Destacada Refrigeración

Los 4 fantásticos de la refrigeración industrial

Agua, energía, tecnología adiabática y refrigerantes naturales, la apuesta por un mercado de frío industrial más sustentable

Fotografía superior. Sistema de refrigeración adiabático, instalado en Frigoríficos Arcosa en el oriente de la Ciudad de México.
Danahé San Juan / Fotos: cortesía de Güntner

El estudio Global industrial refrigeration market. Oportunities and forecast, 2019-2026, publicado por Allied Market Research, señala que “el mercado mundial de refrigeración industrial representó $19,666 mdd en 2018 y se espera que alcance los $29,133 mdd para 2026”. El informe también destaca que la demanda de sistemas que funcionan con amoniaco es también una tendencia, ya que este refrigerante no libera sustancias que agotan la capa de ozono (SAO), lo que va en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que buscan reducir el calentamiento global y lograr que la capa de ozono se recupere de los daños ocasionados por el uso de los clorofluorocarbonos (CFC) e hidrofluoroclorocarbonos (HCFC).

Considerando el crecimiento que la refrigeración industrial tendrá en el futuro, así como el impacto en el medioambiente y en la calidad de vida de las personas, Omar Juárez, gerente de ventas de Latinoamérica para las Divisiones de Refrigeración Industrial y Process Cooling para Güntner de México, conversó con Mundo HVAC&R acerca de la importancia de seguir la tendencia en cuanto al consumo eficiente de energía y agua, dos recursos básicos para la buena operación de los sistemas de refrigeración industrial y el uso de refrigerantes naturales.

Omar Juárez, gerente de ventas de Latinoamérica para las Divisiones de Refrigeración Industrial y Process Cooling para Güntner de México

Mundo HVAC&R (MH): ¿Cuáles son las tendencias de la refrigeración industrial en México?

Omar Juárez (OJ): La refrigeración industrial está cambiando, se está transformando, hay una clara tendencia hacia el uso eficiente de los recursos energéticos e hídricos. Ingenieros, contratistas y usuarios finales cada vez estamos más informados y mejor preparados para llevar a cabo tareas de diseño de plantas nuevas o de mejoras en las plantas existentes. La difusión de conocimiento está logrando instalaciones cada vez más seguras y sistemas de refrigeración más eficientes y capaces de generar datos e incluso de tomar decisiones. Se está haciendo conciencia de la sustentabilidad y cada vez más estamos utilizando refrigerantes naturales para no impactar la capa de ozono ni contribuir al calentamiento global. Ahora tenemos que interactuar más con las autoridades federales para tener marcos regulatorios y de seguridad que permitan la continuidad de las soluciones naturales y la disminución, dentro de lo posible, del uso de productos sintéticos con potencial de daño al medioambiente.

MH: ¿Qué tecnología ofrecen para incrementar la seguridad y productividad en el sector?

OJ: Contamos con tecnología de vanguardia en todas las etapas de nuestro proceso de manufactura de intercambiadores de calor para operar de manera segura. El diseño de nuestros equipos parte de la selección de materiales, lo cual nos permite integrar una estructura lo suficientemente rígida para soportar el peso del intercambiador y las vibraciones y, a la vez, lo más ligera posible para ayudar optimizar el diseño estructural. A partir de esta necesidad, seleccionamos el material adecuado para sacar el máximo rendimiento térmico. Además, nuestros sistemas cuentan con controles de velocidad, presión y temperatura diseñados para un manejo óptimo de la energía eléctrica. Con esto se logra contribuir a la productividad de las plantas, ya que entregamos temperaturas de diseño con el mínimo de energía posible.

MH: ¿Cómo fomentan la eficiencia energética y la sustentabilidad en el segmento industrial?

OJ: La sustentabilidad y eficiencia en el manejo de la energía eléctrica son parte de nuestra forma de trabajo. En cada proyecto en el que nos permiten participar se analiza el refrigerante dependiendo la aplicación de frío a suministrar, pudiendo utilizar amoniaco anhídro, CO2 en rango subcrítico o transcrítico, o bien, sistemas “tipo paquete” de baja carga de refrigerante. Incluimos tecnología adiabática para la condensación del refrigerante. Esto nos permite llevar la presión de condensación a un rango aceptable para disminuir el consumo energético de los compresores. Al mismo tiempo, reducimos el consumo de agua, en comparación con un condensador de tipo evaporativo, mediante la humidificación del aire. Al eliminar el contacto del agua, el intercambiador se mantiene seco todo el tiempo, lo que permite alargar la vida operativa de los equipos. La tecnología de controles permite al equipo optimizar el uso de energía eléctrica y agua, pues únicamente se consume el recurso necesario para lograr la condensación deseada mediante el uso de motores de velocidad variable y controles inteligentes para humidificación de precisión.

MH: ¿Cuál es el estado de la empresa en materia de innovación tecnológica?

OJ: Somos vanguardistas en innovación tecnológica. Por eso contamos con un programa continuo de desarrollo y lanzamiento de nuevos productos para crecer en diferentes segmentos de negocio. Tenemos bien claro que siempre será mejor ser innovadores en tecnología que ser seguidores. Haciendo un poco de historia, cuando Güntner se instaló en América, fuimos los primeros en utilizar tubería de acero inoxidable en evaporadores, mientras que la competencia usaba acero galvanizado. En ese momento parecía que hacíamos algo fuera de la realidad, pero años después todos los fabricantes comenzaron a construir de la misma forma. Hemos sido pioneros en enfriadores de proceso tipo híbrido, en enfriamiento en seco y con tecnología adiabática. También hemos sido pioneros en la utilización de unidades condensadoras con velocidad variable para aplicaciones industriales ligeras. En resumen, sabemos que ser vanguardistas cuesta trabajo y recursos, pero seguiremos buscando ser referencia para los demás. Es motivante buscar retos continuos y que los competidores aspiren a ser como nosotros.

MH: Mencione de manera breve un caso de éxito reciente donde alguna de estas innovaciones, estrategias y/o productos se vean reflejadas.

OJ: Frigoríficos Arcosa, en el oriente de la Ciudad de México. La administración y desarrollo de proyectos de esta compañía tuvo la necesidad de incrementar la capacidad de condensación en la planta y de remplazar dos condensadores de tipo evaporativo que daban servicio a un grupo de compresores aplicados en baja y media temperatura, utilizando amoniaco anhidro como refrigerante. La premisa de diseño era minimizar el consumo de agua por la escasez y el alto costo que representa el metro cúbico de agua en la zona. Necesitábamos hacer un manejo eficiente de la presión de condensación para optimizar el consumo energético en los compresores y tratar, en la medida de lo posible, de mantener un nivel de ruido aceptable para el entorno urbano. La tecnología seleccionada para cubrir este requerimiento fue la de condensadores adiabáticos, que por medio de su control inteligente son capaces de mantener un set point de presión de condensación utilizando únicamente aire cuando el clima lo permite; cuando no es el caso el equipo se vale de la irrigación de unos pads de celulosa hidrofílica que se encargan de humidificar o saturar el aire que pasa a través de ellos para disminuir la temperatura del mismo a la entrada del intercambiador de calor. Con este principio, Frigorífico Arcosa fue capaz de ahorrar entre 70 y 80 por ciento en cuanto a consumo anual de agua, teniendo un payback simple menor a dos años.

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top