BANNER
Destacada Negocios Personalidad

Julia Rodríguez: el mindset que demanda la industria

La directora de Ventas Consultivas en Daikin México representa un cambio en la mentalidad de las empresas del sector HVACR que aspiran a la sustentabilidad e igualdad de género. Conoce su perspectiva en lo referente al papel que desempeñan las mujeres en la industria.

La directora de Ventas Consultivas en Daikin México representa un cambio en la mentalidad de las empresas del sector HVACR que aspiran a la sustentabilidad e igualdad de género. Conoce su perspectiva en lo referente al papel que desempeñan las mujeres en la industria

Ricardo Donato / Fotos: cortesía de Daikin México

Actualmente, son pocas las mujeres en puestos de alta de dirección en la industria HVACR en México. Esta situación, sin embargo, comienza a transformarse gracias al liderazgo y visión de ejecutivas como Julia Rodríguez, directora de Ventas Consultivas de Daikin México.

En entrevista con Mundo HVAC&R, la ingeniera Rodríguez afirma que uno de sus grandes retos es seguir potenciando las capacidades y el talento de las jóvenes profesionistas que se incorporan hoy día a este negocio. Así, desde Daikin México, una compañía sustentable y comprometida con la paridad de género, impulsa la participación femenina en el sector HVACR.

En la memoria de esta ejecutiva existe un hito que le ha permitido desarrollar este compromiso con las nuevas generaciones: el 1 de enero del 2012, fecha en la que inicia su trayectoria como una de las líderes más exitosas, comprometidas y carismáticas de la transnacional asiática.

Rodríguez estudió Ingeniería Eléctrica y en Sistemas Electrónicos en la Universidad La Salle de Cuernavaca. Su primer trabajó fue como contratista de aire acondicionado en el tema de diseños, costeos y análisis de licitaciones, un cargo en el que estuvo cinco años. En busca de un mayor crecimiento profesional, decidió darle un vuelco a su carrera al incorporarse a Daikin México.

Fue dentro del gigante japonés del HVACR donde maduró todo su potencial y liderazgo. El proceso, sin embargo, no se dio de la noche a la mañana. Primero, pasó cuatro años como ingeniera de ventas en la oficina de la Ciudad de México. Después, se responsabilizó de la gerencia comercial de la zona Sur, así como de la región del Bajío. En ese entonces, prosigue la directiva, la compañía asiática tuvo un cambio en su estructura y dividió al mercado del país en dos, norte y sur. Rodríguez se hizo cargo de la gerencial comercial del sur, que comandó tres años.

Finalmente, se creó el área de Consulting Sales o Ventas Consultivas, que actualmente está a su cargo: “Esta división tiene como objetivo labores de preventa, trabajar con los consultores, diseñadores y arquitectos para la promoción y diseño de nuestra marca para que antes del periodo de una licitación sea más fácil contar con la participación de Daikin”, afirma Rodríguez.

Mundo HVAC&R conversó con la ingeniera Rodríguez acerca del papel que actualmente desempeñan las mujeres en una industria que cada vez es más incluyente, sostenible y paritaria.

Mundo HVAC&R (MH): ¿Cuál es tu punto de vista acerca de la participación de las mujeres en la industria HVACR en México?

Julia Rodríguez (JR): Yo llevo 16 años en la industria HVACR. En general, sí ha cambiado muchísimo, pues hay una mayor diversidad de género. Sin embargo, nos hace falta todavía muchísimo para lograr un equilibrio y equidad de género. La participación de las mujeres sigue creciendo; sin embargo, en proporción seguimos rondando apenas el 10 por ciento. En posiciones de mandos medios, comerciales, técnicos y operativos se comienza a lograr un cambio. No obstante, en posiciones de liderazgo, de toma de decisiones, los cargos siguen siendo ocupados en su mayoría por hombres. Esto no es tema de la industria HVACR, sino un reflejo del mundo laboral del país. En los últimos años, tenemos como ejemplo a muchas mujeres que han abierto brecha. Parte de nuestra responsabilidad es seguir construyendo ese camino para ser transitado por las nuevas generaciones sin grandes turbulencias. Al final, sólo nuestro trabajo y acciones podrán seguir empoderando a las mujeres más jóvenes. En resumen, sí ha crecido mucho la participación femenina en la industria, aunque todavía queda muchísimo camino por recorrer en mandos de alta dirección.

MH: ¿Qué debe hacer la industria HVACR para incentivar la igualdad de género y la participación femenina en las empresas del sector?

JR: La brecha de género es una de las problemáticas laborales que persisten en el país, las mujeres ganan menos, son discriminadas con mayor frecuencia, tienen trabajos de alta vulnerabilidad y tienen más obstáculos para llegar a puestos de liderazgo. Sin embargo, como industria debemos fomentar la cultura inclusiva, impulsar trabajos igualitarios, no limitar posiciones por cuestiones de género, además de definir un plan de crecimiento y desarrollo laboral para las mujeres. Debemos promover también una mayor representación en cargos directivos, ese cambio cultural está llegando con el mix generacional. Hay que invitar a las nuevas generaciones a la industria, borrar paradigmas desde la etapa de reclutamiento y cambiar el mindset [la mentalidad] de todas las ingenieras desde su etapa temprana de formación. Más allá de contar con empresas con una política con equidad de género debemos comenzar a vivirla y practicarla, solamente ese será el gran incentivo que podemos dar a la industria. Hablando, personalmente, creo que las mujeres debemos ser las primeras en no estereotipar ni marcar las diferencias de género que podrían existir. Al final, nuestro camino es más sinuoso, pero a veces nuestro principal obstáculo somos nosotras mismas. Entonces, es muy importante seguir abriendo brecha para las nuevas generaciones, entendiendo sus motivadores profesionales y personales, rompiendo paradigmas. Hay que inspirar con el ejemplo.

MH: ¿Cuáles han sido tus mayores retos u obstáculos en estos 16 años de trayectoria en la industria?

JR: Me considero muy afortunada porque no creo que los obstáculos que he superado sean muy diferentes a los de otras personas, sean hombres o mujeres. Mi experiencia y proceso de vida me condujo a sentirme muy cómoda en un ámbito de puros varones. Soy la única mujer entre mis hermanos. Luego en la universidad prácticamente fui la única mujer de mi generación. Entonces, esa formación que tuve hizo que me sintiera muy cómoda cuando comencé mi carrera laboral. Mi principal obstáculo quizá ha sido vencer mis propios miedos, estereotipos y paradigmas para lograr mis objetivos. La vida me ha enseñado que todo llega a su tiempo y tiene su recompensa, pero antes debes hacer las cosas paso a paso para que el resultado final sea el esperado. Quizá en ciertas regiones del país hubo algún rechazo, objeción y falta de apertura contra mí por ser mujer. Sin embargo, soy bastante perseverante y he sido capaz de cambiar la opinión de las personas que tenían una idea distinta de mí.

«Como industria debemos fomentar la cultura inclusiva, impulsar trabajos igualitarios, no limitar posiciones por cuestiones de género, además de definir un plan de crecimiento y desarrollo laboral para las mujeres»: Julia Rodríguez, directora de Ventas Consultivas en Daikin México.

 

MH: ¿Cómo contribuyen las mujeres a la sustentabilidad de la industria HVACR del país?

JR: La sustentabilidad es un objetivo que debemos tener como sociedad y que va más allá del género. Eso sí, yo no sé porqué, pero las principales precursoras de la sustentabilidad en el mundo son mujeres. Dado que es un tema nuevo en la industria HVACR, ha sido un camino menos sinuoso para nosotras las mujeres, ya que podemos liderar un cambio en el sector.

MH: ¿Cuáles son los desafíos que enfrenta actualmente Daikin México?

JR: En Daikin siempre queremos seguir creciendo, innovando, hacernos presentes con nuestros clientes. Desde hace dos años, con la pandemia se hizo más difícil, pero también más importante. Nuestro objetivo es seguir presentes, mostrar la innovación tecnológica de nuestras soluciones y sus beneficios para los clientes. El mayor reto que tenemos es convertirnos en la empresa número uno de la industria HVACR para 2025 a nivel global. Daikin, además, tiene una estrategia muy ambiciosa para México y Latinoamérica, y todas nuestras actividades están dirigidas hacia ese punto. Uno de los pilares principales para lograr este reto es la sustentabilidad.

En lo personal, llevo tres años en Ventas Consultivas, donde he llegado a un punto de estabilidad en procesos y estrategias con un equipo maduro de trabajo. Es momento de empezar a realizar cosas diferentes, a innovar y contribuir a revolucionar a la industria. Mi otro gran reto será seguir desarrollando nuevas generaciones de mujeres dedicadas al aire acondicionado. Desde hace seis años participo en conjunto con Recursos Humanos para desarrollar este nuevo talento.

MH: ¿Cuál es tu filosofía laboral y cómo ejerces tu liderazgo?

JR: Mi filosofía es predicar con el ejemplo, siempre preguntar y no quedarme con dudas. Afortunadamente he tenido excelentes maestros de vida y de profesión. Al final, mi trabajo y mis acciones valen más que mis palabras. Ésa siempre ha sido mi filosofía, y es algo que siempre he compartido con mi equipo de trabajo. Esto me ha permitido seguir creciendo en la empresa y en el sector HVACR.

Mi concepto de liderazgo responde a mi filosofía. Me considero una personas disciplinada, enfocada, trabajadora y muy comprometida, y esto es lo mismo que le pido a mi equipo. Ante todo, yo pido actitud, más que aptitud. Con mi equipo la comunicación es abierta y la toma las decisiones se hace en conjunto, lo que es una forma de lograr que la gente se comprometa.

MH: ¿Quiénes han sido tus principales inspiraciones en la vida?

JR: Sin duda, mi inspiración siempre ha sido mi madre tanto en la parte profesional como personal. Ella estudió ingeniería química y fue la única mujer de su generación en la universidad, siempre estuvo en una industria que en su momento era sólo de hombres. Admiro su disciplina, perseverancia y capacidad para encontrarle el lado bueno a las cosas.

Quizá a los 15 años pasó por mi mente ser abogada, pero la verdad es que al final no concebía hacer otra cosa en la vida que no fuera ser ingeniera como mi madre. Mi vocación es estar en este negocio, ya llevo 16 años. Muchos colegas decimos que es el hechizo de la industria HVACR: la persona que entra al sector nunca sale, y si se sale es porque en realidad nunca fue para él.

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top