Cercanía entre sistemas

Hay una dicotomía y distanciamiento entre los diseños de ingeniería térmica y los diseños de los sistemas de control que deben optimizarlos. Los sistemas térmicos reaccionan en minutos y hasta horas, en tanto que la electrónica lo hace en milisegundos y, por más que esto suceda así, si no se conoce a fondo la termodinámica, transferencia de calor, mecánica de fluidos, balance de masas y energía y la psicrometría asociada al proceso, el éxito de los sistemas de control peligrará.

Actualmente estoy involucrado en el primer proyecto que apunta al balance de la energía cero en Colombia, y cuyo fundamento es la certificación Leadership In Energy and Environmental Design Platino, además de los principios del Building Energy Quotient, para un banco de germoplasma en el Centro Internacional de Agricultura Tropical, que conserva semillas de frijol y yuca hasta por 50 años, para salvaguardar la seguridad alimentaria del mundo.

Un proyecto de esta magnitud requiere un grupo multidisciplinario de diseño, tanto de los temas arquitectónicos como de la ingeniería en cada uno de los procesos de climatización, deshumidificación y refrigeración, los cuales se complementan con un sistema de control del edificio, principalmente en los procesos de preparación, deshumidificación y refrigeración a largo plazo de las semillas. Dicho control debe ser en tiempo real, con cumplimiento estricto de los parámetros de diseño y con una interacción permanente con los responsables pues, de no suceder así, el laboratorio no opera de forma eficiente.

El ejemplo sirve para saber qué tan importante es la automatización de procesos y el trabajo que todos los involucrados en proyectos industriales deben hacer. Asimismo, se debe entender cuáles son las tendencias y hacia dónde se está enfocando la utilización eficiente de la energía y su relación con el control de los sistemas, pues los cambios son verdaderamente significativos y vertiginosos.

Ahora bien, estos cambios ya han impactado a América Latina y a la industria HVAC, por lo que también, como sector, debemos hacer cambios y proveer una directriz para que todos los actores involucrados en el diseño, construcción, operación y mantenimiento de instalaciones industriales, logren minimizar los costos de energía de sus procesos y el impacto sobre el medioambiente, al cual hemos afectado de manera seria e irreversible.

Un esfuerzo de capacitación, normalización y certificación está llevándose a cabo de forma paralela en la Asociación Colombiana de Acondicionamiento del Aire, así como en la Federación de Asociaciones Iberoamericanas de Aire Acondicionado y Refrigeración, las cuales año con año imparten cursos y capacitaciones sobre temas de control. Además, la American Society of Heating Refrigerating and Air Conditioning Engineers busca un balance cero energía para 2030, por lo que desea reforzar el conocimiento de los sistemas de automatización, en relación con los sistemas HVAC.

Esto implicará cambios sustanciales en tecnología, propuestas osadas en normalización y legislación, así como el uso de metodologías más efectivas en el diseño, construcción, operación y mantenimiento de edificios. Las herramientas en temas de control, equipos de alta eficiencia, comisionamiento y las auditorías de energía ya están disponibles, por lo que ahora faltará profundizar en la concientización por incorporar estos conceptos a la cotidianidad, insistiendo en el control real de los sistemas.

Sobre el autor

Camilo Botero
Expresidente de ACAIRE en dos periodos, miembro de ASHRAE y de la ACIEM. Es secretario de la FAIAR. Fue nominado en Who is Who in Science & Engineering (2007, USA) y en IBC Foremost Engineers of the World (2008, Cambridge, Inglaterra). Es presidente de Camilo Botero Ingenieros Consultores, Ltda., y se ha desempeñado como docente en universidades colombianas.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada..Los campos marcados son obligatorios *

*