Aire Acondicionado Sectores de la industria

La Calidad del Ambiente Interior en México

La contaminación en espacios interiores constituye un serio problema de salud que también impacta la operación de los inmuebles. Por ello, garantizar una buena CAI en las edificaciones se ha convertido en una necesidad de primer orden en la que México comienza a descollar

Darío Ibargüengoitia

De acuerdo con el Centers for Disease Control and Prevention, la definición de la Calidad del Ambiente Interior (CAI) o Indoor Environmental Quality (IEQ) se refiere a la calidad del ambiente en los edificios, en relación con la salud y bienestar de aquellos que ocupan un espacio dentro de ellos. Según la Agencia del Medio Ambiente de Estados Unidos (Environmental Protection Agency), pasamos cerca del 90 por ciento de nuestras vidas dentro de un espacio cerrado, ya sea para descansar, comer, trabajar, entretenernos, etcétera; por tanto, resulta fundamental hacer una reflexión e iniciar un cambio radical en la forma en que se diseñan, construyen y operan los inmuebles en México.

En las edificaciones comunes, los parámetros que inciden de manera directa en la CAI son: temperatura, humedad relativa, calidad del aire, ruido, nivel de ventilación e iluminación.

Si en una edificación se registra que más del 20 por ciento de los usuarios padecen síntomas como fatiga, dificultad de concentración, letargia, molestias en ojos, nariz y garganta, ruido excesivo o quejas de malos olores, se dice que se tiene un “Edificio Enfermo”. Esto conlleva a una mala productividad, riesgo en la salud, ausentismo en oficinas y enfermedades recurrentes, teniendo como consecuencia un problema grave para México, en el tema de la seguridad y salud.

Pareciera que la cuestión de los edificios con certificaciones sustentables se trata de una “moda”, pero el asunto es mucho más grave, por lo que se deben tomar medidas urgentes a nivel de diseño, construcción, puesta en marcha, pero sobre todo en la operación adecuada de los sistemas de los edificios.

De acuerdo con el Consejo Mundial de Edificación Sustentable (World Green Building Council), para evaluar la salud de una edificación es indispensable considerar los siguientes elementos:

  1. Calidad del aire interior y ventilación: Los edificios bien ventilados tienen una dilución de la concentración del bióxido de carbono (CO2), los Compuestos Orgánicos Volátiles y demás contaminantes, incrementando la concentración y capacidad cognitiva en los espacios
  2. Confort térmico: Lograr un rango de temperatura que se puede controlar por los usuarios da una sensación de comodidad y bienestar
  3. Luz de día e iluminación: Aprovechar la luz natural y la artificial, de manera adecuada y con niveles lumínicos de acuerdo a la NOM, cuidando los niveles de deslumbramiento y las penumbras
  4. Ruido y acústica: Evitar los ruidos y vibraciones, así como el ruido exterior, por medio de atenuadores en el interior y aislamiento en los exteriores
  5. Diseño de interiores y vistas de calidad: En definitiva, cada vez es más importante lograr que se tengan vistas al exterior de calidad y que en el interior se tengan espacios adecuados, con los servicios de pasillos y conexiones adecuados

El diseño, a su vez, juega un papel fundamental para lograr cubrir estos elementos, pero desde un punto de vista holístico, es decir, como un todo, no como sistemas independientes. Es en este punto cuando el proceso de diseño integrativo toma gran importancia en todas las nuevas edificaciones. Actualmente, no es posible concebir que el arquitecto diseñe los espacios solo, y después los ingenieros propongan de manera aislada sus sistemas, sino que debe existir un proceso integral entre todos los diseñadores e ingenieros.

Una de las mejores referencias para el diseño de espacios no residenciales con una adecuada CAI es el estándar ASHRAE 189.1-2014, “Estándar para el diseño de edificios sustentables de alto desempeño”. Éste determina una serie de parámetros básicos para el diseño de edificaciones sanas y con una buena CAI, así como el resto de los criterios para lograr una mayor eficiencia energética y alto desempeño.

Invito al lector a que, cuando se involucre en el desarrollo de una nueva edificación, revise detalladamente los elementos aquí mencionados, no sólo pensando en “cumplir” con los reglamentos y normas, sino también en la salud y el bienestar de los ocupantes futuros del inmueble.

Monitoreo de contaminantes y criterios a seguir en las ciudades
La actividad diaria de las urbes genera una gran cantidad de sustancias que modifican la composición natural del aire. La quema de combustibles fósiles para el transporte y la generación de energía, tanto a nivel industrial como doméstico, producen miles de toneladas de contaminantes que diariamente son emitidos a la atmósfera. Los vehículos son la principal fuente de emisión, le siguen en importancia las fuentes de área, la industria, los hogares y las emisiones de fuentes naturales (biogénicas).El deterioro de la calidad del aire por la presencia de sustancias contaminantes tiene un efecto negativo en la salud humana y el medioambiente. Diversos estudios realizados en Ciudad de México y otras metrópolis alrededor del mundo han demostrado que existe una relación entre el incremento en la concentración de los contaminantes del aire y el aumento de enfermedades respiratorias y cardiovasculares. Algunos contaminantes como las partículas suspendidas están asociados también con el alza de las visitas a salas de urgencia y la mortalidad.En el monitoreo de los contaminantes criterio del Sistema de Monitoreo Atmosférico se utilizan equipos que cumplen con las características requeridas, para un método de referencia o método equivalente, por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (US EPA, por sus siglas en inglés) y con las requeridas en la Norma Oficial Mexicana para cada contaminante, en caso de que esté disponible. Esto asegura que se usen instrumentos capaces de generar resultados reproducibles y trazables, con características técnicas evaluadas y aprobadas por una autoridad en el tema.

El principio de operación de cada instrumento está determinado por alguna propiedad física o química del compuesto a analizar. Generalmente son métodos específicos y con una interferencia mínima.

 

Darío Ibargüengoitia
Ingeniero Mecánico con Especialidad en Biodiseño y Tecnologías Ambientales. Consultor en Sustentabilidad, LEED AP+BDC, Edge Expert, CPMP y HBDP por el ASHRAE, BOMA Best Verifier in trainig. Coordinador de las Normas Mexicanas NMX de Comisionamiento y de la Calidad del Ambiente Interior. Presidente del Consejo de IBALCA y Director General de Ambiente Regenerativo Integral.

Comentarios

1 comentario en “La Calidad del Ambiente Interior en México

  1. Adriana Rojas dice:

    Buen día!

    Que empresas estan certificadas para poder realizar el estudio de la calidad del aire en e interior en una oficinas. Me pueden hacer recomendaciones

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
error: Content is protected !!

Comentarios