México es uno de los 15 países que producen mayor cantidad de alimentos, según la ONU éstos llegan a 45 países y a 1000 millones de consumidores

Garantía de productos, factor esencial en retail

El retail es de los pocos sectores que ha mantenido crecimiento en el país. Esto demanda mayor oferta de servicios, sobre todo de cadena de frío, considerando que el consumo de alimentos frescos es una de las principales demandas que el sector debe cubrir, para mantener al usuario satisfecho

Joel Cue

¿Cómo sería la vida sin la oportunidad de comer frutas y vegetales frescos?, ¿qué pasaría si sólo se pudieran conseguir ciertos productos por región y temporada?, ¿cómo disfrutar de un helado en una zona cálida?, ¿que conseguir tulipanes fuera una ardua tarea, ya que éstos no se producen en la región? Si se plantean estas posibilidades a los consumidores, de inmediato reflexionarían sobre lo que es necesario para tener todos estos productos.

Actualmente, los usuarios de este tipo de servicios esperan encontrar en los supermercados una variedad de frutas, vegetales y otros alimentos, sin importar la temporada del año y a precios accesibles, que no hagan gran diferencia respecto a los productos de temporada. Esto es posible gracias al transporte refrigerado y a la refrigeración, los cuales se han convertido en elementos críticos al proveer productos frescos y nutritivos a buenos precios.

Alimentos congelados, la nueva demanda

Algunos alimentos, como las frutas y verduras, requieren de un manejo y transporte específico, lo que puede resultar costoso; sin embargo, los detallistas saben que el transporte refrigerado es un gran mercado que no se puede dejar de lado.

Un estudio elaborado por Master Research, en 2012, señala que alrededor de 96 % de los hogares mexicanos que cuenta con refrigerador compra, por lo menos una vez a la semana, un alimento congelado, o para guardar en el congelador. La firma de investigación añadió que los productos de mayor consumo son frutas y vegetales frescos o alimentos precocidos, seguidos de papas para freír, helados, carnes y pescado preparados.

Por supuesto, México es una muestra de una tendencia que ocurre a nivel global. De acuerdo con un reporte de Transparency Market Research, el sector de los alimentos congelados podría crecer hasta 30 por ciento, de 2013 a 2019.

Esto es de suma importancia, pues hace algunos años aún había cierta resistencia a consumir este tipo de productos, ya que muy pocas personas confiaban en la calidad de los alimentos congelados. Con el paso de los años, y gracias a las innovaciones científicas y tecnológicas en la cadena de frío, la experiencia del consumidor ha mejorado y con ello la demanda ha crecido.

Sin duda, uno de los grandes desafíos para el retail, en la cadena de frío, es prolongar al máximo el tiempo de vida de productos frescos y congelados, con el fin de atender la demanda de sus consumidores. Esto se verá reflejado en la lealtad de sus clientes y en mayores ventas.

La columna vertebral de la cadena de frío es el transporte refrigerado, el cual hace posible que grandes cantidades de productos perecederos se transporten y distribuyan de un lado a otro, incluso a mercados lejanos, mientras que conservan su composición y calidad. Sin estas soluciones en la logística, la venta de los productos estaría restringida a su lugar de cultivo o producción, o bien, su costo de transportación sería muy elevado. Por esta razón, es importante poner mucha atención en los proveedores involucrados en esta parte de la cadena de frío, así como en los recursos tecnológicos utilizados para tal función.

En la actualidad, hay una variedad de proveedores con una completa gama de productos y soluciones para la industria del transporte a temperatura controlada. Algunos de ellos responden a las necesidades de sus clientes, pues gracias a su tecnología e innovaciones hacen posible transportar alimentos perecederos. De esta forma es posible llevar de un lugar a otro: carne, mariscos y otros productos alimenticios, así como flores y plantas, medicamentos, productos químicos, entre otros.

Un primer paso para estar a la vanguardia en esta área es, indudablemente, buscar y escuchar el consejo de los expertos. No basta con contratar a cualquier proveedor de la industria; es necesario tener la plena seguridad de que los productos son transportados con la mejor tecnología de refrigeración, lo cual dará la certeza de que los alimentos, por ejemplo, llegarán a los usuarios conservando la composición, calidad, sabor y valor nutricional con el que fueron producidos.

Una parte importante por considerar es que distintos tipos de productos requieren también temperaturas variadas, incluso sucede entre algunos vegetales, por lo que al ser movilizados en un mismo transporte refrigerado, necesitarán una solución adecuada para cada producto.

¿Qué se debe buscar en las soluciones de transporte refrigerado para productores y mayoristas?

El retail enfrenta un gran reto para atender la demanda de productos refrigerados y garantizar que el consumidor los encuentre en las mejores condiciones para su consumo. A la vez, debe estar alineado con el presupuesto y la rentabilidad de los productores y mayoristas, además de que se tendrá que cumplir con los reglamentos y normas que la industria requiere.

Hay organizaciones, como el Safe Quality Food (SQF) Institute, que cuentan con programas de certificación para alimentos de exportación, así se asegura que el producto está en perfecto estado a lo largo de toda la cadena de suministro. Además, al contar con una certificación de este tipo, se minimizan los riesgos sanitarios y de inversión que pudieran surgir.

Por ello, es importante tomar en cuenta los siguientes elementos para identificar las mejores soluciones de transporte que permitan reducir el consumo de energía, combustible y costos de operación, al tiempo que brindan estabilidad en la temperatura requerida por el negocio:

  • Tamaño. Hay pequeñas camionetas de reparto a domicilio, camiones de distribución urbana, o bien, tráileres, trenes y aviones para el transporte de cajas a temperatura única o multitemperatura, en caso de manejar diversos productos y en concordancia con las distancias
  • Sistemas de temperatura única. Ideales si su objetivo es transportar productos congelados o refrigerados que no requieren diversas temperaturas. Algunas marcas, además de ofrecer equipos con un rendimiento excelente, son amigables con el medioambiente
  • Sistemas multitemperatura. Una de las principales tendencias en el mercado del transporte refrigerado es la distribución multitemperatura, la cual permite trasladar en un mismo vehículo distintos productos de manera simultánea. Así, es posible movilizar, al mismo tiempo, productos congelados, refrigerados y hasta a temperatura ambiente
  • Sistemas criogénicos. El sector detallista tiene que cumplir con regulaciones ambientales específicas. Los sistemas criogénicos son ideales en esta situación, pues permiten el traslado de productos con el mayor control de emisiones de ruido y contaminación, aun si la unidad está funcionando a su máxima capacidad
  • Apoyo y mantenimiento. El proveedor de transporte refrigerado ideal debería contar con un servicio de soporte y mantenimiento que permita una resolución de cualquier tipo. Además, el proveedor debe estar disponible las 24 horas del día, 365 días del año y a lo largo y ancho del país, pues se trata de un proceso crítico que no se debe detener, pues de lo contrario afectaría toda la cadena de frío

Los anteriores son sólo algunos elementos a considerar; sin embargo, siempre se debe de tomar en cuenta que para cumplir con todo lo necesario en la logística de transporte de refrigeración se deben buscar soluciones que se adapten a las necesidades operacionales, permitiendo obtener ahorros en combustible, y que se puedan ajustar al cumplimiento de la normatividad.

Más importante todavía, los clientes agradecerán encontrar en cualquier tienda de autoservicio los productos frescos y refrigerados que buscan, con la calidad con la que fueron producidos o cultivados.

Esto no sólo traerá confianza a los usuarios finales, sino que hará que la dinámica comercial en este sector sea más competitiva. Con ello, la economía, los valores agregados a los productos que se manufacturan en México y la posibilidad de ofrecer garantías a las empresas que llegan al país, serán otros de los beneficios que tendrá una adecuada cadena de frío en el retail.

Sobre el autor

Joel Cue
Es ingeniero industrial mecánico egresado de la Universidad del Valle de México. Tiene una maestría en Mercadotecnia por la CETYS Universidad. Su trayectoria en el sector HVACR incluye distintos puestos gerenciales. Actualmente, es gerente de Thermo King México, empresa perteneciente al grupo Ingersoll Rand.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada..Los campos marcados son obligatorios *

*