Cadena de frío Noticias

20 ultracongeladores UNAM se suman a la cadena de frío contra la covid-19

      • La UNAM pone 20 ultracongeladores a disposición del Gobierno Federal y de la Ciudad de México.
      • Estos equipos podrían almacenar entre 3 y 4 millones de dosis de las vacunas Pfizer.
      • Se espera que las autoridades confirmen el uso de los ultracongeladores para iniciar el plan de acción.

La cadena de frío para preservar la vacuna contra la covid-19 tiene una nueva aliada, pues 20 ultracongeladores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se suman a la lucha contra la covid-19. Estos equipos podrán almacenar entre 3 y 4 millones de dosis de la vacuna Pfizer.

El anuncio lo hizo Enrique Graue Wiechers, rector de la Máxima Casa de Estudios, durante una reunión en la que también estuvieron presentes Luciano Concheiro Bórquez, subsecretario de Educación Superior de la SEP, Rosaura Ruiz Gutiérrez, secretaria de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México, y William Lee Alardín, coordinador de la Investigación Científica de esta universidad.

Durante la reunión también se mencionó que estos equipos tienen una capacidad en conjunto de aproximadamente 10 mil 500 litros, pesan casi 300 kilogramos y tienen cerca de 36 pies cúbicos. Sus condiciones de operación exigen un entorno con temperatura estable, para lo cual se requiere un sistema de aire acondicionado y suministro de electricidad garantizados. Plantas de luz de emergencia y a diésel respaldan la operación de los equipos por si llegara a ocurrir un apagón y con el fin de prevenir el daño a las vacunas.

Las autoridades de la Máxima Casa de Estudios informaron que por el momento los equipos se encuentran en diferentes centros educativos y de investigación, como los institutos de Química, Investigaciones Biomédicas, Neurobiología y Biotecnología, las escuelas nacionales de Estudios Superiores, y las Facultades de Química, Medicina y Medicina Veterinaria y Zootecnia. En caso de que requieran ser movilizados y concentrados en el lugar a donde lleguen las vacunas, se tendría que llevar a cabo un proceso que duraría varios días, “ya que por las temperaturas que manejan, esa operación no sólo consiste en desenchufarlos y volverlos a conectar”, se lee en la Gaceta UNAM.

Haciendo uso de su conocimiento, infraestructura y espíritu propios de los universitarios y poniendo en alto su lema, “Por mi raza hablará el espíritu”, la UNAM reitera su compromiso con México al aportar los ultracongeladores. Sólo queda esperar a que las autoridades informen si requerirán los equipos para elegir el lugar donde se instalarán y pasar a la etapa de planeación. De esta forma se estará garantizando la termoestabilidad de las vacunas.

Fuente: Gaceta UNAM

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top