Sectores de la industria

“El papel del sector privado en tiempos de Pandemia: Ideas para el debate”. No hay empresas exitosas en sociedades fracasadas

Redacción, con información del CEAPI

La Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y el Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI) presentaron el informe “El papel del sector privado en tiempos de Pandemia: Ideas para el debate”, en el cual se recalca que “el impacto económico y social causado por la covid-19 en la región será considerable, especialmente en América Latina”, donde las medidas de confinamiento han afectado sustancialmente a las pequeñas y medianas empresas.

La presentación se realizó de manera virtual y contó con la presencia de Valentín Diez Morodo, presidente de COMCE México, Rebeca Grynspan, secretaria general de la SEGIB, Núria Vilanova, presidenta de CEAPI, y Juan Luis Cebrián, presidente de Honor de El País, quien fungió como moderador.

La idea central del documento sostiene que la mutua confianza y el consenso entre todos los actores sociales son las bases para que la reconstrucción de la región iberoamericana ocurra con éxito. En cuanto al costo de la crisis, el informe señala que se deben compartir y no recaer excesivamente en un sector, para lo cual debe haber un diálogo entre los sectores público, privado y la sociedad.

En este contexto, Valentín Diez Morodo hizo un llamado a “buscar la reconstrucción social post-covid, ya que es necesario generar un pacto social público-privado para la recuperación de la economía”. Asimismo, recalcó que se requiere la coordinación de políticas públicas que complementen el esfuerzo y permitan mantener a flote a las pequeñas y medianas empresas que son las más afectadas de esta crisis.

Durante la presentación se enfatizó en la informalidad laboral -se estima que el 54 por ciento de los trabajadores se encuentran bajo la informalidad- y el impacto que esta situación podría tener sobre la crisis, aumentando la pobreza y la desigualdad social. La economía y la sociedad latinoamericana han aplicado, para evitar la propagación de la pandemia, un confinamiento forzoso que ha generado en el primer semestre el cierre de miles de pequeñas y medianas empresas, como consecuencia millones de personas dejaron de percibir ingresos tanto en el sector formal como en el informal. Aunado a esto, existen jóvenes que no tienen acceso a la educación ni a un empleo, por lo que una parte importante de la población caerá en pobreza y en pobreza extrema, todo esto generado inseguridad y delincuencia.

Por su parte, Rebeca Grynspan, exhortó a “lograr una buena intersección entre buena gobernanza y gobierno y esto sólo se hará a través de un puente de diálogo”. Para ello resaltó las “grandes oportunidades de inversión que existen entre España y Latinoamérica, en ambas direcciones. Entramos en una nueva época, en la que se hace necesaria la colaboración público-privada”.

Nuria Villanova precisó que el sector privado jugará un papel clave en la reconstrucción postpandemia, pero para ello hay que pensar en que “antes de invertir, será necesario contar con ideas y proyectos y el mundo empresarial será fundamental. Por ello es necesario reinventar a las empresas para adaptarlas a la nueva realidad y proteger los empleos. Para que la colaboración pública-privada ocurra, será necesario un clima de confianza, aquellos que lo logren tendrán éxito en la recuperación”.

En el marco de la presentación del informe se subrayó la firma de un acuerdo europeo para financiar la reconstrucción. Este fondo de ayuda consistirá en un plan de estímulo de 750.000 millones de euros (casi US$ 858.000 millones), los cuales servirán para financiar la creación de reformas para ayudar a las empresas a recuperarse de la pandemia, implementar nuevas medidas para reformar las economías a largo plazo e invertir para ayudar a protegerse de “crisis futuras”. Este acontecimiento es importante para México, pues España es el primer inversor europeo en América Latina, y el segundo país después de Estados unidos.

Ante una crisis de alcance mundial, los empresarios de la región opinan que Iberoamérica habrá de reinventarse y acelerar su transformación hacia la digitalización y la utilización de nuevas tecnologías, mientras que el capital humano habrá de prepararse profesionalmente.

Entre los empresarios que formaron parte de la realización del informe y que tienen sus sedes de negocios en México se encuentran Gina Diez Barroso, presidenta y CEO Grupo Diarq, Valentín Diez Morodo, presidente COMCE, Álvaro Fernández Garza, director Grupo Alfa, Mónica Flores Barragán, presidente Manpower Group Latinoamérica,  Juan Ignacio Garza Herrera, director General Gupo Xignux, Daniel Servitje Montull, director General y presidente del Consejo Bimbo, y  Blanca Treviño, presidenta y CEO Softtek.

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top