hh
Edificio sustentable Medioambiente

Un soporte natural para la construcción

En la actualidad, los avances tecnológicos garantizan la eficiencia y el confort en las edificaciones; sin embargo, también hay quienes apuestan por integrarse con el entorno y utilizar las condiciones naturales a su favor para lograr estos objetivos

Fotografía superior: Desarrollo Tres Cumbres en Santa Fe

Ámbar Herrera / Fotografías: Mundo HVAC&R

Residencial Tres Cumbres en Santa Fe (2017) está conformado por tres torres departamentales de 25 niveles que se alzan en medio de más de 42 mil metros cuadrados de bosque propio; es un ejemplo de cómo la integración entre construcción y naturaleza aporta un valor sustentable y económico a los desarrollos.

Este conjunto forma parte del proyecto Cumbres de Santa Fe, que reúne varias obras, como el Edificio Basalto y Encinar. Su propietario es Grupo COPRI, una empresa ciento por ciento mexicana, con más de 25 años de experiencia; cuenta con múltiples líneas de negocio, desde la construcción de viviendas residenciales hasta construcciones comerciales y de infraestructura industrial.

El diseño es creación de KMD México y su firma Taller Global SC, que aportó a la construcción una combinación de alta tecnología y sustentabilidad para generar un espacio que se integre al espacio natural y, a la vez, mantenga actualidad en el tiempo.

Por ahora, las torres A y B ya se encuentran en ocupación, mientras que la torre C está en proceso de construcción; su entrega está programada para septiembre de 2020. Las tres se localizan en los alrededores del área de la Cañada de Santa Fe y, a pesar de encontrarse en medio de la naturaleza, tienen acceso directo a una de las autopistas más modernas de la zona, a tan sólo 10 minutos de avenida de Los Poetas y calzada de Las Águilas, para entrar y salir del lugar con comodidad y fluidez.

Mundo HVAC&R asistió a un recorrido guiado por los departamentos y amenidades de las torres para responder a las interrogantes acerca de su diseño innovador, eficiencia energética y sustentabilidad.

Aire acondicionado para el confort en las amenidades

Cobertura eficiente
Durante el recorrido, Luis Rivero Rodríguez, subdirector de Tres Cumbres, dijo que el desarrollo se maneja bajo la misma dinámica y diseño estructural del resto de las obras de Cumbres de Santa Fe, cuya principal característica es respetar el entorno natural de la Cañada, además de cumplir con ciertas regulaciones de construcción estipuladas como, por ejemplo, un número determinado de metros en áreas libres dentro de los edificios.

Para cumplir con los objetivos de sustentabilidad, la estrategia de los desarrolladores consistió en hacer una mancuerna inteligente con la naturaleza para aprovechar las condiciones naturales del espacio y así prescindir de las herramientas tecnológicas a la hora de resolver cuestiones de eficiencia energética, control de la temperatura o ventilación.

En principio, el diseño de los departamentos no contempla sistemas de aire acondicionado. El subdirector explica que la zona de construcción, por su colindancia con el área natural de la Cañada, mantiene una temperatura fría, por lo que los usuarios no suelen requerir estos aparatos.

Por otra parte, la fachada de los edificios se caracteriza por contar con un revestimiento FunderMax, tecnología europea que consiste en una gama de laminados de alta presión (HPL, High Pressure Laminates) fabricados con fibras naturales, principalmente, obtenidas a partir de madera procesada (papel de estraza). Este material aporta varias ventajas:

Asilamiento que favorece la retención de calor del edificio

  • Protección contra humedad dentro del edificio
  • Protección contra el ruido
  • Durabilidad de los materiales (mantenimiento casi nulo)
  • Estimación exacta de costos

Gracias a estas cualidades, las torres pueden prescindir también de los sistemas de calefacción, lo que genera un importante ahorro energético y, con ello, la reducción de las emisiones de dióxido de carbono.

Las amenidades como los baños de vapor, la ludoteca o el gimnasio sí cuentan con calefacción individual, la cual es controlada por sensores de temperatura. El calentamiento del agua para la alberca, chapoteadero, jacuzzi, etcétera, se hace mediante bombas de calor eléctricas para reducir el consumo de energía. Rivero comenta que no se incluyeron paneles solares porque el reglamento de Cumbres no permite que las fachadas estén expuestas y porque para instalar estos sistemas se necesitarían áreas muy grandes.

Toda la iluminación interior y exterior es led, los pasillos y sótanos poseen sensores de movimiento para encender y apagar las luces. Asimismo, el sistema de elevadores está interconectado para eficientar los viajes: cada torre cuenta con dos elevadores; en total son seis más uno de montacarga.

Los extractores de ventilación en la alberca hacen que el flujo del aire caliente siempre sea el mismo. Esto evita que los cristales se empañen por la evaporación del agua y se mantiene una buena vista a través de ellos

Confort y automatización
Para asegurar una buena temperatura dentro de los departamentos se aprovechó la ubicación geográfica de las torres, pero también se colocaron ventanas de cristal templado de 10 milímetros que, además de aislar el sonido, reducen la pérdida de calor, pues “toda la fachada está orientada al sur, entonces da el sol y eso ayuda a mantener la temperatura del espacio”, señala Rivero.

En cuanto a la ventilación, se incorporaron extractores únicamente en el área de la alberca para evitar que la evaporación empañe la vista a través de los cristales. En tanto, los estacionamientos no tienen sistema de extracción porque son ventilados naturalmente y están construidos por encima del nivel de la calle.

Respecto de la seguridad en el lobby, las amenidades y en cada uno de los accesos, hay un sistema de CCTV para proveer vigilancia las 24 horas del día; éste se conecta a un sistema contra incendios ubicado en las áreas comunes y sótanos. En cuestión sísmica, el desarrollo se encuentra protegido por sus pilas de cimentación, que alcanzan hasta 30 metros de profundidad, así como por la naturaleza del terreno que, al formar parte de la loma de Santa Fe, no presenta un gran impacto en estos casos.

Más sustentabilidad
Las torres tienen un sistema de recolección de aguas pluviales y una planta de tratamiento, de la cual se obtiene el agua para el riego y para los WC de las amenidades. La administración se hace cargo de la separación y reciclaje de los deshechos.

De igual modo, al encontrarse en medio de un área natural, el desarrollo es monitoreado de manera mensual por la firma de consultoría ambiental Sistemas Integrales de Gestión Ambiental, para verificar que el bosque no sufra modificaciones de ningún tipo y permanezca como un área protegida.

Rivero destaca que existe un conteo de la flora y fauna del lugar para darle seguimiento continuo a su cuidado, además, está proyectada la creación de senderos que fomenten un sentimiento de pertenencia con el ecosistema. Lo anterior se inserta dentro del propósito mismo del proyecto: “vivir inspirado por la naturaleza”.

Comentarios

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top