Cómo elegir un sistema de calefacción

La temperatura en el territorio nacional es muy variada; en algunas entidades, incluso, es extrema, por lo que existen algunas sugerencias para conseguir un sistema de calefacción adecuado que no implique altos costos.

Jaime Jiménez / Jorge Monroy, ilustración

México es un país con una gran diversidad climática; su situación geográfica le confiere una zona tropical y una templada, aunque el relieve y la presencia de los océanos influyen mucho en la configuración del mapa de los climas en el país.

De esta manera, es posible encontrar climas fríos de alta montaña a unos cuantos centenares de kilómetros de los climas más calurosos de la llanura costera. El más notable por sus variaciones es el del estado de Chihuahua, donde se presentan las temperaturas más bajas del país, que suelen alcanzar los -20 grados centígrados; le sigue el desierto de Sonora, con las más altas, que en ocasiones superan los 45 grados centígrados. Por otro lado, la zona de la llanura costera baja del Golfo de México y del Pacífico es cálida lluviosa, las temperaturas oscilan entre los 15 y 40 grados centígrados.

Una zona cálida comprende las tierras localizadas entre 614 y los 830 metros sobre el nivel del mar, donde las temperaturas oscilan entre 16 grados centígrados en enero y 21 grados centígrados en julio. La zona fría va desde 1 mil 830 metros de altitud sobre el nivel del mar hasta 2 mil 745 metros.

En el país, la temporada de frentes fríos 2014-2015 inició el 20 de septiembre y terminará el 15 de mayo de 2015. Se prevé que la mayor cantidad de éstos se presente durante el invierno y la primavera; además, se estima un aproximado de 47 a 63 frentes fríos que afectarán, principalmente, a los estados del Norte, Centro, vertiente del Golfo de México y la Península de Yucatán; sin embargo, se esperan bajas temperaturas en prácticamente todo el país.

Un frente frío se concibe como un choque entre masas de aire de diferente temperatura; si el aire caliente se mueve hacia el aire frío, se trata de un “frente cálido”; si el aire frío se está moviendo hacia el aire caliente, se trata de un “frente frío”. Son fenómenos meteorológicos que corresponden al movimiento de una masa de aire frío del polo hacia el Ecuador, que cuando entra en contacto con una masa de aire caliente menos denso produce una situación de inestabilidad, lo cual provoca el descenso de la temperatura, fuertes lluvias, intenso viento e, incluso, heladas.

Los estados de la República Mexicana que regularmente padecen intensamente las temporadas de frío son Chihuahua, Coahuila, Durango, Nuevo León y el Estado de México, donde se han alcanzado temperaturas bajo cero; pero entidades como Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Michoacán y el Distrito Federal reportan un clima que oscila entre los cero y 5 grados centígrados durante el invierno.

¿Cómo generar un ambiente cálido en el hogar?
Los expertos recomiendan a la gente que habita los estados más fríos tomar las medidas necesarias para permanecer cómodos y cálidos, e igualmente elegir opciones sustentables.

Hay que considerar las siguientes opciones cuando se seleccione el mejor sistema de calefacción para cada casa y también definir un presupuesto, siempre tomando en cuenta que un sistema eficiente reduce el costo por consumo de energía y contribuye a disminuir el impacto ambiental.

1. Soluciones de calefacción a gas
Es uno de los sistemas que más se usan, ya que destacan por su confiabilidad y eficiencia. En ellos se integran aire acondicionado, filtros para atrapar el polvo, humo, pelusa, pelo de mascota, polen y otras partículas dañinas para la salud.

Dichas soluciones generan aire limpio al eliminar hasta 99.98 por ciento de los alérgenos. Estos sistemas monitorean las temperaturas internas y externas para configurar su operación de una manera más eficiente. Las soluciones a base de gas ofrecen alertas que permiten saber cuándo es necesario cambiar un filtro o se requiere mantenimiento.

2. Sistemas de calefacción a base de aceite
Conocidos como calentadores de relleno de aceite o radiadores llenos de aceite, son una forma común de calentador de convección que se utiliza en la calefacción doméstica. Aunque normalmente se llenan de aceite, también se pueden calentar eléctricamente y no implica la quema de cualquier combustible líquido, tal como el queroseno.

Los sistemas proporcionan dos etapas de confort durante todo el invierno y cuentan con motor de ventilador de velocidad variable, por lo que brindan un flujo constante de aire cálido y confortable. Su funcionamiento es silencioso para ofrecer una mejor experiencia.

3. Bombas de calor
Se trata de una máquina que transfiere energía térmica desde una fuente fría (de bajo nivel térmico o baja temperatura) a otra más caliente (de nivel térmico más alto o de mayor temperatura). Recibe este nombre por analogía con las bombas de agua, que permiten subir el agua desde un nivel bajo a otro más elevado.

Para lograrlo es necesario un aporte de trabajo, pues, de acuerdo con la segunda Ley de la Termodinámica, el calor se dirige de manera espontánea de una fuente caliente a otra fría, hasta que sus temperaturas se igualen, no al revés.

Maximizan la eficiencia para climas variables como el de México, porque durante el invierno mantienen el calor dentro, mientras que durante el verano sacan el aire caliente de la propiedad para mantener una temperatura moderada.

4. Sistemas de calefacción All in One
Proveen calefacción y enfriamiento en una sola unidad, que puede ser eléctrica, a base de gas y electricidad, o la opción dual fuel. También son de velocidad variable y funcionamiento silencioso.

5. Bobina de calefacción
Proporciona calefacción y refrigeración con un funcionamiento silencioso. En este rubro existen varias marcas en el país que han innovado con equipos de este tipo, aunque sólo una cuenta con la primera batería interior de aluminio de la industria, la cual es resistente a la corrosión y permite una limpieza más fácil.

6. Sistemas geotérmicos
Mediante ellos se aprovecha el poder de la tierra en el inmueble, gracias a una bobina que absorbe o disipa el calor, dependiendo de la temporada, para crear un ambiente realmente confortable.

Los sistemas geotérmicos envasados permiten un alto ahorro de energía, que se reflejará en el recibo del consumo de luz. Los sistemas de calefacción envasada y de refrigeración de alto desempeño se pueden adaptar a cualquier región y a cualquier hogar, y proporcionan comodidad, fiabilidad y rendimiento a lo largo del año.

Las soluciones descritas anteriormente son una muestra de las opciones en el mercado y todas poseen características de confort y ahorro energético. Se recomienda que al momento de comprar un sistema de calefacción se busque la asesoría de un especialista, con el propósito de que la información de cada sistema y sus características estén acordes con las necesidades del espacio que se desee acondicionar, con el tipo de construcción y con el nivel de calefacción que se requiere.

Aunque se cuente con las mejores soluciones de calefacción, es necesario que incluya otras medidas que permitan un ambiente cómodo y eleven el rendimiento del calefactor para ahorrar energía:

  • Programar el sistema de aire acondicionado a 18 grados centígrados durante el invierno y a 25 grados centígrados en verano
  • Revisar periódicamente la solución de calefacción para darle mantenimiento y verificar que su utilización sea óptima
  • Apagar el calefactor antes de dormir. El tiempo que esté encendido durante la mañana es suficiente para mantener un ambiente cálido por la noche
  • Aprovechar la luz solar. Abrir cortinas y persianas para permitir el paso de los rayos del sol hará una gran diferencia. Se recomienda que al obscurecer se cierren las persianas y cortinas para mantener el calor que entró durante el día
  • Colocar cortinas de tela más gruesa y cálida o persianas que provean calor durante el invierno
  • Instalar ventanas con doble cristal, pues lograrán un efecto térmico en el hogar o espacio acondicionado
  • Integrar ventanas de madera o productos plásticos. Aunque son materiales menos conductivos que el aluminio, bien empleados y sellados también proveerán confort en distintos espacios habitacionales
  • Cerrar bien todas las entradas de aire. En puertas y ventanas es posible utilizar silicón para que queden mejor selladas
  • Implementar muros térmicos, de adobe o plafones especiales (que además son acústicos), por ejemplo. El papel tapiz también logra mayor calidez
  • Pintar la vivienda u oficina con productos aislantes y térmicos. Hoy en día existe una gran variedad de pinturas e impermeabilizantes que brindan tales características; algunos tienen como base las llantas recicladas o usan materiales como el unicel

Estas acciones permitirán disfrutar de un ambiente confortable y cálido, además de obtener ahorros energéticos, bajo una vivienda bien protegida.
————————————————————————————————————————————————-

Jaime Antonio Jiménez Núñez
Tiene un título de Ingeniero Civil y una maestría en Administración de Empresas por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Ha recibido diversos diplomas por parte del Programa de Entrenamiento de graduados Trane, con base en La Crosse, Wisconsin, al haber cursado programas como Ingeniería Profesional de Ventas, Construcción de Sistemas de Administración y Administración del Liderazgo. Actualmente, es director General de Trane y de Thermo King de México.