Negocios Tendencias

Niebla sanitizante, la némesis de la covid-19

¿Una niebla que acabe con el coronavirus y otros patógenos? Sigue leyendo y descubrirás de qué se trata y en dónde la puedes utilizar

Redacción, con información e imágenes de Sanifog

El enemigo número uno de la humanidad en este momento es el coronavirus causante de la covid-19. De momento, se han ideado varias maneras para combatirlo y hacer que los espacios públicos y privados sean más seguros. Una de ellas es la niebla sanitizante, Sanifog, que elimina los patógenos más resistentes vistos en centros hospitalarios, incluido el SARS-CoV-2. Esta fórmula se puede utilizar continuamente en lugares públicos, ya que no representa ningún riesgo para la salud humana, de mascotas o plantas. Esto es posible gracias a la ingeniería de las máquinas generadoras de la niebla santizante: la caldera está patentada para soportar las altas presiones generadas al momento de evaporar el compuesto de una manera eficiente y con gastos bajos de energía (lo equivalente a un bombillo). También se puede emplear para sanitizar sistemas de ventilación y aires acondicionados.

Su funcionamiento consiste en un disparo eficaz y uniforme de una niebla con un diámetro menor a 10 micras, sin generar humedad en el espacio, ya que las gotas que realizan la acción desinfectante caen intactas en las superficies.

Su desarrollo fue resultado de la colaboración de varios empresarios que intercambiaron ideas y opiniones de cómo hacer procesos de desinfección más eficientes para ayudar a combatir la propagación del coronavirus.

Una fórmula de origen italiano
Esta solución tiene su antecedente en Italia, donde la empresa UR FOG® cuenta con un desarrollo en máquinas generadoras de una niebla seca y densa utilizada como un dispositivo de seguridad que se activa cuando en el lugar donde se encuentra instalada se perpetra un robo, se fuerza un seguro o se activa un sistema de alarma. Tras detectar cualquiera de estas situaciones, la máquina genera una niebla que cubre hasta 3 mil m2. Su densidad hace imposible ver lo que se encuentra dentro del espacio lo que genera una sensación de angustia y desesperación que obliga a los asaltantes a desistir de sus acciones.

Luego de considerar la viabilidad de utilizar esta tecnología para sanitizar espacios, se tomó la decisión de hacer un rediseño del producto para seguridad de la salud de las personas. Es así como nace la niebla sanitizante, después de meses de formulación y pruebas de monitoreo biológico en laboratorios que verificaron la seguridad y eficiencia de las fórmulas. En México, esta solución cuenta con una certificación por la Cofepris por medio del laboratorio CCAYAC. También se encuentra inscrita en un protocolo de investigación en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para avalar los resultados publicados por la universidad italiana.

El terror de los patógenos
La tecnología de Sanifog no se encuentra únicamente en la máquina, sino también en la fórmula. La búsqueda y el desarrollo para encontrar un elemento desinfectante que sea eficaz, aun vaporizado a 400 grados, fueron arduos. La fórmula crea una película invisible, pero activa para la eliminación de patógenos comunes o resistentes, hasta por 10 días, sin daños a las superficies. Los elementos que la conforman son variados: contiene sales de amonio cuaternario de cuarta y quinta generación como elemento desinfectante y un conjunto de otros elementos que sirven como vehículo para formar la niebla (agua, dipropilen glicol, alcohol isopropílico, alcohol etílico, cloruro de bencil, c12-18-alquildimetil amonio, esencia de naranja). Éstos se dispersan de manera uniforme llegando a todas las superficies, incluso a los ángulos difíciles de alcanzar o sistemas de ventilación, recirculación de aire o extractores. La fórmula está preparada para funcionar en presencia de materia orgánica, como polvo o restos de comida, y estas ventajas van de la mano con la seguridad, por lo que puede utilizarse en la industria alimentaria.

Esta solución está respaldada por el conocimiento en temas de desinfección y máquinas de niebla, al tiempo que garantiza baja toxicidad y el uso en diferentes aplicaciones, desde bancos e instituciones financieras, centros comerciales, supermercados restaurantes, hoteles, escuelas y universidades, cines, naves industriales, viviendas oficinas y edificios hospitalarios. En tiempos de incertidumbre como el que nos aqueja por la pandemia de la covid-19, las soluciones efectivas como las máquinas de niebla seca y fórmulas del más alto estándar son una necesidad de primera mano, ya que entrega alta calidad y profesionalismo al garantizar la eliminación del virus.

Características de la máquina generadora de niebla sanitizante
Simple
Cuenta con la cantidad de botones e instrucciones necesarias para que el operador pueda realizar un buen trabajo de forma cómoda y eficaz.

Ergonómica
Diseñada para cubrir desde pequeños espacios de 1,500 m2 (SF1500), medianos de 3,000 m2 (SF3000) y grandes de hasta 8,000 m2 (SF4000).

Versátil y ahorradora
Todas las máquinas cuentan con un temporizador que programa la tarjeta lógica para dar la orden de cuánto tiempo durará un disparo. Esto ayuda a que en espacios más pequeños de lo usual no se desperdicie fórmula desinfectante, puesto que se realiza un ajuste en el tiempo.

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top