Asociaciones Comunidad HVAC&R

Agua helada en Torre Diana

Fotografía de portada: Camilo Olvera, gerente de ventas de Armstrong México, junto a Darío Ibargüengoitia, presidente de ASHRAE Capítulo Ciudad de México

En el segundo desayuno técnico de 2019, el Capítulo presentó el tema “Eficiencia Energética en el manejo de agua helada de Torre Diana”, bajo la dirección del ingeniero Camilo Olvera, gerente de Ventas en Armstrong México.

Ubicado en la CDMX, el diseño de la planta central de este inmueble cuenta con tres unidades enfriadoras de agua, tres torres de enfriamiento abiertas, así como dos sistemas de bombeo primario variable en cabezal común con cuatro bombas instaladas (tres en operación, una de reserva), uno para agua helada y otro para agua de condensación, explicó el ingeniero Olvera.

Añadió que para seleccionar el sistema de enfriamiento más adecuado para un edificio de usos mixtos como Torre Diana es fundamental considerar el perfil de carga y determinar la capacidad de enfriamiento, de acuerdo con el mayor número de horas de operación de cada una de las unidades enfriadoras. Lo mismo ocurre con los sistemas de bombeo; éstos deben elegirse con base en las necesidades de operación en velocidad variable, la redundancia de N+1, tanto en agua helada como en la de condensación, y finalmente, el VFD integrado en las bombas.

El ingeniero Olvera también destacó que es necesario realizar un análisis energético con el propósito de medir la capacidad total, instalada y de carga con una base estándar y con otra de control, entre otros factores como el consumo energético y el costo de operación. Este análisis, además, ayuda a verificar la operación de los equipos (sistemas de condensados, sensores de temperatura, estaciones mediadoras de flujo, transductores de potencia, válvulas, etcétera).

Con este ejercicio “buscamos una buena operación en las plantas de agua helada para garantizar un consumo bajo en cuestiones eléctricas, pues si realizamos una buena secuencia de operación, podemos lograr ahorros muy considerables en cuanto a consumo energético”, recalcó Olvera.

El representante de Armstrong México exhortó a quienes diseñan los proyectos a que se informen más sobre el tema y busquen difundirlo más entre los usuarios finales, ya que “muchas veces no conocen esta tecnología y lo que se busca es que se formen una opinión para que sepan si les conviene”. En cuanto a los ingenieros, dijo que hay quienes “han trabajado con esta tecnología y están convencidos de ella, la retransmiten tanto a sus compañeros ingenieros, a los clientes y usuarios finales”, lo cual ayuda a seguir innovando en las aplicaciones HVACR.

El ingeniero precisó que luego de la obtención de los resultados del análisis energético es posible determinar “la instalación de un controlador avanzado para optimizar la operación de la planta de agua helada del edificio”, pero también de la torre de enfriamiento, los sistemas de bombeo y de condensados, los sensores de temperatura, las válvulas de aislamiento, entre otros dispositivos.

Tras la presentación del ingeniero Olvera, el presidente del Capítulo ASHRAE Ciudad de México, Darío Ibargüengoitia, dio a conocer algunas acciones que el equipo integrador ha puesto en marcha para generar el primer estándar de competencia de comisionamiento, basado en la NMX-C-506 para que cualquier mexicano interesado en el tema pueda certificarse como agente de comisionamiento con el reconocimiento de la Secretaría de Educación Pública, a través del Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales.

Por último, el presidente del Capítulo recordó a los asistentes que, próximamente, se llevará a cabo el CRC (Chapter Regional Conference) en Cancún, Quintana Roo, donde se reunirán los capítulos de la Región 8 para proponer mejoras en la eficiencia energética, entre otros temas.

Danahé San Juan / Fotografía: Rubén Darío Betancourt

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top