadas de la obra Celacanto Provoca Maremoto, instalación de la reconocida artista brasileña Adriana Varejão. Los 66 paneles de 27 metros de alto, que reproducen figuras del mar y ángeles, al estilo de los mosaicos portugueses, cuentan con un tratamiento anti-UV para regular la temperatura del edificio, el cual fue diseñado bajo el concepto de arquitectura nómada, que permitirá desarmarlo y reconstruirlo como dos centros acuáticos más pequeños después de los Juegos.

Con un aforo total para 5 mil 300 personas, que presenciarán las competencias de nado sincronizado y clavados, el estadio cuenta con un sistema de ventilación natural que lo mantiene fresco, al tiempo que reduce la demanda energética. Al ser la sustentabilidad la base para el desarrollo del recinto, los sistemas suministrados por Midea, que en su mayoría serán instalados en este sitio, compaginan a la perfección, ya que las condiciones climáticas de la localidad (con temperaturas entre 16 y 24 °C) impedían mantener el confort sólo con medios naturales.

66 paneles con tratamiento anti-UV componen la fachada del Centro Acuático María Lenk. La instalación recoge la obra Celacanto Provoca Maremoto de la artista brasileña Adriana Varejão. Fotografía: tomada de riomediacenter.com.br