Negocios Tendencias

Plasma frío para espacios libres de coronavirus

Conoce esta solución capaz de desinfectar desde una oficina hasta hospitales, salas de proceso de alimentos y clínicas veterinarias

Daniela García / Fotos: cortesía de Jonix

Desde hace más de un año, una de las mayores preocupaciones de las empresas es evitar a toda costa las posibilidades de contagios de la covid-19 dentro de sus centros de trabajo. Aunque existen disposiciones oficiales muy claras, siempre está latente la posibilidad de infectarse. La buena noticia es que en México ya están disponibles varias tecnologías para sanitizar hogares y espacios laborales, sean pequeñas oficinas, grandes edificios inteligentes o, incluso, naves industriales. Una de ellas es el plasma frío (NTP), una solución que puede instalarse en los sistemas de aire acondicionado (AA) y hace posible trabajar en un ambiente seguro y libre de patógenos hasta en un 99 por ciento.

Figura 1. La tecnología de plasma frío suministra suficiente energía a un gas para generar un fenómeno de ionización llamado plasma (set de electrones, iones, radicales libres, átomos y moléculas neutras que conforman un estado de carga total)

Tecnologías para la desinfección de ambientes laborales
Hay que ser claros. No todas las soluciones pueden garantizar la desinfección total, o bien, no todas son compatibles con el ser humano, ya que algunas pueden causar daños colaterales a la salud. Los métodos de desinfección se clasifican en pasivos y activos. Los primeros abarcan tres tecnologías: los sistemas de filtración, que no son del todo efectivos para virus y bacterias, las lámparas UV que sí son efectivas para virus, pero no pueden operar directamente con los seres humanos, y los filtros fotocatalíticos que, además de ser costosos, se ha comprobado que no eliminan totalmente los gérmenes.

En el caso de los sistemas activos, están los basados en el uso del ozono y los que emplean el plasma frío. El primero es muy efectivo, pero tiene un defecto dañino para la vida humana, animal y vegetal, por lo que es imposible habilitarlo en espacios de trabajo con personas presentes. En cambio, el plasma frío es totalmente compatible con la salud humana y muy efectivo para eliminar coronavirus, bacterias, alérgenos, microorganismos, malos olores y otros virus de forma continua.

Es importante destacar que los dispositivos y sistemas que utilizan el NTP operan de forma permanente. Un beneficio adicional de esta tecnología es que desinfecta ambientes y superficies desde los primeros minutos de uso y con efectividad del 99 por ciento.

¿Qué es la tecnología de Plasma Frío?
La línea INSIDE con tecnología de plasma fue creada tras años de investigación en los laboratorios de Jonix en la ciudad de Pisa, Italia. El objetivo era replicar lo que sucedía en la naturaleza, resultado de fenómenos atmosféricos como la fricción del viento en la superficie terrestre o las tormentas y la radiación solar. Esto se puede generar artificialmente suministrando suficiente energía a un gas. Este fenómeno de ionización llamado plasma (set de electrones, iones, radicales libres, átomos y moléculas neutras que conforman un estado de carga total) es conocido como el cuarto estado de la materia porque difiere de los otros tres (sólido, gaseoso y líquido).

En suma, NTP realiza artificialmente la ionización del aire a través del llamado “plasma frío”. Este proceso es seguro para oxidar y descomponer las sustancias contaminantes y puede dimensionarse de acuerdo con las necesidades actuales de desinfección. Por lo tanto, la tecnología de plasma frío elimina los dos riesgos fundamentales en cuanto a la proliferación de contaminantes que pueden generar epidemias en los ambientes laborales:

  1. El peligro de la contaminación química exterior (CO2, humo) e interior de la edificación.
  2. La contaminación microbiológica (bacterias, virus, coronavirus, moho, levaduras) que causa la proliferación de microorganismos (la fuente principal de epidemias dentro de los edificios) que se depositan tanto en el ambiente y superficies como en los ductos de difusión de los sistemas HVAC.

Figura 2. Los sistemas que funcionan con plasma frío pueden desinfectar ambientes que tienen que estar rigurosamente libres de cualquier germen o virus como salas para preparación

La efectividad de esta solución permite que sea utilizada para desinfectar ambientes que deben estar rigurosamente libres de cualquier germen o virus como salas para preparación de alimentos, quirófanos, hospitales, clínicas, veterinarias o consultorios médicos. Esto se debe a que un cubo es capaz de desinfectar un área de 80 metros cuadrados. No obstante, sus usos se extienden a edificios completos. El plasma frío puede instalarse en sistemas HVAC, fuente principal de infección en inmuebles, edificaciones industriales, centros de datos, grandes corporativos, colegios y oficinas públicas.

En todos los casos el plasma frío previene las reacciones alérgicas, infecciones oculares, irritaciones de nariz o garganta, cefalea, y padecimientos como asma y bronquitis. Otro de sus atributos es la durabilidad: los dispositivos de sanitización que emplean el NTP pueden durar hasta 10 mil horas, es decir, más de un año, si se utilizan de forma permanente.

Figura 3. Instalación en líneas de ventilación

Plasma frío en sistemas HVAC
Esta tecnología puede instalarse directamente en los ductos del aire acondicionado. Instancias internacionales lo consideran como el proceso más seguro y eficaz para descomponer los contaminantes porque se implementa directamente en las líneas de ventilación (Figura 3). Desde ahí, evita la formación de contaminantes químicos y biológicos en las superficies internas del aire en tránsito. El resultado de este proceso es la desinfección continua en edificaciones nuevas o existentes que cuenten con procedimientos de mantenimiento recurrente como oficinas públicas, museos, auditorios, clínicas o centros hospitalarios.

El equipo cuenta con un diseño compacto, modular y fácil de instalar, ya que están pensados para adaptarse a todas las plantas y en espacios muy reducidos. Estos dispositivos se pueden integrar durante la etapa de construcción, en los conductos hidráulicos y también se pueden fijar en la pared (en posición horizontal o vertical) y en el techo. Se sugiere también que los componentes del sistema sean acordados con el constructor, ya que están disponibles en distintos tamaños y modelos; además, pueden dimensionarse según el flujo del aire.

Dada la reciente normatividad para la construcción en Europa y la práctica de muchos años de utilizar la ventilación mecánica controlada para el diseño arquitectónico (CMV), Jonix desarrolló este módulo de sanitización con el cual es posible desinfectar los conductos hidráulicos para eliminar y prevenir la proliferación de contaminantes.

El plasma frío, pues, se suma a la diversidad de tecnologías para protegernos del coronavirus, si bien se trata de una solución efectiva y segura para el ser humano, certificada por organismos europeos como TÜV PROFiCERT y BIO SAFE. Adicionalmente, es de larga duración y se puede operar prácticamente en cualquier ambiente de trabajo y de hogares.
——-

Daniela García
Estudió Dirección y Administración de Empresas Escénicas en la Universidad de Kent. Fue directora administrativa en Construcciones e Instalaciones MAC de (2011-2020), así como asesora en implementación de procesos administrativos.

 

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top