Medioambiente Ser verde

Emisiones cero, el nuevo reto en edificios sustentables

La expansión de la población urbana representa un problema que exige más y mejores soluciones ante el inevitable incremento del consumo energético de los equipos electrónicos y sistemas de confort y climatización. Éstas deberán alinearse con los criterios de sustentabilidad y cuidado del planeta

César Treviño

La creciente expansión hacia las áreas urbanas en busca de una mejora en el crecimiento económico y la calidad de vida son los factores que provocaron un consumo total de energía de 16 por ciento en la región de América Latina y el Caribe, según el reporte Regional Energy Efficiency Policy Recommendations, publicado por la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés).

Si bien el panorama presenta un desafío de alta complejidad, hay otras variantes que pueden interferir en la toma de soluciones, como la alta diversidad de zonas climáticas en la región latinoamericana, la consciencia ecológica y el hábito del consumo ahorrativo de energía por parte de empresas y usuarios, e incluso la implementación de normas regulatorias sobre eficiencia energética por parte del gobierno y la propia capacitación de organismos o revisores que emitan una declaración sobre el cumplimiento de las regulaciones. Para llegar a niveles positivos en estas materias, la administración local debe crear alianzas de valor con el capital privado e impulsar la participación ciudadana.

Entre las recomendaciones que el documento de la IEA emite destacan:

Mejorar la eficiencia mediante la implementación de estándares de rendimiento energético
Para que los edificios mejoren su eficiencia,  los fabricantes de aparatos y equipos deberán contar con el respaldo de un marco normativo eficaz que contemple el mercado local. Por consiguiente, es responsabilidad de las autoridades proporcionar un conjunto de normas que respondan a las necesidades del mercado y garanticen la mejora en el rendimiento energético, tanto en edificios nuevos y existentes como en los componentes y proyectos de construcción, ventanas, aislamiento, ventilación, agua caliente, sistemas HVACR, etcétera. Incluso, los gobiernos tendrán que mejorar el acceso a los sistemas de construcción de alta eficiencia, proporcionando incentivos financieros a lo largo de toda la cadena de suministro

Etiquetas energéticas, certificados o revelación de consumo de energía
Después de abordar el mínimo y máximo  rendimiento energético en edificios y sus componentes, los gobiernos tendrán que exigir la difusión pública de información que mejore la toma de decisiones, como etiquetas, certificados y divulgación pública de consumo de energía. El etiquetado es una herramienta de información útil para propietarios, compradores e inquilinos que apoya la toma de decisiones informada y promueve un cambio gradual en la demanda del mercado hacia edificios más eficientes

Objetivo para el consumo de energía neto cero
A medida que las políticas constaten el éxito de las normas sobre la eficiencia energética en los inmuebles, es importante seguir trabajando para buscar el mejor desempeño posible, contemplando la volatilidad del mercado y la incorporación de las más recientes tecnologías. Por lo tanto, el apoyo a la investigación, desarrollo e implementación de edificios con bajo consumo de energía o cero neto puede ser benéfico para avanzar en los códigos y normas de construcción futuros. Además de impulsar la innovación tecnológica, estos objetivos también pueden impulsar la prestación de servicios.

La constante evolución de tecnologías enfocadas en la eficiencia, conlleva múltiples beneficios tangibles, directos e indirectos, tales como el ahorro energético en la operación y un cambio equilibrado en la balanza oferta-demanda de los precios, favoreciendo una transición hacia las fuentes libres de carbono. Adicionalmente, puede sumarse a esta lista un impacto macroeconómico positivo, mayor productividad industrial, generación de empleos, un alza en el valor de los activos y una gestión de los recursos más efectiva

Edificios Energía Cero
En nuestro país, las certificaciones energéticas y medioambientales para el mercado inmobiliario han experimentado un prominente auge, el cual ha ido acompañado por la implementación de innovadoras estrategias que brindan resultados positivos. A diferencia de las normas y códigos, que estipulan lineamientos mínimos de cumplimiento, una certificación exige un rendimiento superior sobre el estándar. Éstas son una guía de información para los propietarios y usuarios sobre el consumo energético de los edificios y también sirven como apoyo a las decisiones de adquisición y/o renovación de los inmuebles.

Dentro del mercado inmobiliario, diferentes evaluaciones internacionales de amplio reconocimiento proporcionan soluciones sustentables que pueden aplicarse desde etapas tempranas de diseño hasta su operación diaria. Las certificaciones LEED (Excelencia en Energía y Diseño Ambiental), EDGE (Excelencia en Diseño y Eficiencias Mayores) y EarthCheck son solamente algunos ejemplos de este tipo de soluciones ambientales. Todas ellas garantizan bajas emisiones de carbono y un uso más eficiente de los recursos, evitando de esta manera los efectos potencialmente dañinos para los usuarios y el planeta.

No obstante, la Certificación Net Zero Energy Building (NZEB o Edificio de Energía Neta Cero, en español) es la evaluación creada por el International Living Future Institute, de riguroso carácter, que eleva el compromiso ecológico hacia el nivel más exigente del mercado. Las obras que persiguen la certificación de Edificios Energía Cero (EEC) deben demostrar durante su primer año de operación un balance energético. Es decir, satisfacer el consumo de electricidad y acondicionamiento térmico mediante fuentes de energía renovable producida en sitio.

Una nueva iniciativa
Previendo las posibles consecuencias en caso de no promover soluciones ante la constante producción de desechos, la emisión de gases efecto invernadero y el consumo de recursos por parte de las construcciones, el Consejo Mundial de la Edificación Sustentable (WorldGBC, por sus siglas en inglés) ha lanzado una propuesta global con la finalidad de crear un futuro más sostenible: la construcción de solamente EEC para 2050.

Este plan de alto alcance alinea los acuerdos establecidos por las naciones dentro del marco del Acuerdo de París (COP21) y marca la pauta para los 74 Consejos Nacionales de Edificación Sustentable (Green Building Councils) y las más de 27 mil compañías afiliadas al WorldGBC. Como punto clave de esta iniciativa, se consideran programas de capacitación para profesionales en Net Zero, aumentando la cantidad de técnicos a 75 mil para 2030, e incluso contar con 300 mil de ellos para 2050, a nivel global.

Alrededor del mundo, los Green Building Councils y las empresas afiliadas están en búsqueda de acciones que ayuden a fomentar las construcciones Net Zero en su territorio. Los más destacados son:

CANADÁ. El Green Building Council de Canadá se comprometió a introducir la Certificación Net Zero dentro de los próximos cinco a diez años. Además, ha creado un marco de referencia para edificios con la finalidad de reducir los gases de efecto invernadero en 30 por ciento, hacia 2030, en los edificios comerciales, institucionales y residenciales
ESTADOS UNIDOS. El Green Building Council Estados Unidos expandirá las certificaciones LEED y EDGE a 478 millones de metros cuadrados, en los próximos cinco años. Desde el arranque del COP21 (septiembre 2016), este consejo ha abarcado nuevos territorios en países emergentes, como India
GUATEMALA. El Green Building Council de Guatemala diseñará programas y eventos alineados con los Objetivos del Desarrollo Sostenible de la ONU para entrenar, al menos, a 125 profesionales en la edificación sustentable por año
HONG KONG. El Green Building Council de esta ciudad prometió colaborar con el gobierno de su país y apoyar el Plan de Ahorro Energético que establece la reducción de la intensidad general de energía en 40 por ciento para 2025
PERÚ. El Green Building Council de Perú buscará alcanzar como mínimo 3 millones de metros cuadrados con Certificación LEED, hacia 2020. Para 2016, ya se habían certificado 10 proyectos LEED, alcanzando casi 1 millón de metros cuadrados certificados
POLONIA. El Green Building Council de Polonia capacitará a 50 profesionales en edificación sustentable al año, como mínimo. En 2016, duplicó esa cantidad, entrenando a más de 100 personas
TURQUÍA. El Green Building Council de Turquía desarrollará, presentará e implementará sistemas de certificación para renovaciones más profundas, desempeño operacional y monitoreo en edificios residenciales
REINO UNIDO. El Green Building Council del Reino Unido se comprometió para alcanzar en 2020 un 40 por ciento de mejora en eficiencia eléctrica y generar el cien por ciento de su energía a partir de fuentes renovables en búsqueda del primer EEC

El 7 de febrero del 2017 el Consorcio Edificios Energía Cero anunció el registro del primer inmueble aspirante a obtener la Certificación Net Zero Energy Building en México y Latinoamérica, mismo que se ubicará en el área metropolitana de Monterrey, en Nuevo León. Creado en 2016 bajo el tutelaje de la Comisión de Estudios del Sector Privado para el Desarrollo Sustentable (Cespedes) y marcando un referente en construcción en Latinoamérica, el Consorcio EEC nace con el objetivo de consolidar un modelo replicable en edificios con un balance energético cero. Las empresas y organismos que componen el Consorcio, especialistas en brindar soluciones innovadoras y de alto desempeño, son Bioconstrucción y Energía Alternativa, Carrier, CEMEX, Centro Mario Molina, Citibanamex, Cuprum, Galt, GE, JCI, McKinsey, Owens Corning, PGIgroup, Pich-Aguilera Arquitectos y WRI México.

Países como Estados Unidos, Guatemala, Turquía o Perú, entre otros, actualmente ejecutan y fomentan acciones encaminadas hacia un futuro Net Zero. En México, se ha logrado un paso importante al registrar el primer EEC, el cual será un arquetipo que impulsará el mercado hacia espacios más sustentables que brindarán más beneficios a la sociedad. No obstante, desde hoy es responsabilidad de todos exigir la aplicación de normas y códigos que promuevan la eficiencia energética para crear un mercado inmobiliario cada vez más cercano al gasto cero de energía de manera permanente.

[author ]César Treviño
Pionero y promotor de la edificación sustentable en México. Primer profesional acreditado LEED Fellow y gestor de los primeros proyectos certificados LEED-NC Oro y Platino en América Latina. Presidente fundador de México Green Building Council, secretario general (2006) y tesorero (2007) del Consejo Mundial de Edificación Sustentable (World Green Building Council). Actualmente es director general de Bioconstrucción y Energía Alternativa, empresa de consultoría líder en Latinoamérica para el desarrollo de proyectos inmobiliarios sustentables y con certificación LEED.[/author]

 

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top