Edificio sustentable Medioambiente

Steelcase: un paradigma de oficina sustentable

En 2017, la sede de Steelcase en México obtuvo la certificación LEED Oro que otorga el US Green Building Council por sus altos estándares en diseño y construcción. La firma contó con la asesoría de los expertos de Eosis. El punto de encuentro: la congruencia arquitectónica con los postulados de eficiencia, salud y productividad de los usuarios

Fotografía de portada: Las oficinas de Steelcase son libres de humo de tabaco y la ventilación tiene una tasa 30 por ciento mayor a los estándares internacionales

Elva Mendoza / Fotografías: cortesía de Steelcase

Por cumplir con los más elevados estándares de eficiencia en los procesos de diseño y construcción, así como por su mínimo impacto en el entorno y el aprovechamiento de recursos y materiales más eficientes, las oficinas de Steelcase en México lograron la certificación LEED for Interior Design and Construction (LEED ID+C) Oro, otorgada por el Consejo de Construcción Ecológica de Estados Unidos (USGBC, por sus siglas en inglés).

Con sedes en Dubái, España, Hong Kong, Alemania, Francia y Brasil, Steelcase es uno de los mayores fabricantes de muebles de oficina en el mundo. En México, la empresa instaló su centro de operaciones, Steelcase Mexico Worklife, en la Torre Virreyes de la capital del país.

Obra del mexicano Teodoro González de León, el edificio se ubica en el corredor Lomas-Palmas, uno de los núcleos de negocios más importantes del país. La torre cuenta con el distintivo LEED Platinum, por lo que resultó el lugar idóneo para montar sus oficinas y buscar la certificación del espacio interior.

Para ello, Steelcase contactó a Eosis, una consultoría especializada en brindar asesorías para mejorar el aprovechamiento de recursos en los inmuebles. Experta en la certificación de edificios verdes, esta empresa cuenta con más de 50 proyectos en proceso, en las ciudades de México, Guadalajara y Monterrey.

“LEED for Interior Design and Construction (LEED ID+C) permite a los equipos de diseño que no pueden tener control sobre las operaciones de edificios completos, desarrollar mejores espacios interiores para el planeta y las personas”, refiere el arquitecto Jorge López de Obeso, presidente del Consejo de Eosis, en entrevista para Mundo HVAC&R.

Steelcase México, prosigue el especialista, buscaba que el diseño arquitectónico y la ingeniería fueran “congruentes con el objetivo de la marca”, es decir, “que el interior fuera sustentable e incentivara la salud y productividad de sus trabajadores”.

Mediante el uso de software, programas de cálculo y simulación, la consultoría realizó un análisis acerca de las condiciones del proyecto y su desempeño energético, a fin de identificar las áreas de oportunidad y establecer cuáles eran las “mejores opciones”, detalla López de Obeso.

Durante el proceso, Steelcase reutilizó el 12.57 por ciento de los materiales no estructurales de sus oficinas anteriores y recuperó el 90 por ciento de su mobiliario anterior

CAI, un sinónimo de confort y productividad
El arquitecto López de Obeso resalta que los espacios interiores de trabajo deben permitir respirar libremente a las personas, además de contar con vistas hacia la naturaleza e iluminación natural. Esto con el fin de aumentar la productividad y la salud de los ocupantes.

“Estudios señalan que la capacidad cognitiva se incrementa sustancialmente en un edificio sustentable. Luego, estar en un espacio interior certificado tiene un impacto positivo en la nómina, la gente es más saludable, piensa mejor y si eso pasa, tienes un mejor negocio”, comenta por su parte Beatriz Anton, consultora ambiental en Eosis, en entrevista para Mundo HVAC&R.

Sobre este tema, López de Obeso cita el estudio El impacto de los edificios verdes en la función cognitiva, elaborado por el Centro para el Clima, la Salud y el Medio Ambiente Mundial de la Escuela TH CHAN de Salud Pública de la Universidad de Harvard, el cual “determina que la iluminación natural y las vistas al exterior incrementan la calidad del sueño, las personas duermen mejor, lo que incrementa hasta en 25 por ciento la capacidad cognitiva de la gente al siguiente día”.

Con esto en mente, la elección de Torre Virreyes no fue gratuita. Al ubicarse en un edificio certificado, el 98.49 por ciento del área que ocupan las oficinas de Steelcase cuentan con vistas al exterior, lo cual reduce el estrés, incrementa el nivel de confort de los ocupantes y permite mayores ahorros de energía.

Las oficinas de Steelcase son libres de humo de tabaco y la ventilación tiene una tasa 30 por ciento mayor a los estándares internacionales, como el ASHRAE-62.1, el cual especifica las tasas mínimas de ventilación y otras medidas para suministrar una buena Calidad de Aire Interior (CAI). Este estándar, resaltan los entrevistados, fue elaborado para el cumplimiento de la normativa en edificios nuevos, ampliaciones de edificios existentes y aquellos cambios en éstos.

En materia de iluminación, el lugar está equipado con un control inteligente que puede ser activado de manera remota y un sensor de presencia que apaga las luces cuando deja de detectar personas. Esto permite un ahorro energético de 36.26 por ciento. Además, el 85.73 por ciento de los aparatos electrodomésticos instalados son ahorradores y cuentan con el sello Energy Star que lo avala.

El proceso de diseño y construcción comenzó en abril de 2015. Los materiales utilizados para ello contienen una baja concentración de Compuestos Orgánicos Volátiles; además, se empleó protección de los sistemas HVAC, con la finalidad de evitar la generación de moho.

Adicionalmente, Steelcase reutilizó el 12.57 por ciento de los materiales no estructurales de sus oficinas anteriores y recuperó el 90 por ciento de su mobiliario anterior, catalogado como de bajas emisiones contaminantes. Las sillas, por ejemplo, contienen 24.6 por ciento de material reciclado y, al final de su vida útil, son reciclables en un 92 por ciento.

También se adquirieron certificados de energía renovable para el 50 por ciento del consumo anual del proyecto, con la finalidad de mitigar el cambio climático. Finalmente, la certificación LEED Oro se obtuvo en diciembre de 2017, al lograr 61 puntos de 110 posibles.

Para los directivos de Eosis, dicho distintivo ofrece varias ventajas comerciales. Toda vez que hay una mayor exposición cuando una marca muestra objetivos sociales y ambientales, se gana prestigio mundial y posicionamiento, lo que se traduce en garantía de calidad y desempeño.

Comentarios

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top