Aire Acondicionado Calidad del aire Carrusel Noticias Sectores de la industria Ventilación

CAI vs. COVID-19: estrategias de climatización para reducir el contagio

  • Darío Ibargüengoitia, miembro de la Junta Directiva del WorldGBC y coordinador de las Normas Mexicanas NMX de Comisionamiento y de la Calidad del Ambiente Interior, compartió algunas ideas para utilizar los sistemas de climatización a favor de la lucha contra el nuevo coronovirus SARS-CoV-2
  • Las recomendaciones van desde el uso de ventilación natural, filtros y lámparas de luz UV, hasta la limpieza de sistemas divididos, multisplit, manejadoras de aire y seguridad personal

Se llevó a cabo el webinar “COVID-19: lo que puede hacer la calidad del aire interior para reducir su impacto”, en el que Darío Ibargüengoitia, miembro de la Junta Directiva del WorldGBC y coordinador de las Normas Mexicanas NMX de Comisionamiento y de la Calidad del Ambiente Interior, compartió algunas estrategias para reducir las posibilidades de contagio a través de una buena Calidad del Ambiente Interior (CAI).

En el webinar, Darío Ibargüengoitia recomendó la ventilación natural y una HR de entre 30 y 60% para reducir la propagación del COVID-19

El especialista definió a la CAI como las “condiciones dentro de un edificio con respecto al confort térmico, calidad del aire, confort visual y confort acústico, así como los efectos de estos en los ocupantes en cuanto a su salud, calidad de vida, reducción de estrés y enfermedades potenciales”, de acuerdo con la NMX-C-17772-1-ONNCCE-2020, que está por salir a consulta pública. Añadió que las directrices de ASHRAE señalan que la CAI está garantizada cuando el 80 por ciento o más de las personas que ocupan un espacio se encuentran satisfechos.

Entre las estrategias para conseguir una buena CAI, Ibargüengoitia recomendó la ventilación natural, principalmente, sobre todo en los hogares donde no se cuenta con ventilación mecánica, pues ayuda a diluir los contaminantes dentro de un espacio, así como mantener una Humedad Relativa (HR) de entre 30 y 60 por ciento.

También comentó que el uso de filtros HEPA se aconseja en lugares aislados como clínicas y hospitales, ya que es en este tipo de espacios donde realmente se aprovecharían sus cualidades para detener a los virus; además, dijo que consumen mucha energía, razón por la que no son convenientes para los hogares. En oficinas y centros comerciales, la ventilación mecánica debe tener también filtración.

Ibargüengoitia mencionó que el uso de rayos UV en sistemas de aire acondicionado (AA) es uno de los métodos más utilizados para sanitizar. Para asegurar su eficiencia, se deben colocar en las unidades manejadoras de aire y dirigirlos hacia los serpentines o ponerlos en los ductos de aire, “aunque si el rayo UV no está bien colocado, perderá eficiencia, ya que en estos dispositivos el aire pasa demasiado rápido”.

En cuanto a los filtros electrostáticos, éstos ionizan las partículas y hacen que las partículas se peguen a unas láminas, por lo que reducen la necesidad de potencia en el motor. Se recomiendan en espacios ventilados naturalmente, donde también aconsejó emplear aperturas operables para controlar el flujo.

En el caso de equipos de aire acondicionado y refrigeración, señaló que la limpieza es fundamental, sobre todo en equipos divididos, cuyos serpentines deben ser limpiados con un desinfectante específico y de manera constante. Las unidades manejadoras de aire también deben ser revisadas con frecuencia y, por ahora, Ibargüengoitia sugirió que los niveles de filtración de MERV 6 u 8 se pasen a un mínimo de 11, para mayor seguridad.

Asimismo, exhortó a los prestadores de servicio a utilizar el equipo de seguridad (guantes, mascarilla y lentes), lavarse las manos al finalizar sus labores, pero también los lentes y protectores que se hayan empleado, mientras que, para la mascarilla, seguir las recomendaciones del fabricante es la indicación.

Finalmente, concluyó precisando que el mejor recurso para salvaguardar la salud de las personas es la limpieza de los equipos, ya sea en el hogar, oficinas, centros comerciales y hospitales. Y comentó que en los espacios provisionales para atender enfermos de COVID-19, se debe tener “un suministro de aire fresco filtrado y una extracción de aire contaminado filtrado antes de expulsarlo al medioambiente, además del minisplit, pues una cosa es acondicionar para dar confort térmico y otra es ventilar para tener calidad de aire. Tienen que estar forzosamente los dos aspectos”.

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top