Negocios Tendencias

Misión crítica: continuidad

Prestar servicios de resguardo informativo no es una labor sencilla

[dropcap]L[/dropcap]os centros de datos tuvieron su auge en la década de 1990, debido a la exigencia de una rápida conectividad y a la necesidad de disponer de datos de manera ininterrumpida. Con el paso de los años, el diseño de su infraestructura ha ido cambiando, lo que hace imprescindible la incorporación de tecnologías de enfriamiento y potencia eléctrica que resulten más eficientes.

Son sitios que no pueden parar su labor, ya que, de lo contrario, toda la actividad de una empresa, un banco o un servidor de correo electrónico, se vendría abajo. Por ello, los sistemas de emergencia tienen la responsabilidad de mantenerse siempre a la expectativa ante la ausencia de suministro eléctrico.

Si bien los centros de datos son diseñados de tal modo que las fallas de energía sean casi imposibles, nunca se está suficientemente protegido cuando se trata de la disponibilidad de redes y datos. Los centros de misión crítica y la infraestructura de las tecnologías de la información (TI) son importantes dentro de cualquier organización porque obligan a las empresas a tener una gestión efectiva, ya que la capacidad y requisitos no son negociables, puesto que requieren experiencia y conocimientos específicos.

En México, uno de los centros de datos más consolidados se localiza en la capital queretana y pertenece a Alestra. El ingeniero Luis Eduardo Arizpe Aldape, gerente de Operaciones de los Centros de Misión Crítica México, Axtel-Alestra, describe en entrevista las características de los sistemas auxiliares que le permiten al centro de datos trabajar con normalidad, aun en paros mínimos.

Comenta que un centro de misión crítica es un sitio de datos donde se requiere instalar equipo o infraestructura de TI, que debe tener un sistema de energía ininterrumpida y un sistema de enfriamiento adecuado, tanto en temperatura como en humedad, para que esté acondicionado a las normativas que requieren los equipos TI, ya sea un servidor o un equipo de almacenamiento. “En un centro de datos se debe cuidar la energía, la implementación y los sistemas de seguridad para detección y supresión de incendios. Debemos de estar preparados para cualquier eventualidad”, indica.

Por ello, cuentan con personal 24/7 para atender la operación y el mantenimiento de la infraestructura electromecánica. Tienen programas de mantenimientos que dan servicio ya sea semanal, mensual, bimestral o anualmente, según necesite la infraestructura. Planifican rutinas de inspección cada 12 horas para evaluar la funcionalidad de la operación de cada equipo; de igual manera, tienen un mantenimiento predictivo, a fin de prevenir futuras fallas o atender incidentes que se presenten.

Entre las características para elegir un buen equipo se encuentra el diseño e ingeniería y, como parte de ellos se proyecta el tipo de clima que se requiere instalar para poder enfriar todo el piso. Dependiendo de la capacidad de espacio que tenga el centro de datos, y de la potencia que se tenga para la instalación o el consumo de los equipos, es como se diseña la capacidad de los climas.

Esto quiere decir que por cada equipo de climas que esté operando para enfriar el data center, se requiere la misma cantidad de respaldo, a fin de garantizar una alta disponibilidad, la cual se considera desde el diseño.

Una vez definida la capacidad y el número de componentes, se revisa que los equipos tengan la disponibilidad que se exige para el control de humedad y sean de última tecnología. “Al final se crea una tabla comparativa de los proveedores que cuenten con el diseño que se solicita y seleccionamos al proveedor”, indica.

[box type=»info» ]Requerimientos de control: temperatura y humedad

En un centro de datos es importante tener identificados los pasillos fríos de los calientes, ya que los componentes son muy delicados y, normalmente, requieren de aire frío por la parte frontal para poder expulsar el aire caliente. De esta manera, lo que se hace es que se diseñan pasillos fríos para poner el frente de todos los servidores o equipos que se instalen y tener en la parte superior el pasillo caliente, en éste la temperatura puede subir de 17 °C. Es importante cuidar que en el pasillo frío se conserven temperaturas de 18 a 27 °C y en el caso de la humedad relativa, se debe tener un rango de 30 a 70 %[/box]

Un centro de datos automatizado

El centro de datos de Alestra, en Querétaro, tiene un sistema redundante de agua helada que permite mantener los racks a temperatura idónea: “Tenemos un espacio directo y, en caso de que le llegue a pasar algo al sistema de agua helada, también contamos con equipos de espacios indirectos. Sin embargo, en el sistema de agua helada sí requerimos un sistema de automatización adecuado para que la presión y la temperatura del agua que fluye por el circuito se pueda ajustar, dependiendo de las necesidades del encendido o apagado de las unidades o las manejadoras de aire. Dado que, si se requiere más enfriamiento, no se van prendiendo o apagando esas manejadoras y, a su vez, tiene que estar automatizando el sistema. Tenemos un controlador conectado y con eso podemos controlar y automatizar todo el sistema de enfriamiento para todo el complejo del centro de datos”, detalla el ingeniero.

Estas necesidades de automatización, reafirma, las han cubierto mediante un Building Management System (BMS), que permite centralizar la gestión en un solo equipo de control, y un sistema SCADA, que es el controlador de todo el sistema de agua helada y el cual se conecta con el BMS. Este sistema, además, permite monitorear las temperaturas que hay en las salas de los centros de datos, como la temperatura del extractor, la de inyección que se tiene en las manejadoras o la de los pasillos fríos. “A través del BMS también se monitorean los componentes de electromecanismos y si hay alguna falla, enseguida se informa por medio de una alarma. El centro de monitoreo nos ayuda a identificar fallas tempranas”.control y monitoreo centralizado

En caso de emergencia, tanto de luz como de equipo, hay un protocolo “por ejemplo, si existiera ausencia de energía por parte de Comisión Federal de Electricidad (CFE), las plantas de emergencia entran inmediatamente, y en el momento en que regresa la luz, hay una sincronización entre la planta y la comisión, todo se monitorea”, indica Arizpe.

Del mismo modo, explica que en los sistemas centrales y de difusión hay un filtro que hace más puro el aire antes de llevarlo al data center: “Digamos que tienen un sistema para filtrar el aire y que no haya impurezas desde el interior de la sala hacia otros lados”. También, como parte de los mantenimientos, hay estudios y análisis para una buena calidad de aire dentro de los centros de datos.

El ingeniero Arizpe detalla cuáles son las proyecciones a corto plazo para seguir manteniendo la calidad y el resguardo de la información. “Dentro de los proyectos, tenemos el centro de datos número 2 o el Data Center 2, en Querétaro. Lo que está en construcción es un centro de datos que va a tener series o módulos totales de 600 m2. En cada uno se va a construir la obra civil para tres de estos módulos y se va a preparar junto a la estructura mecánica uno de los módulos. Posteriormente, de acuerdo con el crecimiento se va a ir habilitando el segundo y tercer módulo, para construir la obra civil de los siguientes tres módulos y al final tener seis módulos de data center”.

Asimismo, tienen contemplado ir expandiendo su presencia en otros estados de la República. Actualmente ya cuentan con un sistema de cogeneración, primer sistema que se tiene implementado en un centro de datos a nivel Latinoamérica.

“En cuestión de la parte de enfriamiento seguimos con la parte de agua helada y en algunos casos con expansión directa, dependiendo del nivel de certificación, por ejemplo: acabamos de liberal un data hole, el cual está certificado con número tres; no requiere de redundancia 2n en climas, simplemente en +1 y, por lo mismo, para no tener que invertir en un sistema más de enfriamiento, nos fuimos por expansión directa. Nos vamos por el tipo de certificación que vamos a tener en cada data hole y con base en esas certificación diseñamos y vemos la tecnología que pondremos, de expresión directa o chillers. En el caso de estos últimos al final ponemos las dos tecnologías para tener la redundancia”, afirma el ingeniero.

En el rubro de ahorros que la implementación de estas tecnologías representa, el ingeniero es optimista ya que el significado de las energías para la operación de Alestra se tiene a nivel de estudios, porque han tenido algunos impactos en los permisos y se opera en horarios permitidos. “En la actualidad se mantienen operando las 24 horas del día, sin embargo a partir de este mes se pretende obtener todos los permisos completos para poder operar de modo continuo”.

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top