Domina el arranque de racks y de equipos especiales

Utilizados en aplicaciones comerciales e industriales y hechos a la medida de cada proyecto, los equipos especiales de BOHN son sistemas automáticos de refrigeración que cuentan con la más alta tecnología del mercado.

Redacción, con información y foto de BOHN

Previo al arranque de racks, Carlos Alberto González, ingeniero de Aplicaciones y de Servicio en BOHN de México, explica que se debe revisar la instalación. Además, hay que asegurarse que el soldado de tuberías se realice con paso de nitrógeno y la soldadura recomendada.

Luego, hay que checar la instalación de trampas y realizar varios barridos con nitrógeno en la tubería para eliminar impurezas en el sistema. Acto seguido, se llevan a cabo las pruebas de estanqueidad y de hermeticidad a todo el sistema (presurización del rack, sistemas, condensador y evaporadores, el proceso de vacío y la carga inicial de refrigerante por secciones).

Una vez terminadas las pruebas, se procede al arranque energizando el tablero electrónico principal. Para el arranque del rack, explica el ingeniero González, hay que prender las resistencias para calentar el aceite y poner los guardamotores e interruptores termomagnéticos en “On”. Después se debe revisar que los ventiladores y evaporadores giren en el sentido correcto. Se aconseja forzar uno o dos pares de motores, según el tamaño del condensador, para así evitar que se eleve la presión durante el arranque.

ENCENDIDO DE VENTILADORES

Luego, hay que encender los ventiladores de los evaporadores en estado “automático-encender” desde el tablero de operación. Los compresores y evaporadores del rack pueden ser encendidos desde sus interruptores tipo cola de rata. Es importante verificar el funcionamiento de las válvulas solenoides con los interruptores, añade González.

Después, se recomienda encender el compresor de menor capacidad para ir abatiendo la carga de los sistemas. El experto de BOHN aconseja abrir paulatinamente los circuitos de refrigeración del rack para no sobrecargar el compresor. Posteriormente, la secuencia de encendido será con el compresor de capacidad inmediata superior al encendido previamente y así sucesivamente hasta poner en marcha el compresor de mayor capacidad.

ENCENDIDO DE LOS COMPRESORES

Según el ingeniero González, es necesario considerar un tiempo razonable y suficiente para poder monitorear cada compresor puesto en operación antes del encendido del siguiente. Por cada uno de los compresores encendidos hay que poner en operación más evaporadores para mantener cargado el sistema.

Por último, ya puestos en marcha todos los evaporadores y ventiladores, se debe poner en automático los ventiladores del condensador que se forzaron en un inicio; verificar que la mirilla del líquido esté totalmente llena y sin burbujas, así como medir el subenfriamiento del condensador para conocer la cantidad ideal del refrigerante en el sistema.

El subenfriamiento debe oscilar entre los 10 ºF y los 15 ºF a la salida del condensador. El nivel recomendable que deberá mantenerse en el recibidor es del 10 al 30 por ciento.

HECHOS A LA MEDIDA

Cabe destacar que cada equipo especial de BOHN es hecho a la medida de cada proyecto, por lo que es de suma importancia contar con la documentación completa del equipo al arranque del rack y en todo momento. Ésta consta del diagrama de flujo, el diagrama de control, el diagrama trifilar y la guía mecánica (Summary).

“Somos una empresa 100 por ciento mexicana. En BOHN fabricamos equipos a la medida conforme a las necesidades de nuestros clientes. Algunos fabricantes adecuan sus equipos estándares para los clientes y proyectos, pero en BOHN es distinto, ya que nuestros equipos especiales se diseñan acorde a las demandas específicas de cada proyecto de nuestros clientes”, concluye el ingeniero González.

Comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba