Ventilación integral

La industria automotriz es uno de los sectores productivos más importantes a nivel mundial, se espera que para 2017 represente en el país el 3.5 por ciento del Producto Interno Bruto por lo que las expectativas de crecimiento son muy favorables

Redacción

Construir un automóvil requiere de un proceso muy amplio, pues se contemplan el tipo y la cantidad de coches que se van a producir; con base en estos puntos, se planifica qué línea productiva llevará, los tiempos que ocupara cada parte, los materiales y las pruebas de calidad que se le aplicarán al producto final.

La manufactura de un vehículo se desplaza entre las diferentes áreas y estaciones a través de sistemas de cintas transportadoras; sin embargo, es importante resaltar que la producción de vehículos puede estar repartida en una sola planta o en varias.

Dependiendo del tipo de producto, de la cantidad de unidades a fabricar y del proceso de producción adoptado por la armadora es como diferirá el tiempo en el que un automóvil quedará manufacturado. Si las unidades a producir son muy reducidas, entonces es más rentable la producción manual en un taller, debido a que la inversión para una línea de ensamble resulta más costosa.

Normalmente, los vehículos siguen una línea de producción que cuenta con numerosas estaciones, en la que personal especializado trabaja en un área específica para posteriormente enviar las unidades de ensamble a la siguiente etapa.

Toyota Motor Manufacturing de Baja California (TMMBC) está ubicada en Tijuana al norte del país, y se trata de la primera planta ensambladora de Toyota en territorio mexicano. En el año 2006, la planta inició con una renovación a gran nivel, incluyendo la adición de 7 mil 565 metros, cuadrados de espacio de fabricación para dar cabida a un aumento en la capacidad de producción.

Ahora bien, los requerimientos que se solicitaron fueron los siguientes:

  • Se tenía que asegurar el confort de los trabajadores suministrando 100 por ciento de aire exterior y extrayendo el aire viciado
  • Se tenía que extraer el aire excesivamente caliente que emana un nuevo cuarto de máquinas con compresores y secadores de aire industrial
  • Se tuvo que diseñar un sistema de ventilación seguro y resistente a explosiones para el cuarto de almacenaje de pinturas
  • Se creó un sistema de ventilación y extracción capaz de cubrir las necesidades de más de 600 empleados en el área de comedores

Además, el área de producción requería de un espacio ventilado mediante el suministro de aire exterior en su totalidad. Debido a los productos químicos y materiales peligrosos utilizados en el cuarto de almacenaje de pintura, era vital tener equipos con motores a prueba de explosiones y resistentes a la generación de chispas.

El aumento en la capacidad de producción le permitió a la compañía contratar 300 nuevos empleados, por lo que se requirió de un proyecto de ampliación para el área de cocina y comedor adaptado con un sistema completo de ventilación y de supresión contra incendios.

Un segundo cuarto de máquinas con varios secadores de aire y compresores industriales también forman parte de la planta, por lo que se requirió de la extracción del aire caliente producido por esta maquinaria:

  • Dos ventiladores tubo axiales, modelo TBI-FSA0MH0078146
  • Cinco ventiladores centrífugos, modelos SWB y SFB
  • Un extractor para techo, modelo SP
  • Cinco ventiladores axiales con cubierta para techo, modelos RBE
  • Una manejadora de aire para cocina, modelo IG
  • Dos campanas para cocina modelo GHCW

Adicional a esto, un total de 16 unidades de movimiento y control de aire marca Greenheck fueron seleccionadas cuidadosamente para mantener un entorno operativo idóneo en la nueva expansión de la planta Toyota.

Los ventiladores axiales con cubierta para techo, modelo RBE-3L42, fueron instalados para trabajar con más de 163 mil pies cúbicos por minuto (cfm) de aire fresco para una ventilación óptima en el área de producción. Debido a que estos ventiladores se entregaron con bases para techo específicos, el contratista solo necesitó reforzar la superficie del techo. Además, el fácil acceso a los componentes del ventilador reduciría futuros costos de mantenimiento y servicio del mismo.

En lo que corresponde a los dos ventiladores tubo axiales, modelo TBI-FS, fueron utilizados para extraer el aire caliente generado por los compresores de aire y los secadores en el cuarto de máquinas.

Un ventilador centrífugo con turbina de material contra chispas y motor a prueba de explosión fue instalado para extraer los gases del cuarto de almacenamiento de pintura.

A0MH0078145En la ampliación del área de la cocina, se colocaron, la unidad manejadora de aire, modelo IGX y dos campanas para cocina, modelo GHCW, con pleno de inyección y sistema de supresor de incendios ANSUL R-102, además de esto, un ventilador centrífugo fue instalado para asegurar el confort ambiental en las zonas donde se prepara la comida y el área de comedores de los empleados. Los ventiladores centrífugos restantes, fueron instalados para proveer ventilación a los baños.

Cabe destacar que todos los equipos utilizados en este proyecto tienen licencia para llevar el sello de la Air Movement and Control Association International, Inc. (AMCA) en su segmento de sonido y desempeño en el manejo del aire. Adicional a ésta, el sistema de ventilación de la cocina tiene certificación UL-762 y también cumple con las directrices de la norma NFPA-96.

De acuerdo con la empresa contratista ISAR, encargada del sistema mecánico de este proyecto, la unidad manejadora de aire Greenheck y todos los extractores y ventiladores de suministro están operando a una capacidad del 96 por ciento. Además, todas las unidades de ventilación del techo ocupan áreas reducidas, haciendo que el espacio libre en techo sea más amplio, esta cualidad las hace ideales para la inspección y el mantenimiento de las unidades. “Greenheck sin duda nos proporcionó el equipo adecuado para satisfacer todas las necesidades de nuestro clientes en este proyecto en particular. Estamos muy satisfechos con el rendimiento de los equipos”, dice Javier Velázquez, Gerente de Proyecto para ISAR.