Negocios Tendencias

Los retos de la climatización en zonas costeras

El aire acondicionado en playas y zonas costeras es indispensable para lograr una experiencia turística más cómoda y gratificante. La mayoría de los hoteles buscan que la temperatura ambiente en cada uno de sus espacios sea lo más templada posible, a fin de lograr el confort de sus ocupantes

Sofía Ruiz, con información de Samsung México

Las playas en México son uno de los atractivos turísticos más visitados. Tan sólo en 2016 se registró una ocupación de los hoteles de 60.3 por ciento, de acuerdo con datos de la Secretaría de Turismo (Sectur). Además, a principios del año pasado, de enero a junio, visitaron el país 49 mil 351 personas, según cifras del Banco de México.

Mantener un clima agradable dentro de los inmuebles conlleva varias preocupaciones para las compañías que emplean los distintos sistemas HVAC, como el consumo energético y la corrosión de los equipos. La primera se debe a que los aparatos deben de estar prendidos todo el tiempo y, por lo mismo, gastan demasiada energía; el segundo es causado por la salinidad que proviene del mar, la cual deteriora los sistemas y provoca que funcionen más de la cuenta acortando su vida útil.

Adalberto Charnichart, gerente senior de Ventas de Sistemas de Aire Acondicionado de Samsung México, menciona dos retos adicionales y significativos, “el consumo energético en las zonas costeras es muy alto, porque todo el tiempo hace calor y se necesita el aire acondicionado. Este problema siempre va a ser un punto muy importante para considerar en la elección de un sistema. El otro es la corrosión, ya que afecta a los equipos y a su buen funcionamiento”.

Esta preocupación llevó a crear sistemas que estuvieran preparados para enfrentar las zonas costeras. Actualmente, existen varios sistemas, entre ellos los VRF, que en el caso de Samsung se llama DDMS, que cuentan con un sistema anticorrosivo y con doble protección, tanto en el gabinete como en la estructura. En el caso del gabinete cuenta con una resina epoxiagrílica con resistencia a la corrosión. Este tipo de protecciones también cubren el serpentín, la tornillería y el recubrimiento del procesador electrónico, logrando de esta manera retrasar el desgaste característico de este tipo de zonas.

Los sistemas VRF son altamente eficientes y complementan a los sistemas de control y gestión que se tienen centralizados, de tal manera que en una pantalla se puede observar los parámetros de operación y el control de los equipos. Con esta centralización es posible programar y controlar la temperatura para cuando el usuario llegue a la habitación. La mayoría de estos equipos son de uso hotelero, pero también se utilizan en hospitales, oficinas, etcétera.

Hay que tener en cuenta que se están fabricando equipos de alta eficiencia para que no contribuyan a generar más consumo de energía y, por lo tanto, más emisiones de dióxido de carbono. Como explica el gerente, “existe un componente importante en el consumo energético en estas condiciones, a mayor temperatura externa el consumo es mayor, obviamente va a consumir más un equipo que está en la costa, que en el ciudad. Es importante que el usuario cuente con un análisis del consumo energético para saber qué equipo es el que debe instalar”.

Diseño y mantenimiento, la base de la eficiencia
Un aspecto primordial que deben considerar los diseñadores de proyecto es el conocimiento de las necesidades de los usuarios, para qué parte específica y con qué diversidad va a operar el sistema. Los aires acondicionados operan todo el tiempo, por lo que es relevante que sepan la variabilidad de carga y las demás características de los sistemas, ya que con esto podrán brindar soluciones óptimas y hacer más eficiente el equipo. Se le puede brindar al usuario confort sin sacrificar el consumo energético.

No importa que tan lejos se encuentre de la playa el sistema, siempre presentan estos dos problemas principales. “Pensemos en un hospital alejado de la costa, la situación de consumo energético sigue siendo importante, porque a mayor salinidad, aunque no sea tan alta la temperatura, hace que tenga que estar operando siempre y más tiempo. En la parte del ahorro de energía sigue siendo trascendental aún y cuando no esté pegado a la costa, por lo tanto, la solución es complementarlo con un buen sistema de control que le permita al usuario gestionar y estar operando el consumo energético de manera más óptima”, comentó el gerente de ventas.

El mantenimiento de los equipos que son utilizados en las zonas costeras debe tener un mantenimiento especial, debido a que el agua salina daña con mayor rapidez los sistemas HVAC. La limpieza con agua es muy útil, además se tiene que revisar que los sellos/gomas de los equipos estén en buen estado, ya que dividen la salinidad del aire de los componentes al interior de los gabinetes, logrando que la humedad se mantenga lejos de los circuitos electrónicos. También es muy importante verificar que la tornillería de los gabinetes esté completa y que al momento de la higienización de los sistemas éstos se coloquen y se cierren adecuadamente.

Contar con este tipo de sistemas es muy importante, pues ayuda a que se dé una mejor calidad de aire, sin dejar de lado la eficiencia energética. Es por ello que la falta de servicio a los equipos causa que su tiempo de vida se reduzca, pues terminan operando en condiciones distintas a la que fueron diseñados originalmente.  “Es muy importante que los gerentes de mantenimiento junto con su equipo de trabajo midan las diferentes características de los equipos para asegurarse que esté funcionando en el rango adecuado. Tener sistemas de verificación de control de condiciones de operación es muy importante y gracias a éste se puede conocer si el equipo está trabajando fuera de los parámetros óptimos de operación”, mencionó el gerente.

Una cuestión muy importante que recomienda Charnichart es que los técnicos estén capacitados para manejar y realizar mantenimiento a los equipos que se encuentran en los climas calientes. Deben tener la información adecuada de los sistemas para que sepan si se encuentran funcionando en óptimas condiciones cuando se echó a andar el equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
error: ¡Este contenido esta protegido por derechos de autor, queda prohibida la reproducción total o parcial sin autorización!