Negocios Tendencias

Pensar en todo el ciclo de vida, el cambio que necesita la industria HVAC

Darío Ibargüengoitia, experto en edificación sostenible, habla sobre la importancia de establecer alianzas y compartir la responsabilidad entre la cadena productiva, gobierno y usuarios para garantizar el acceso a sistemas HVAC más eficientes

Danahé San Juan / Fotografía: Rubén Darío Betancourt

Lo más importante que los fabricantes deben ofrecer a los usuarios de sistemas de aire acondicionado es la eficiencia energética. Luego, para lograr que ésta se replique en todos los niveles donde se ocupan los equipos HVAC hace falta que la cadena productiva establezca alianzas, afirma Darío Ibargüengoitia, miembro de la Junta Directiva del Consejo Mundial de Edificación Sustentable, en entrevista con Mundo HVAC&R.

No obstante, aclara el especialista, los clientes también tienen la responsabilidad de adquirir sistemas que cumplan con sus demandas a un nivel óptimo para que obtengan el beneficio por el que pagaron. Señala que el Gobierno debe asegurar el cumplimiento de las normativas de fabricación, instalación y mantenimiento, como una forma de trabajar en equipo. Por ello, Ibargüengoitia considera que la unión de la cadena productiva permite establecer un conjunto de estrategias en cada uno de sus niveles para lograr los cometidos, a través de la formación de los estudiantes de ingeniería, para que su vida profesional la desarrollen en este ámbito industrial, la innovación, investigación y compra de equipos de calidad.

El experto agrega que la tecnología ha tenido avances que permiten a los usuarios acceder a productos con precios más competitivos y que funcionan con refrigerantes más amigables con el medioambiente, control inteligente, eficiencia energética, etcétera. Lo que el mundo requiere ahora, comenta, es el trabajo en conjunto de una industria que tan sólo el año pasado alcanzó una cifra de 75 mil millones de pesos anuales en gasto energético, de acuerdo con datos de Iniciativa Climática de México. La Agencia Internacional de Energía (AIE), por su parte, estima que la demanda de aires acondicionados se triplicará a nivel mundial para para 2050.

Mundo HVAC&R (MH): ¿Hacia dónde debe caminar la industria para disminuir su huella de carbono?
Darío Ibargüengoitia (DI): Lo más importante es entender que es todo el ciclo de vida lo que se debe tomar en cuenta en la industria del aire acondicionado. Hoy por hoy, la mayoría de los clientes compran lo barato o lo que les dicen que es lo mejor, pero muchas veces no es una compra adecuada. Cuando la adquisición es en verdad apropiada, todo es más eficiente porque hay un buen ciclo de vida. Por ejemplo, un equipo como un minisplit, si compro una tecnología inverter, le estoy dando eficiencia energética. Con un buen refrigerante le doy más ciclo de vida, que oscila de 10 a 15 años. Si compro una tecnología barata on/off, su vida útil se reduce y el consumo energético se eleva. Esta industria tiene que cambiar a pensar en todo el ciclo de vida, tanto del edificio como del equipo.

MH: ¿Cuál es el papel de los estándares en la correcta operación de los sistemas HVAC para mejorar su eficiencia?
DI: Importante. Ya que tengo el equipo debo saber cómo operar y mantener los sistemas para que conserven su eficiencia. Es muy difícil que alguien nos diga cómo hacer eso. Ahora contamos con una nueva tecnología de refrigerantes por la Enmienda de Kigali, y hay sustancias que son ligeramente flamables o tóxicas. El tema de la normativa de seguridad para manejarlos es fundamental, para evitar accidentes hacia los usuarios, pero también hacia quienes se encargan del servicio técnico. Debemos trabajar en una normativa para que la operación y mantenimiento sean adecuados y sustentables. Todo esto ayudará a que se mantenga esa baja emisión de gases de efecto invernadero equivalentes en el ciclo de vida.

MH: ¿Cómo aborda ASHRAE a las nuevas generaciones para la difusión de los conocimientos HVAC de cara a los desafíos ambientales?
DI: Lo hacemos de forma regular. ASHRAE Capítulo Ciudad de México ha establecido una rama estudiantil, que tiene la base en la UNAM, pero no está cerrado sólo a esta universidad. Hay alumnos de la UAM y otras universidades. Hacia allá es donde queremos ir, a que los estudiantes de Ingeniería entiendan el ciclo de refrigeración del aire acondicionado, del dimensionamiento adecuado y de la operación, mantenimiento y la instalación. Si hoy les preguntamos a los jóvenes quién quiere dedicarse al aire acondicionado en Ingeniería, casi nadie responde, sin saber que es un mercado maravilloso, de muy buen ingreso, con muy buenas plazas de trabajo. Es enorme todo el ciclo de frío. ASHRAE se está acercando a ellos. Además de ofrecer un descuento en las sesiones técnicas del Capítulo, que son cada primer martes de mes, también estamos yendo a las universidades a dar las charlas de forma directa, para llegar a más universitarios.

MH: ¿Cómo se puede aprovechar la unión de la cadena productiva?
DI: Es fundamental. Creo que si partimos del hecho de dónde se fabrica el producto, quién lo diseña, quién compra esos equipos y genera el sistema, y quién los opera y mantiene, podremos garantizar la cadena productiva completa para hacer una reducción en la emisión de gases de efecto invernadero equivalentes. Si nada más vemos una parte, que es lo que pasaba en México, perdemos o hacemos peor las otras etapas. Ahora tiene que ser un punto de vista holístico, desde el principio hasta el final, e involucrar a todos.

MH: ¿Cómo beneficiará a los usuarios finales la unión de la cadena productiva?
DI: Yo creo que los principales ganadores serán los usuarios, porque van a recibir equipos e información, del por qué son más eficientes y qué significa esa eficiencia, sin importar tanto la marca sino la tecnología. Los primeros que verán el beneficio son ellos, porque su consumo energético será menor. Todos en este planeta nos vamos a beneficiar al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto sí es una ganancia para todos. Pareciera que los fabricantes van a ganar menor dinero, pero eso es un mito, porque mientras más eficientes sean sus equipos, más gente los va a comprar. También los fabricantes tienen que subirse a esta cadena de valor de ofrecer algo más eficiente.

Darío Ibargüengoitia
Miembro de la Junta Directiva del Consejo Mundial de Edificación Sustentable

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top