Edificio sustentable Medioambiente

LEED v4 garantía que trasciende

Pasa el tiempo y aumenta la necesidad de construir edificaciones en armonía con el medioambiente. Esto es algo que el sistema LEED supo desde el principio, por lo que una vez más revoluciona el concepto de sostenibilidad al implementar una nueva certificación que, si bien no olvida sus orígenes, se enfoca más en el diseño y la construcción

Mauricio Ramírez

LEED v4 es una nueva versión que se distingue de las anteriores certificaciones por la audacia con que evalúa los proyectos y las edificaciones. Una de sus características es que mantiene algunos fundamentos en cuanto a mejores experiencias para los usuarios, como el reconocer aspectos como la elección de los materiales para la construcción, la medición de gasto de energía y agua del edificio o hasta el manejo de residuos.

Cualquier edificio existente o proyecto puede aspirar a obtener esta certificación, siempre que cuente con las condiciones necesarias para cumplir con los requisitos para obtenerla. Los proyectos o edificios nuevos también pueden incorporar las estrategias LEED desde la fase de diseño, ya que esta certificación es un excelente parámetro para los proyectos que buscan reducir el consumo operacional y hacer un cambio en tecnología. También sirve como herramienta para evaluar y dirigir la inversión a los lugares de mayor potencial. Uno de sus prerrequisitos es realizar un diagnóstico energético del edificio en el que se valoren las posibles mejoras y se identifique el potencial superior de ahorro para que, en función de eso, se tomen decisiones más acertadas.

LEED v4 articula cambios más profundos en comparación con las anteriores certificaciones, en lo que a recursos y materiales se refiere, pues además de promover el consumo de productos sostenibles, también busca que tengan las Declaraciones Ambientales de Producto (DAP), información sobre su ciclo de vida, así como detalles de los ingredientes y componentes, ya sea a través de una DAP o de una Declaración Ambiental Auditada de Producto.

Asimismo, refuerza los requerimientos para la documentación del material reciclado y regional.

Beneficios
La certificación es una guía muy amplia para los edificios en operación en cuanto a evaluación y asesoría de las inversiones, con el propósito de mejorar los parámetros operacionales, de tal manera que otorga beneficios en cuanto a innovación tecnológica, sistemas y controles para aumentar los ahorros, etcétera, además de que en ocasiones los facility management pueden recibir ofertas de proveedores tecnológicos respecto a cambio de luminaria, controles, manejo energético, entre otros.

Hay ocasiones en que los edificios no cuentan con parámetros para valorar y comparar sus propuestas; ante esto LEED funge como una infraestructura  metodológica que analiza su estado actual. Igualmente, identifica áreas de oportunidad para la inversión y evalúa las tecnologías gracias al amplio análisis que proporciona a los operadores para ejecutar la reconversión.

En el caso de los edificios en diseño, el área de oportunidad es mayor, pues ofrece lineamientos que permiten elegir soluciones más eficientes que optimizan costos operativos desde el inicio.

LEED v4 es, en resumen, un sistema de evaluación, verificación y documentación que proporciona recomendaciones de acuerdo con los objetivos de cada proyecto, además de que facilita una doble verificación, a través del proceso de commissioning: la primera consiste en asegurar que la edificación está construida conforme al proyecto diseñado y la segunda garantiza que se cumpla con las expectativas señaladas.

La práctica común es que el proceso de entrega-recepción entre construcción y operación sea de baja calidad, por lo que la gente que opera deberá informarse de los aspectos técnicos del edificio sobre la marcha; además de que no está considerado como una sola entidad, es decir, un solo sistema integral.

Eficiencia energética
En cuanto a calidad ambiental resume las características de ventilación adecuada, iluminación natural, vista, control en los sistemas, entre otras, de manera que el usuario tenga un espacio sano, flexible a sus necesidades y con una experiencia de calidad.

A veces los edificios invierten en sistemas costosos y complejos que por ser mal operados no ofrecen la eficiencia necesaria. La certificación LEED, en este sentido, busca mejorar la calidad de este proceso, de manera que los equipos operacionales saquen el mayor rendimiento a la inversión tanto en operación como en construcción. Uno de los primeros operadores de energía es el sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado, por lo que a través de esta certificación se busca utilizar una tecnología más eficiente y asequible para el propietario; diseñar por medios pasivos para evitar que el edificio gane demasiado calor durante la temporada cálida o pierda su calor durante el invierno; reducir la presión sobre los equipos y que las buenas prácticas de aislamiento contribuyan al buen acondicionamiento del edificio.

LEED v4 actualizó el estándar del modelo y simulación energética para que la parte HVAC otorgue la obtención de una adecuada calidad del aire, por medio de una correcta ventilación, filtración, temperatura y equipos que tengan refrigerantes de bajo impacto ambiental. En este apartado lo que se evalúa está relacionado con eficiencia de los motores, zonificación de las áreas y una buena ventilación.

Impacto ambiental
De esta manera, los equipos encargados de diseñar los proyectos pueden utilizar los parámetros de esta certificación para definir con más claridad sus propósitos en términos de gasto de energía, agua, producción de residuos, materiales, localización y transporte, espacios sostenibles, condiciones sanitarias, experiencia humana, impactos regionales, innovación internacional, local y regional.  En síntesis, la versión cuatro de la certificación LEED muestra cómo un proyecto puede beneficiar a sus comunidades locales y al planeta, al incentivar mayores niveles que permitan alcanzar objetivos económicos y sociales positivos para el medio ambiente.

Beneficios de LEED v4

  • Flexibilidad estratégica para adaptarse a los aspectos únicos de todos los proyectos
  • Enfoque basado en el rendimiento de diseño, operaciones y mantenimiento que exige resultados cuantificables en todas las etapas del proyecto
  • Red inteligente que premia proyectos para participar en programas que dé respuesta a la demanda
  • Amplio enfoque sobre la eficiencia del agua mediante la evaluación del uso total en un edificio
  • Enfoque integral en los materiales, que estima el impacto en la salud humana y medioambiente
  • Simplificación de la documentación y mayor alineación entre los sistemas de calificación para mejorar la experiencia del cliente

[author ]Mauricio Ramírez
Cuenta con 10 años de experiencia en Diseño, Construcción y Gerencia de proyectos. Es LEED AP y Sustainability Manager de Lend Lease México. Actualmente, es profesor titular de Biodiseño en el ITESM, Campus CDMX. También participó en el desarrollo de lineamientos de sustentabilidad para los proyectos del programa Habitat de la ONU, en conjunto con la Sedesol y el Colegio de Ingenieros Ambientales.[/author]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
error: ¡Este contenido esta protegido por derechos de autor, queda prohibida la reproducción total o parcial sin autorización!