Especial

¿Puede la industria HVACR inactivar al SARS-CoV-2?

La pandemia de coronavirus ha puesto en vilo al mundo entero, pero ¿cuáles son las tecnologías que ofrece el sector para combatirlo?

La pandemia de coronavirus ha puesto en vilo al mundo entero, pero ¿cuáles son las tecnologías que ofrece el sector para combatirlo?

Danahé San Juan

A finales del 2019 la humanidad fue testigo del descubrimiento del SARS-CoV-2, un nuevo coronavirus causante de la enfermedad respiratoria conocida como covid-19. El brote ocurrió en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, en China, en donde se han contabilizado al menos 83 mil 909 personas contagiadas y 4 mil 636 defunciones.

A nivel mundial, el virus se ha detectado en al menos 185 países, ha infectado a más 3 millones de personas y causado el fallecimiento de más de 210 mil. En México, al cierre de esta edición, la Secretaría de Salud ha confirmado alrededor de 14 mil casos positivos y más de 1 mil 350 muertos.

¿Cómo combatir la COVID-19?
Mantener una buena Calidad del Aire Interior (CAI) podría ser una buena estrategia para impedir que el SARS-CoV-2 continúe propagándose y enfermando a la población. En un comunicado de prensa, Oliver Zimmermann, CEO de de Grupo Condair, informó que, si se incorporaran equipos de humidificación en los sistemas de ventilación de los edificios, sobre todo en las temporadas invernales, los casos de contagio de infecciones virales cruzadas disminuirían considerablemente y se salvarían miles de vidas.

Adicionalmente, las luces ultravioleta y los filtros HEPA son otras dos soluciones de enorme utilidad para lograr una CAI adecuada, como vemos a continuación:

Figura 2. Mapa de la propagación mundial del coronavirus actualizado al 27 de abril por la Universidad Johns Hopkins (Baltimore, EUA)

Humedad Relativa (RH)
El principio de funcionamiento de los sistemas de humidificación consiste en añadir agua en el aire con el fin de conservar una humedad relativa confortable para las personas. Si en un edificio se mantiene un rango de entre 40-60 por ciento de humedad relativa (HR), las posibilidades de que una infección viral cruzada se disemine son bajas (ver Figura 2).

En el caso de los coronavirus, Zimmermann señala que se ha demostrado científicamente que éstos se “inactivaban más rápido cuando se expone a una humedad de rango medio (50 por ciento de HR), en comparación al aire seco (20 por ciento de HR) o muy húmedo (80 por ciento de HR)”.

Cabe recordar que la industria de la construcción recomienda establecer un nivel de humedad interior de entre el 40 y el 60 por ciento en promedio, a fin de mantener el confort y el bienestar de los ocupantes.

Rayos Ultravioleta
En entrevista con Mundo HVAC&R, el ingeniero Fernando Bonilla, director en Ingeniería para Ambientes Limpios (INPAL), precisó que la radiación ultravioleta también puede ayudar a eliminar los virus, pues estos tienen poca resistencia a las altas temperaturas. Este tipo de radiación se ha empleado desde hace mucho tiempo para la esterilización de objetos y habitaciones, debido a que impacta directamente sobre su material genético. También es empleada en la industria del aire acondicionado para eliminar la carga biológica dañina que pueda haber en un espacio –la irradiación ultravioleta es capaz de eliminar microorganismos que son aerotransportados–, y en los serpentines de enfriamiento para mantenerlos libres de hongos y otros agentes (Fernando Bonilla, “Uso de Luz Ultravioleta en el Aire Acondicionado”, Mundo HVAC&R, Año XIII Núm. 166, febrero 2019).

A pesar de que todavía no existen estudios concluyentes sobre el poder de los rayos ultravioleta sobre la covid-19, sí hay certeza de que inactivan los virus responsables del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS) y el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS), lo que significa que también podrían ayudar a detener la diseminación del SARS-CoV-2.

Esta técnica de esterilización, destaca el ingeniero Bonilla, se ha utilizado en naciones como China para desinfectar las habitaciones de hospitales temporales que se construyeron para atender a los enfermos, además de que en países como Estados Unidos, Italia, Japón, Tailandia y Corea del Sur, la compra de equipos y/o robots con esta tecnología ha ascendido considerablemente tras el surgimiento de la pandemia.

Figura 3. Estudio publicado por Lisa M. Casanova et al, American Society for Microbiology, en la American Society For Microbiology, 2010

Filtros de aire
Otra de las tecnologías que la industria RAC ha desarrollado para beneficio del ser humano son los filtros HEPA de alta eficiencia, los cuales “retienen las partículas en las que viajan los virus, ya sea micropartículas de polvo o microgotas. Al quedarse atorados en un entorno que se va a secar, su propagación no sucederá, lo que ayuda de gran manera en lugares como hospitales, oficinas, escuelas, hogares, etcétera”, agrega Bonilla.

Tanto los equipos de humidificación, como los filtros de aire y los sistemas de aire acondicionado que cuentan con tecnología de rayos UV, se deben mantener en óptimas condiciones para evitar la propagación del SARS-CoV-2. Los servicios de mantenimiento preventivo deben realizarse con frecuencia y buenas prácticas, pero los lugares, superficies y objetos también deben llevar una limpieza adecuada, ya que las personas infectadas podrían propagar el virus, al no haber sido diagnosticadas correctamente, o bien, aún no presentar los síntomas. Éstos pueden aparecer a partir de los 5.1 días, aunque el 97.5 por ciento de la gente podría desarrollar síntomas dentro de los primeros 11.5 días de la exposición, según el estudio “The Incubation Period of Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) From Publicly Reported Confirmed Cases: Estimation and Application”, realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins y publicado por la revista Annals of Internal Medicine.

Figura 4. Datos retomados del estudio “Aerosol y estabilidad de la superficie del SARS-CoV-2 en comparación con el SARS-CoV-1”, publicado por el New England Journal of Medicine.

Directrices
Darryl K. Boyce, presidente de ASHRAE 2019-2020, informó en un comunicado que la Asociación “respalda la investigación ampliada para comprender completamente cómo se transmite el coronavirus”, por lo que recomendó mantener los edificios saludables como parte de la solución para reducir su propagación. El sitio web de ASHRAE puso a disposición de propietarios de edificios, operadores e ingenieros una lista de recursos de preparación ante la Covid-19 para proteger a los ocupantes:

  • ASHRAE Position Document on Airborne Infectious Diseases (actualizado en febrero de 2020)

Manual ASHRAE (2019)

  • Capítulo 9. Centros de atención médica
  • Capítulo 13. Aeronaves
  • Capítulo 62. Tratamiento ultravioleta del aire y de la superficie

Manual ASHRAE (2017)

  • Capítulo 10. Salud ambiental interior

Manual ASHRAE (2016) 

  • Capítulo 17. Sistemas de lámpara ultravioleta: sistemas y equipos de climatización
  • Capítulo 22. Humidificadores: sistemas y equipos de climatización
  • Capítulo 29. Filtros de aire para contaminantes partículados: sistemas y equipos de climatización

Normas y directrices 

  • Norma 55-2017. Condiciones ambientales térmicas para la ocupación humana (aprobado por ANSI / ASHRAE)
  • Norma 62.1-2019. Ventilación para una calidad de aire interior aceptable (aprobado por ANSI)
  • Norma 62.2-2019. Ventilación y calidad aceptable del aire interior en edificios residenciales (aprobado por ANSI)
  • Norma 170-2017. Ventilación de centros de atención médica (ANSI / ASHRAE / ASHE aprobado)
  • Norma 188-2018. Legionelosis: gestión de riesgos para sistemas de agua de edificios (aprobado por ANSI)
  • Norma ANSI / ASHRAE 52.2-2017. Método de prueba de dispositivos de limpieza de aire de ventilación general para la eficiencia de eliminación por tamaño de partícula
  • Norma ANSI / ASHRAE 161-2018. Calidad del aire en aeronaves comerciales
  • Norma ANSI / ASHRAE 185.2-2014. Método de prueba de lámparas ultravioleta para uso en unidades HVACR o conductos de aire para inactivar microorganismos en superficies irradiadas
  • Directriz ASHRAE 28-2016. Calidad del aire en aeronaves comerciales
  • Directriz 29-2019 para la gestión de riesgos de salud pública y seguridad en edificios

La responsabilidad de la industria HVACR para ayudar a detener la propagación de este coronavirus es enorme, ya que los equipos que produce se encuentran en un gran número de aplicaciones que se relacionan directamente con la vida cotidiana de las personas. Una de ellas es la salud y las investigaciones de laboratorio que podrían ayudar a encontrar una vacuna o medicamento contra el SARS-CoV-2.

Las acciones no deben ser aisladas, así que la cadena productiva del sector debe comprender la importancia de aplicar las buenas prácticas, siguiendo estándares nacionales e internacionales, para que los sistemas cuenten con las mejores condiciones de limpieza. Este acontecimiento también podría sentar un precedente para que la inversión destinada a la investigación encuentre una oportunidad para el desarrollo de tecnología que no sólo ayude a combatir este coronavirus, sino a futuras pandemias y brotes epidémicos. La Covid-19 llegó para quedarse, ¿qué más puede hacer la industria para proteger a la humanidad?

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top