Cadena de frío Sectores de la industria

Transporte refrigerado: la clave del éxito

Asegurarse de que cada uno de los procesos de la cadena de frío esté fortalecido es un reto que nunca debe desatenderse, sobre todo cuando se trata de la refrigeración móvil, uno de los aspectos que más impacto pueden tener sobre los negocios

Redacción, con información de Thermo King

La temperatura es una de las características fundamentales para el equilibrio de cualquier ecosistema. El cuerpo humano, por ejemplo, tiene un margen de maniobra muy específico, que va de 36.5 a 37.5 grados centígrados, toda vez que, si sale de este rango, las repercusiones podrían ser fatales.

Cuando la temperatura es el valor fundamental de una actividad productiva, como en los procesos asociados a la cadena de frío, la capacidad de controlar los máximos y mínimos hacen la diferencia entre las empresas que ofrecen calidad y las que simplemente dependen de factores externos.

En un sector protagonizado por las áreas agropecuaria, pesquera y farmacéutica, entre otras que comercializan insumos perecederos, la frescura es la gran diferencia. Pero, ¿de qué depende esta propiedad? Aunque la respuesta es el correcto manejo de la cadena de frío, el proceso puede ser tan complejo, que muy pocos la logran.

Poco importa si se trata de un camión, tráiler, ferrocarril o cargas marítimas, mantener cada uno de estos pequeños ecosistemas con la frescura ideal es sinónimo de calidad. Si a esto se le agrega comodidad, fiabilidad, eficiencia, confianza y rendimiento en el mercado, se estaría englobando todo lo que es posible lograr cuando se toman decisiones mejor informadas.

La temperatura es el valor fundamental para muchas actividades productivas, como pueden ser los procesos asociados a la cadena de frío de los sectores agropecuario, pesquero y farmacéutico

¿Cómo alcanzar la anhelada frescura?
Según la empresa Thermo King, para que este proceso sea exitoso, es necesario cuidar los siguientes aspectos:

  • Contar con la temperatura adecuada en el momento de la carga al transporte refrigerado para perecederos, para su correcta conservación
  • Mantener en perfecto estado la cámara de refrigeración del vehículo, con la finalidad de proteger los productos del calor externo
  • Tener un método adecuado de descarga en el punto de llegada, especialmente con referencia a la duración y frecuencia de las aperturas de puertas de la cámara de refrigeración
  • Procurar que la descarga se realice en el menor tiempo posible
  • Conservar adecuadamente la caja isotérmica y el sistema de refrigeración. Para ello, es importante contar con unidades refrigeradas de transporte con tecnología de última generación, como las bobinas con condensador de microcanal en lugar de las tradicionales de tubo y aleta
  • Contemplar sistemas de control de temperatura de los vehículos construidos para recorrer grandes distancias, sin importar el tipo de transporte (ferrocarril, barco, camión o remolque)
  • Aplicar soluciones comprobadas para el mantenimiento, control y correcta entrega de perecederos que exigen las diferentes industrias en México
  • Los costos de operación son lo primero en lo que se debe pensar. A pesar de que el combustible, el consumo de energía y la infraestructura para contar con tecnología de punta son los factores más visibles, la optimización de cada uno de estos recursos es lo que está verdaderamente de fondo, ya que, en este caso, no se trata de un gasto, sino de una inversión

Esto quiere decir que aquellas viejas prácticas de conservar la frescura con una rústica combinación de hielo y sal quedaron en el pasado, pues, aunque su utilidad es innegable, su potencial es limitado. Hoy en día, la industria de los alimentos congelados que permite hacer entregas en grandes supermercados y restaurantes de cualquier latitud, es posible gracias a la tecnología y a la implementación de infraestructura en la cadena de frío. Y, en este sentido, se consigue tener el control exacto de la temperatura de los productos en cualquier trayecto, a través de una innovación tecnológica: la telemática. Ésta, al incorporarse a las unidades móviles, brinda un desempeño eficiente y silencioso, además de que se suma a las ventajas que implica el ahorro de mantenimiento y combustible.

Contenedores refrigerados utilizados en el transporte internacional

Una apuesta por todos los factores
Cuando una empresa de los sectores antes mencionados le apuesta a la profesionalización en servicios de la cadena de frío, también lo hace por mejores procesos, innovación tecnológica, nuevas tendencias y preparación superior para enfrentar los desafíos que implica tener una cadena de suministro fortalecida y más competitiva.

En cuanto a factores administrativos, por ejemplo, una mayor productividad en los recursos humanos será la diferencia. Respecto a la operación, la tecnología, las certificaciones y la eficiencia serán los valores más significativos; mientras que, para la parte de ingeniería, el valor agregado estará en la infraestructura y en los propios sistemas de refrigeración.

En lo que compete a los procesos, los resultados más evidentes estarán en el transporte, en el procesamiento y hasta en el empaque. A fin de cuentas, lo que realmente importa son los factores que permiten la trazabilidad, es decir, tener el control de la temperatura, humedad, higiene, etcétera, con la posibilidad de registrar y verificar toda esta información.

Si a esto le sumamos el hecho de que, durante el suministro, y particularmente en la cadena de frío, hay distintos factores responsables, la capacitación, normatividad y certificación del personal son puntos esenciales. Además de contar con un transporte refrigerado óptimo, se podrá garantizar que las propiedades organolépticas del producto responden a las exigencias del usuario final: sabor, textura, olor y color.

Para que estos giros productivos no dependan en demasía de factores como el clima, la humedad, los niveles de contaminación del ambiente y hasta la radiación solar; o de factores como la infraestructura carretera y de logísticas terrestres, es fundamental ofrecer garantías con el único fin de que la cadena de frío se cumpla en todos los aspectos.

Valor agregado
Uno de los principales valores agregados que hoy se ofrecen en la industria está en monitorear vía satelital todas y cada una de las unidades equipadas con sistemas de refrigeración, pues para supervisar los parámetros de operación (temperatura, apertura de puertas, paradas) es indispensable contar con los servicios de los mejores proveedores.

Esto permitirá tener acceso a la información en tiempo real desde cualquier computadora conectada a la red, las 24 horas del día, los 365 días del año y en cualquier lugar. Una ventaja competitiva que, sin duda, pocos ofrecen.

Comentarios

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
error: Content is protected !!