hh
Asociaciones Comunidad HVAC&R

Procesos básicos para sistemas HVAC

Ajuste, Prueba y Balanceo de Sistemas HVAC fue la conferencia que ASHRAE Ciudad de México impartió el mes pasado. Los ponentes fueron Ingrid Viñamata, directora general de TROX México, y José Luis Frías, director de Dhimex; empresas que patrocinaron el evento.

Darío Ibargüengoitia, Ingrid Viñamata y José Luis Frías

Durante su participación, la directora Viñamata señaló que ASHRAE define al TAB como “el proceso de medición, ajustes de parámetros y sistemas para cumplir con los objetivos del diseño” de una construcción. En el caso de los edificios, el TAB se aplica en aire, transferencia de calor, distribución, refrigeración, electricidad, entre otros. Su objetivo es garantizar el funcionamiento de los sistemas HVAC, además de que genera ahorros energéticos y permite la instalación de equipos adecuados a las necesidades del usuario.

La especialista recalcó que es un proceso que deben conocer diseñadores, operadores, fabricantes, instaladores y propietarios de edificios, quienes deberán asegurarse de que los sistemas cumplan los requerimientos básicos para prueba y balanceo, y deberán garantizar que se cuente con la instrumentación mínima, se cumplan los procedimientos necesarios para obtener las mediciones, y se realice el debido llenado de los formatos de registro y reporte. Ingrid Viñamata también expuso el procedimiento inicial para realizar un buen balanceo de aire y las herramientas para llevarlo a cabo.

Por su parte, José Luis Frías destacó la importancia de realizar pruebas en fábrica y en campo, y los inconvenientes de no efectuar estas prácticas en las construcciones. Asimismo, ahondó en el tema de los instrumentos para aire, medición de flujo, líquido, balanceo, ajuste, limitadores de flujo, etcétera. Además, explicó algunos conceptos técnicos, así como los requerimientos básicos para la instalación de equipos como calentadores, válvulas, enfriadoras, torres de enfriamiento, condensadoras y bombas, por ejemplo. Otro tema que apuntó el director Frías fueron los problemas que podrían afectar al TAB, como el tamaño del tanque de expansión, sobrecarga del motor o filtros sin mantenimiento.

Finalmente, ambos ponentes llegaron a la conclusión de que el TAB se puede emplear en edificios nuevos y existentes, y recomendaron siempre tomar en cuenta la normativa correspondiente para aplicar las buenas prácticas.

Danahé San Juan / Fotografías: Mundo HVAC&R

Comentarios

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top