Negocios Tendencias

Una solución inteligente para supermercados

Con el aumento de la competencia y la disminución de los márgenes de ganancia, los minoristas de alimentos están a la caza de cada centavo para asegurar la rentabilidad. Una nueva solución surge en su auxilio: Smart Store, una plataforma inteligente creada por Danfoss que permite lograr la excelencia operativa al tiempo de ahorrar energía y dinero

Redacción, con información e imágenes de Danfoss

Los altos costos de energía son una de las preocupaciones más importantes para los supermercados. La meta con el concepto Smart Store es que el consumo neto de las tiendas sea cero o, incluso, que dichos establecimientos suministren más energía de la que utilizan.

Henrik Schurmann, VP Danfoss Food Retail, señala que “con soluciones inteligentes e integradas de Smart Store para compresores, vitrinas refrigeradas, cuartos fríos, HVAC, iluminación y redes externas podemos ofrecer ahorros de hasta 50 por ciento de energía”.

El paquete compresor es un dispositivo que normalmente representa del 30 al 50 por ciento del gasto energético en una tienda. Diversos estudios y experimentos han demostrado que, para satisfacer la demanda de refrigeración, los compresores sólo necesitan correr a toda velocidad sobre el 10 por ciento del tiempo. Después pueden operar a una velocidad más baja y aun así ofrecer la capacidad de refrigeración requerida.

Convertidores de frecuencia y optimización de la presión de succión son algunas de las medidas que están en juego para ahorrar hasta 30 por ciento de los costos. Sin embargo, el ahorro puede ser mayor, mediante la adición de recuperación de calor para el paquete compresor.

Cuando sólo el 30 por ciento de su capacidad instalada se utiliza para la refrigeración existe un enorme desperdicio energético. Esto genera un depósito de energía sin explotar, que puede ser utilizado para la calefacción de los locales de la tienda, agua caliente o alimentar a la red eléctrica local del barrio donde se ubica el establecimiento.

“La solución Smart Store busca aprovechar el calor sobrante mediante la recuperación de calor. El ahorro de energía devuelta normalmente paga la inversión en menos de un año”, precisa Henrik Schurmann.

Decisión de arranque para la integración del proyecto
Smart Store incluye varias características que reducen significativamente el gasto energético de vitrinas refrigeradas y congeladores.

Por ejemplo, los controles electrónicos del evaporador y las válvulas son más eficientes gracias a que la inyección de refrigerantes en los casos individuales y congeladores se mide en cualquier momento y en función de la demanda real. A esto se le conoce como recalentamiento adaptativo y ahorra hasta un 12 por ciento en costos.

El incremento en la eficiencia al interior de un establecimiento no es la única manera de lograr ahorros económicos y soluciones amigables con el medioambiente. La flexibilidad en la demanda de energía –o la integración de redes inteligentes– es también parte de la solución. Así, la carga del compresor en los supermercados libera del 60 al 80 por ciento de la capacidad de enfriamiento por hasta 20 minutos en las rejillas específicas solicitadas.

La seguridad alimentaria siempre viene en primer lugar cuando hablamos de desconexión de carga. Se requiere un control extremadamente preciso y fiable en todos los equipos de refrigeración para sacar a los compresores por cualquier cantidad de tiempo. La solución Smart Store tiene como prioridad la seguridad, pero también permite la interacción con la red eléctrica para lograr un perfecto equilibrio entre el consumo de electricidad en un supermercado y las demandas del dueño de la red.

Sistemas de dióxido de carbono con recuperación de calor
La refrigeración en las tiendas departamentales ha estado en el centro de la discusión por años, ya que los índices de fuga en los sistemas de refrigeración alcanzan hasta 30 por ciento, sin mencionar que representan una grave amenaza para el medioambiente.

Por otro lado, la regulación en Europa y Estados Unidos ha introducido la reducción gradual del uso de HFC convencionales. Entre las alternativas de refrigerantes, el dióxido de carbono (CO2) se perfila como una de las tecnologías más eficientes y ecoamigables con el planeta.

“En el desarrollo de Smart Store pusimos un ojo favorable en soluciones basadas en el dióxido de carbono durante muchos años. Si bien parte de la industria ha rechazado el CO2 debido a sus altos niveles de presión y los costos relativamente altos de inversión, hemos realizado acciones para demostrar que no es el patito feo, sino una alternativa muy atractiva y de alta eficiencia, especialmente cuando se combina con recuperación de calor”, explica Schurmann.

Hasta ahora más de 7 mil sistemas trans-críticos de dióxido de carbono de Danfoss funcionan en los supermercados europeos y, en los próximos años, se espera ver un desarrollo similar en EEUU. Además, las tecnologías innovadoras abren nuevas oportunidades para la aplicación eficiente del CO2 en climas cálidos.

“La solución Smart Store aprovecha el calor sobrante mediante la recuperación de calor. El ahorro de energía devuelta normalmente paga la inversión en menos de un año”, Henrik Schurmann

Futuro del Big Data
El Big Data abre un nuevo mundo de oportunidades para que empresarios y minoristas de alimentos mejoren sus ingresos, costos de control e impulsen un cambio en los modelos de negocios y entregas.

Según el estudio Big data: The next frontier for innovation, competition, and productivity, publicado en 2011por el McKinsey Global Insitute, los minoristas pueden mejorar sus márgenes operativos hasta en un 60 por ciento, mediante el aprovechamiento de grandes volúmenes de datos desde la planta hasta las instalaciones técnicas.

Por este motivo, Smart Store busca inspirar a los minoristas a utilizar grandes volúmenes de datos no sólo para mejorar la experiencia del comprador, sino también para asegurar el rendimiento óptimo de las instalaciones del almacén y los aparatos. Este objetivo obedece a que la integración de datos y la conectividad permiten la total transparencia en todos los sitios, con oportunidades para los puntos de referencia, entre otras tiendas, así como mejoras continuas, servicio remoto y mantenimiento predictivo. Otros de los beneficios que representa el uso del Big Data es la recopilación constante de datos e información, el análisis que permite la generación automática de reportes HACCP y la optimización constante de la eficiencia energética.

Smart Store, además, ofrece Servicios Entregados Electrónicamente (EDS) para optimizar su operación diaria, liberar recursos en el almacén y gestionar la cadena productiva. Los EDS aseguran que el ahorro de energía se mantenga a través del constante monitoreo y optimización, puesto que ofrecen una plataforma altamente confiable para la seguridad alimentaria durante todo el día, de manera remota y sin que se requiera de ninguna acción en el sitio.

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top