Destacada Noticias

Serpentines a la medida de tus necesidades

Los serpentines requieren especificaciones de diseño muy precisas y acordes al tipo de aplicaciones HVACR donde se vayan a utilizar. Acércate a los expertos de BOHN para recibir la mejor acesoría

Fotografía superior. Los serpentines son intercambiadores de calor que deben diseñarse de acuerdo con la aplicación HVACR y el uso que se le piense dar.

Serpentines. Los hay de diferentes tamaños y materiales para diversas aplicaciones: refrigeración, congelación y aire acondicionado, procesos industriales, laboratorios farmacéuticos, centros de cómputo, enfriamiento de agua, vitrinas refrigeradas, túneles de viento, transporte refrigerado, calefacción, entre otras.

Pero ¿qué es un serpentín? Margarita Ayala, National Sales Manager for North America para FB Coils BOHN, explica que se trata de un intercambiador de calor que se utiliza en cualquier tipo de aplicación donde se requiera un cambio de temperatura entre dos fluidos, que pueden ser agua, aire o un refrigerante. Estos fluidos circulan por el interior de los tubos del serpentín y enfrían o calientan, según sea el caso, el aire que pasa por las aletas.

Si estás buscando construir o sustituir el serpentín de alguna de tus aplicaciones, lo primero que debes saber es qué tipo de serpentín necesitas. De acuerdo con Juan Carlos García, gerente de Ventas Heat Transfer en BOHN, existen los serpentines para agua (caliente o fría), aceite, gas o fluidos especiales, que resuelven las necesidades de enfriamiento en aplicaciones de AA y procesos industriales. Los serpentines evaporadores absorben el calor del ambiente y lo convierten en vapor; se desempeñan en un amplio rango de temperaturas para AA, refrigeración y congelación. Los serpentines condensadores están diseñados para trabajar necesidades específicas de AA, refrigeración o congelación, aun en condiciones adversas. Los serpentines para vapor pueden trabajar a diferentes presiones en sistemas donde se requiere vapor.

Hay otros datos fundamentales que debes proporcionar como la capacidad esperada, la humedad relativa requerida, el flujo de aire, la altitud sobre el nivel del mar de la instalación, la temperatura del refrigerante líquido y de evaporación, el tipo de refrigerante empleado, aletas por pulgada, cantidad de hileras, material, cantidad de circuitos, alto y largo de las aletas, por mencionar algunos.

El serpentín es un componente que debe diseñarse atendiendo al uso que se le piense dar. Acércate a los expertos de BOHN para recibir la mejor asesoría. Además, en caso de que no cuentes con todas las características del serpentín que precisas, esta compañía puede realizar un cálculo para sugerir el tipo de serpentín adecuado a la necesidad.

Danahé San Juan, con información de BOHN

Para mayor información y cotizaciones:

http://bohn.com.mx/serpentines.html

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top