¿Realmente creemos en la eficiencia energética?

En México, llevamos años tratando de promover la eficiencia energética, el aseguramiento de calidad y, sobre todo, una nueva cultura de edificaciones sustentables; sin embargo, surge la gran pregunta: ¿realmente hay un compromiso con el planeta en la industria de la construcción?

Muchas son las empresas que cada día publicitan la búsqueda de sustentabilidad en la edificación, pero realmente será bueno ver cuántas lo viven como un compromiso para mitigar los efectos del cambio climático.

Uno de los aspectos más importantes para poder asegurar que estamos haciendo un cambio, por lo menos dentro de nuestra industria, es la posibilidad de llevar a cabo mediciones de desempeño de los sistemas. Si no podemos medir, no tenemos la certeza de qué tan eficientes y sustentables somos. Una de las ramas de la industria donde inició esta labor de medir y verificar es, precisamente, la industria manufacturera, de la cual se habla en esta edición. Ellos iniciaron con la automatización para poder medir y verificar los consumos, por cuestiones de productividad, más allá de un tema sustentable; sin embargo, la rentabilidad que liga a la productividad con la sustentabilidad fue evidente.

En definitiva, en México tenemos profesionistas perfectamente capacitados para el diseño, la especificación, la instalación y la puesta en marcha de todos los Sistemas de Automatización de un Edificio (BAS, por sus siglas en inglés), pero para la coordinación e integración y, sobre todo, para ayudar a los propietarios en este lenguaje tan técnico, la mejor herramienta que podemos utilizar es el proceso de comisionamiento. Éste puede estar basado en el Guideline 0 de la American Society of Heating, Refrigerating and Air conditionning Engineers (ASHRAE), o bien en la Norma Mexicana de Comisionamiento NMX-C-506-ONNCCE.

México cada día tiene más empresas dedicadas a ofrecer los servicios del agente de comisionamiento, pero esta actividad deberá ser ejecutada por personal con capacidades técnicas y específicas que aseguren la calidad, además de que este agente tendrá que contar con la experiencia suficiente en diseño e instalación de las diferentes ingenierías; es decir, no basta con ser un buen desarrollador de listados de verificación y control de documentos, sino que deberá tener la capacidad de verificar, revisar y asesorar al dueño y a los equipos de diseño y construcción, para el desarrollo óptimo de las ingenierías.

Por desgracia, en México aún no se ha terminado el estándar de competencia referido a la NMX de comisionamiento, pero sí podemos solicitar a los diferentes especialistas en el tema que demuestren sus capacidades y estén certificados por los diferentes medios que Estados Unidos nos ofrece, como son ASHRAE, la Universidad de Wisconsin, la NEBB, entre otras.

Para promover las actividades que mitiguen los efectos del cambio climático, el país está en la dirección correcta, por lo menos en el sector privado de la industria de la construcción; sin embargo, el camino aún es largo pues es responsabilidad de todos y cada uno de nosotros capacitarnos y certificarnos en nuestras diferentes especialidades, para que realmente reduzcamos los impactos que tienen los edificios hacia el medioambiente.

Exhorto a todos a seguir trabajando en la cultura de la sustentabilidad, la eficiencia energética y la salud para los ocupantes de la edificación.

Sobre el autor

Darío Ibargüengoitia

Ingeniero mecánico egresado de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México. Es profesional acreditado LEED AP+BDC por el US Green Building Council, también es Commissioning Management Professional por la ASHRAE y socio de Ambiente Regenerativo Integral, S.C., así como expresidente Nacional de SUMe, S.A. de C.V. Actualmente, es director de Comisionamiento en IBALCA, S.A. de C.V.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada..Los campos marcados son obligatorios *

*