Comunidad HVAC&R Refrigeración

Despertando a la digitalización: oportunidades para la cadena de frío

La pandemia de la covid-19 aceleró un conjunto de cambios sin precedentes en el mundo. Ante ello, ¿cómo deberá adaptarse y dar respuesta la industria del frío? Consultamos la opinión de cinco líderes del sector, quienes coinciden en que los negocios deberán realizarse de la mano de la revolución digital y el e-commerce con más ahínco. Este último fenómeno es ya una necesidad que los usuarios demandan como una medida para incrementar la eficiencia y proteger la salud

Danahé San Juan / Fotografías: Mundo HVAC&R / Illustración: Alejandro Rios

Las operaciones actuales de la cadena de frío han sorteado múltiples desafíos desde que comenzó la pandemia por la covid-19. En este escenario, la industria de la refrigeración no se detiene en la búsqueda de soluciones que cumplan con las necesidades de control de temperatura para un sinfín de sectores productivos que requieren de los sistemas de enfriamiento para operar.

A pesar de los inconvenientes que se puedan presentar y la exigencia de avanzar en los temas de interés mundial, como la regulación de refrigerantes, el cuidado ambiental y la innovación tecnológica, la industria HVACR y la cadena de frío persisten en su esfuerzo de brindar calidad, eficiencia energética y seguridad a los usuarios finales por medio de sistemas de vanguardia. Tan sólo en el segmento de la climatización, los fabricantes líderes del mercado presentaron en los últimos meses nuevos equipos destinados a purificar el aire personal, purificadores portátiles, aparatos para sanitizar espacios en clínicas, hospitales, escuelas y edificios, nieblas que higienizan y protegen los ambientes de diversos patógenos, entre otros.

En la cadena de frío, la cual abarca cada aspecto de la vida humana, es imprescindible establecer medidas que garanticen el acceso a productos seguros y de calidad. Por ello, Mundo HVAC&R consultó a Armando Schiavon, vicepresidente de Bohn; Xavier Casas, director General de Danfoss México; Carlos Obella, vicepresidente de Servicios de Ingeniería y Gerenciamiento de Producto para Emerson Commercial and Residential Solutions; Omar Moreno, gerente de ventas de Latinoamérica para Güntner, y Aníbal Gutiérrez Romero, director General de Retail para Latinoamérica en Hillphoenix, quienes compartieron su perspectiva del negocio y los retos que habrán de encararse en tres temas fundamentales: el estado del arte de la industria mexicana en comparación con el resto del mundo, las lecciones que ha dejado la pandemia y el nuevo plan de negocios a seguir.

Armando Schiavon
Vicepresidente de BOHN de México

Como industria debemos pensar en cómo apoyarnos mutuamente para beneficio de México y de la humanidad. Si como empresarios nos aliamos, podremos producir tecnología que cuide del usuario y del cliente en circunstancias como las que vivimos con la pandemia”: Armando Schiavon

La industria mexicana en el mundo
“A nivel mundial existe tecnología de gran nivel. El detalle en México es que las autoridades no exigen como lo hacen en otros países. Por ejemplo, reducir el uso de refrigerantes más tradicionales para transitar a otros más verdes. Un caso es lo que ocurre en Nueva Zelanda, donde permiten una carga de 40 o 100 kilogramos cuando tradicionalmente se cargan 6 o 7 toneladas de gas. Mientras nuestras autoridades no colaboren para la búsqueda de soluciones sustentables, los fabricantes estaremos frenados para actuar. Por ello, es necesario construir alianzas y buscar tecnologías alternativas, para que, al llegar con los usuarios, quienes normalmente buscan que lo moderno sea más barato y eficiente, entiendan la importancia de invertir para obtener los beneficios de las nuevas tecnologías. Como fabricantes hay que hacerles ver que tienen la responsabilidad. Reitero, mientras nuestras autoridades no colaboren para buscar soluciones más verdes y exigir como se hace en Europa con el uso de refrigerantes más amigables con el medioambiente, los fabricantes estaremos frenados”.

Lección de la pandemia
“En Bohn sabemos que debemos ser más rápidos para adaptarnos a los cambios. No es la primera pandemia que se presenta. Tuvimos una en 2009 que no fue tan grave, pero también afectó a los negocios. La de ahora ha sido más dura, por lo que debemos ir hacia lo que el mercado pide, como acercarse a las soluciones de e-commerce u ofrecer capacitación en línea. Con esta pandemia las empresas hemos ganado miles de horas de capacitación, en comparación con la presencial que se limitaba a 25 personas, por ejemplo. Todas las compañías hemos invertido tiempo y recursos en capacitación para preparar mejores técnicos porque ellos son quienes están en las calles. También hemos aprendido a ser disciplinados y cumplir horarios iguales a los que tenemos en oficina. Nos ha costado trabajo, pero administrar el tiempo ha sido otra de las lecciones que nos ha dejado la pandemia”.

¿Cuál será el siguiente paso para la industria HVACR?
“Debemos adaptarnos a la nueva normalidad y ofrecer productos que no sólo sean sustentables, sino también capaces de aniquilar al virus. Todos los fabricantes deberemos ofrecer productos eficientes en cuestión de ahorro tecnológico y cuidado del medioambiental. Como industria debemos pensar en cómo apoyarnos mutuamente para beneficio de México y de la humanidad. Si como empresarios nos aliamos, podremos producir tecnología que cuide del usuario y del cliente en circunstancias como las que vivimos con la pandemia”.

Xavier Casas
Director general de Danfoss México

Debemos pensar cómo vivir con el coronavirus y qué hacer para cuidar la cadena de frío, pero también cuál será nuestro aporte al sector de la refrigeración y aire acondicionado para cumplir con las necesidades de los clientes. Ése es el enfoque que debemos plantearnos”: Xavier Casas

La industria mexicana en el mundo
“Es muy complicado compararnos con otros países o regiones. Debemos compararnos con nuestras leyes y regulaciones. En ese sentido nuestra infraestructura en México es buena de acuerdo con lo que se nos pide. Muchos de los jugadores de la industria pertenecemos a firmas globales, las cuales cumplen con los requerimientos internacionales para el desarrollo de productos. Hay muchos clientes que están más adelantados a lo que se nos pide. Existe una conciencia de que debemos mejorar y caminar hacia estándares globales de alta calidad, por lo que a pesar de que vamos por buen camino, debemos acelerar el paso, sobre todo por los cambios que la pandemia ha suscitado”.

Lección de la pandemia
“La palabra ágil ha sido crítica para estos tiempos. Hemos tenido que repensar en qué tan ágiles son los negocios. Estamos pasando una crisis, pero quienes se prepararon para ser ágiles han salido avante más rápido. Los que no estaban listos, deben mejorar y prepararse para superar la crisis. Como empresarios debemos pensar en qué necesito, cómo mejoro mi infraestructura y cómo puedo ser más dinámico. La pandemia de la covid-19 nos sacudió en un momento inesperado, pero esto podría repetirse en el futuro y debemos estar preparados y mejorar en términos de negocio”.

¿Cuál será el siguiente paso para la industria HVACR?
“Hay que estar atentos para saber hacia dónde movernos con nuestros productos, qué les vamos a modificar para estar a la par de los cambios que han ocurrido con la pandemia y para que se adapten a la nueva normalidad por medio de nuestros recursos de ingeniería. Hay que ser ágiles en diseño, servicio, economía, etcétera, mientras sale la vacuna. Debemos pensar cómo vivir con el coronavirus y qué hacer para cuidar la cadena de frío, pero también cuál será nuestro aporte al sector de la refrigeración y el aire acondicionado para cumplir con las necesidades de los clientes. Ése es el enfoque que debemos plantearnos”.

Carlos C. Obella
Vicepresidente de Servicios de Ingeniería y Gerenciamiento de Producto para Emerson Commercial and Residential Solutions

Hay que darle un nuevo significado al IoT para utilizar los datos y transformarlos en información útil para los operadores. El siguiente paso es entender el impacto que ha tenido en México y en el mundo, acomodar las tecnologías que ya tenemos y desarrollar soluciones nuevas y más adecuadas para lo que se va a solicitar”: Carlos C. Obella

La industria mexicana en el mundo
“Como industria debemos tener un propósito más allá de lo económico o del aspecto del negocio en sí mismo. Cuando el mensaje está dirigido a despertar la conciencia de lo que significa el impacto económico, social, de la salud, etcétera, de la conservación de la cadena de frío, se obtienen resultados diferentes. Esto genera una cierta identificación con los clientes que tienen el mismo propósito. Cuando eso ocurre, hay una mayor apertura para escuchar soluciones, para proteger la cadena de frío. Es importante entender un servicio esencial y lo que es una infraestructura crítica para enfrentar una pandemia, ya que esto abre la conciencia de los clientes a pensar en cómo actuar”.

Lección de la pandemia
“El cambio ya aconteció. Es increíble lo que estamos haciendo. Ahora tenemos más acceso a los contratistas y clientes, pasamos más tiempo con ellos no sólo con presentaciones, sino con conversaciones e interacción. Esto es algo que se veía lejano de acontecer e incluso ni siquiera se veía venir. Ahora, con la pandemia, el nivel de interacción es distinta. Las redes sociales y diversas herramientas digitales también han sido de gran ayuda para mejorar la comunicación”.

¿Cuál será el siguiente paso para la industria HVACR?
“La pandemia ha acelerado el acceso de nuestros clientes y usuarios finales a las nuevas tecnologías. A partir de esta nueva normalidad, lo que solemos llamar sofisticación tecnológica ya no lo será tanto. Poder tener acceso dentro de la cadena de frío a datos que nos permitan tener una trazabilidad de lo que está aconteciendo con los alimentos de principio a fin, ya no será una alta sofisticación. Hay que darle un nuevo significado al IoT para utilizar los datos y transformarlos en información útil para los operadores. El siguiente paso es entender el impacto que ha tenido en México y en el mundo, acomodar las tecnologías que ya tenemos y desarrollar soluciones nuevas y más adecuadas para lo que se va a solicitar. La gente ha ganado una nueva conciencia y ése es un aspecto positivo más allá de la pandemia”.

Omar Moreno
Gerente de Ventas de Latinoamérica en Güntner México

Debemos proyectar a mediano y largo plazo los recursos económicos, pensar en el entorno sociopolítico en el que vivimos y considerar el fomento a la ganadería y la agricultura, así como estímulos fiscales y económicos porque la decisión de implementar una nueva tecnología, aunque esté disponible, toma tiempo”: Omar Moreno

La industria mexicana en el mundo
“México tiene una gran capacidad de técnica y desarrollo de piso refrigerado y congelado, además de muchas tecnologías aplicables. Una de las grandes diferencias que existen con respecto a otras latitudes son las condiciones climatológicas. En función de esto se diseñan los proyectos según se instalen en el norte, centro o sur. Hace años había poca tecnología, o bien, ésta no era aplicable a nuestras regiones. Ahora, con base en el desarrollo tecnológico, hay equipos de alta eficiencia que incluso compiten o superan a otras regiones donde no tienen las condiciones climatológicas que los obligan a instalar equipos para cubrir necesidades específicas. Si bien en México la cadena de frío tiene una baja capacidad para seguir formulando o implementando nuevas tecnologías en comparación con otros países, tenemos mucho que ofrecer como la exportación de una gran cantidad de intercambiadores y otros componentes hacia otras naciones”.

Lección de la pandemia
“La sociedad ha tenido un gran desarrollo, primero con el distanciamiento social que ha cambiado nuestra interacción en el trabajo y el día a día. La interacción social se ha transformado y es una nueva mentalidad. Aplicando esto a los negocios actuales de la cadena de frío, el cambio hacia lo digital se puede acelerar de manera positiva. Como empresas debemos aprovechar los recursos en todos los canales de la cadena de frío, desde cómo se entregan los camiones, se cuidan las temperaturas, etcétera. Es algo que tomará tiempo, pero debemos ser pacientes y aventurarnos a un nuevo modelo de negocio, pues la transformación ocurrirá en función de los recursos que cada usuario tenga. Debemos proyectar a mediano y largo plazo los recursos económicos, pensar en el entorno sociopolítico en el que vivimos y considerar el fomento a la ganadería y la agricultura, así como estímulos fiscales y económicos porque la decisión de implementar una nueva tecnología, aunque esté disponible, toma tiempo. Esta pandemia nos ha ayudado a comunicar mejor y a actuar de una manera intrépida y eso es algo que no debemos detener”.

¿Cuál será el siguiente paso para la industria?
“Al ser una industria esencial, tenemos la responsabilidad moral y social de colaborar y aportar en la medida de nuestras posibilidades, coordinar y optimizar cada eslabón de la cadena de frío. Tenemos que eficientar y rentabilizar al gremio desde un punto de vista económico y sobre eso somos una industria que tiene la oportunidad de operar con una gran responsabilidad”.

Aníbal Gutiérrez
Director General de Retail para Latinoamérica en Hillphoenix

En México se espera que el comercio electrónico crezca un 60 % al cierre del 2020. Por ello, la cadena de frío debe ser más flexible y sustentable, veloz al dar respuesta y adaptable a las circunstancias, así como desarrollar nuevos métodos de entrega”: Aníbal Gutiérrez

La industria mexicana en el mundo
“Hay cuatro factores esenciales que distinguen a México: normatividad, tecnologías nuevas y obsoletas, solicitud de los usuarios de tecnologías verdes, conciencia. Estamos en el camino hacia lo correcto, es mucho trabajo, pero lo vamos a lograr buscando las alianzas para colaborar. Un aspecto muy importante que ha surgido a partir de la pandemia es el aumento de compras por internet. En México se espera que el comercio electrónico crezca hasta un 60 por ciento al cierre del 2020. La cadena de frío debe ser más flexible (convertirse de media a baja de temperatura, de perecederos a misceláneos, etcétera) y sustentable, veloz al dar respuesta y adaptable a las circunstancias, así como desarrollar nuevos métodos de entrega (hand over, home delivery y pickup points). Todo esto para mejorar la experiencia de compra, que satisfaga al cliente. Quién logre entender cómo acercarse eficientemente al usuario final, será quien marque la tendencia. El resto es ser lo suficientemente disruptivo, innovador y eficiente”.

Lección de la pandemia
“Debemos entender cómo mejorar la experiencia del cliente y entender lo que busca y valora. Así es como la cadena de frío y la industria HVACR aportarán superar la nueva normalidad. La interacción uno a uno no se va a sustituir, pero la comunicación digital va a permanecer y será una tendencia en la manera de hacer negocios”.

¿Cuál será el siguiente paso para la industria?
“Aunque suene demasiado idealista, debemos contribuir a construir un mundo mejor y más sustentable. Debemos pensar también en cómo mejorar la experiencia de los consumidores más allá de la innovación tecnológica. Hay que entender lo que el cliente busca y valora. Así, podremos mejorar nuestra participación en la cadena de frío”.

El auge del comercio electrónico está modificando la dinámica del consumo de productos, pero también de la logística y cadenas de suministro

Interacción digital y comercio electrónico en la época de la covid-19
Como bien señalan los expertos, la pandemia de coronavirus ya generó cambios importantes en la manera de hacer negocios, interactuar con la gente y atender a los clientes. Una de las transformaciones tecnológicas más importantes es el comercio electrónico, no sólo para adquirir los alimentos en el día a día, sino también para proporcionar los sistemas de refrigeración que garanticen la continuidad de la cadena de frío.

PayU, empresa dedicada a facilitar los pagos en línea, asegura que los hábitos de los consumidores mexicanos se modificaron a tal grado a raíz de la crisis sanitaria que el número de compradores en línea aumentó considerablemente. De registrar un promedio de 5.1 millones de compradores mensuales, para julio de 2020 se contabilizaron más de 8.9 millones. La compañía, además, señala que las transacciones digitales registraron un crecimiento del 101 por ciento en comparación con al año anterior, de modo que se contabilizaron 25 millones de transacciones y más de 8 millones de nuevos compradores (https://www.milenio.com/negocios/pandemia-impulso-comercio-electronico-mexico-payu).

Los datos anteriores evidencian la importancia y crecimiento de las plataformas digitales para hacer negocios, por lo que empujar su aplicación no puede ser la excepción para la industria del enfriamiento. Asimismo, los recursos electrónicos para el control y monitoreo deben cobrar mayor protagonismo. Para ello, es menester desarrollar las competencias de cada uno de los actores que participan en dichos segmentos para reducir las mermas y garantizar productos de calidad.

La responsabilidad de la industria HVACR radica en sensibilizar a los usuarios acerca de los múltiples beneficios del uso de las tecnologías digitales, a través de sistemas de vanguardia que brinden un retorno más rápido de la inversión y cumplan con los estándares de cuidado ambiental y eficiencia energética. Los fabricantes líderes del sector, además, coinciden en la implementación de soluciones digitales. Esto requerirá de la disposición por parte de los usuarios para transitar hacia ella y de las buenas prácticas de ingenieros, desarrolladores de proyectos, prestadores de servicio técnico y todo aquel involucrado en el óptimo funcionamiento de algunos de los procesos de la cadena de frío.

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top