Negocios Proyectos

Alianza por la educación

No es un secreto que la profesionalización del sector beneficia a la sociedad

Danahé San Juan / Fotografías: Mundo HVAC&R

Promover la educación es una necesidad del mercado para afianzar la profesionalización de la industria HVACR mexicana. Por ello, Darío Ibargüengoitia propone unificar esfuerzos.

“La ruta crítica es seguir trabajando en las normas, pero hacer que el público en general entienda que el sector del aire acondicionado es fundamental en la vida cotidiana de todos. Es muy importante dar a conocer en México el impacto que tiene esta industria”

Mundo HVAC&R (MH): ¿Qué se debe hacer para fortalecer cada uno de los eslabones de la cadena de frío en México?
Darío Ibargüengoitia (DI): Es muy importante que haya una reunión de líderes en una industria tan competitiva como esta; por un lado, tienes diseñadores, contratistas, fabricantes, distribuidores. Y a veces es difícil ponernos de acuerdo; entonces, reunirnos nos brinda la capacidad de unir esfuerzos, criterios, hacer sinergia, por un México con confort y respeto al medioambiente. Es fundamental contar con todos los jugadores de la industria y al Gobierno luchando por un mismo objetivo para poder dar ese giro y, de este modo, hacer que el sector favorezca al país en vez de que sólo gane dinero.

MH: ¿Cuáles son los temas que se deberían abordar con prioridad y prontitud en la industria HVACR?
DI: La normalización es para mí uno de los más importantes. México tiene muy pocas normas tanto Oficiales Mexicanas como Normas Mexicanas relativas al aire acondicionado. No hay competitividad en ese sentido, porque cada quien usa las normas que le convienen o lo que tradicionalmente hace y eso significa que mucha gente vende equipos sólo por vender. El segundo es la educación, si hoy les preguntamos a los jóvenes que empiezan la carrera de ingeniería o afines si saben que el aire acondicionado les puede dar para vivir, no lo saben. Esos son los dos asuntos que están en el mercado y se deben atender: la educación y la normativa.

MH: ¿Qué más se debería hacer para que la sinergia industria-gobierno verdaderamente tenga un impacto y dé más resultados?
DI: La industria privada es la que está haciendo las normas, el Gobierno ha hecho su trabajo elaborando Normas Oficiales Mexicanas, pero mientras no se publiciten y la gente no sepa que existen, no se van a verificar, ni aplicar. La ruta crítica es seguir trabajando en las normas, pero hacer que el público en general entienda que el sector del aire acondicionado es fundamental en la vida cotidiana de todos. Es muy importante dar a conocer en México el impacto que tiene esta industria.

MH: ¿Cómo se deben unir el sector privado y educativo para generar un cambio?
DI: Hay universidades que tienen materias relacionadas con esta industria, pero no hay una que tenga una ingeniería en aire acondicionado. Sí hay especializaciones técnicas en aire acondicionado, pero una carrera no existe. Creo que promover eso es importante. Un ingeniero en aire acondicionado sabría de confort, eficiencia energética, ventilación, etcétera, y esa es la parte que tenemos que impulsar, así como fomentar la certificación. Creo que ahí está el tema, si no hay una carrera de aire acondicionado, de climatización o ventilación, sí debe existir una certificación de técnicos reconocidos por instituciones como el CET [Consejo en Excelencia Técnica]. También debe haber reconocimiento curricular por parte de las instituciones gubernamentales para esos técnicos. Sí se está avanzando, pero más en la parte del técnico que mete las manos en el equipo, nos falta avanzar con el que diseña el equipo y con el que lo vende, hay que abarcar a toda la industria, no sólo una parte.

MH: ¿Cómo hacer llegar el tema de la importancia del sector HVACR al usuario?
DI: Una de las formas que estamos intentando desde las asociaciones es trabajar con los directores de empresas, los directores de finanzas, de recursos humanos y demás para hacerles ver que una mejora en la calidad del ambiente interior y en las vías de climatización y ventilación genera salud y productividad en los empleados. De ahí seguimos hacia las cámaras de empleadores de la industria en general para que, a través de un análisis del estatus de sus empresas en calidad del ambiente interior, de un diagnóstico y una auditoría energética, mejoren sus ingresos o reduzcan sus gastos gracias a la climatización. Debemos lograr que las industrias y corporativos se den cuenta de que tienen un nicho en el mercado donde pueden generar ahorros y mayor productividad.

MH: ¿Cómo se podría exhortar a los líderes a que se reúnan y colaboren para lograr un cambio juntos?
DI: Creo que es muy importante que nos quitemos el afán protagónico, debemos dejar a un lado las caretas de protagonismo y realmente trabajar juntos por el bien de la industria energética, no sólo del sector. Yo invitaría a todos a unirnos y coordinarnos; tanto al Gobierno como a la iniciativa privada y toda la cadena de frío. Creo que es un tema fundamental, cada uno tiene sus intereses, pero debemos ponerlos sobre la mesa y trabajar sobre eso.

Darío Ibargüengoitia
Director del World Green Building Council Board

Comentarios

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top