Negocios Personalidad

Un directivo de alto rendimiento

«El éxito es un asunto de perseverancia»: Albino Ramos

[dropcap]A[/dropcap]lbino Ramos resume la consecución del éxito en una sencilla metáfora: “Un atleta no empieza siendo atleta. Es un ejercicio diario y, conforme vas creciendo en la preparación, te sientes más cómodo”. Dicho de otro modo, el éxito es un tema de perseverancia. Así visto, mucho de atleta hay en su propio proceder.

Recuerda que hace casi una década, cuando fungía como gerente de Cuentas en AO Smith (empresa de motores absorbida por Regal en 2011), su poder de decisión en la compañía era, hasta cierto punto, limitado y se convirtió en un obstáculo infranqueable, que lo empujó a dejar la empresa en 2006. Meses después, se integraría a las filas de Regal como manager en la planta de Monterrey, Nuevo León.

Más que un nuevo empleo, Ramos encontró en Regal lo que estaba buscando: una empresa donde se huye de la burocracia, donde se fomenta el pensamiento emprendedor y donde la toma de decisiones está encauzada por un estilo de dirección a puertas abiertas. Conforme fue adentrándose en la cultura de su nueva casa, tomar decisiones y proponer proyectos fueron responsabilidades que llegaron casi naturalmente.

Muy en consonancia con la propia dinámica de Regal, como líder de mercado, desde 1913, el avance de Ramos dentro de la empresa ha sido vertiginoso. En menos de una década, el ingeniero Químico administrador, egresado del Tecnológico de Monterrey, se ha convertido en el Director de  Ventas  y Marketing de Latinoamérica para la compañía originaria de Beloit, Wisconsin, que se concibe como “una corporación que no seguimos a los demás: nosotros somos los que invertimos año con año en innovación, en productos eficientes y sustentabilidad, que es parte de nuestros estándares como corporación”, asegura el propio Ramos.

En las poco más de seis décadas que le preceden como empresa, Regal ha consolidado la fabricación de motores para uso comercial, industrial y HVAC, con capacidades que van desde 1/100 hp hasta 18 mil caballos de fuerza. La manufactura de capacitores eléctricos,  blowers y variadores para la parte de control y drives, así como una división mecánica. En uno de sus movimientos más recientes, lograron la adquisición de Power Transmission Solutions, antes perteneciente a Emerson. En el tema de manufactura, México ocupa un lugar destacado. Si bien su participación ha crecido en la parte de servicio y aftermarket  la mitad de lo que Regal comercializa en el mundo es fabricado en el país a través de alguna de las 17 plantas de manufactura. Motivo también de orgullo para Ramos es que al mismo tiempo “sean manos mexicanas las que produzcan y pongan la calidad en estos motores”.

El sector HVAC, evidentemente, también es clave en su lógica empresarial, aunque Ramos detecta falta de unión entre los involucrados para crecer como industria y crear más sustentabilidad, concepto que rige buena parte de sus acciones.

Se ha logrado mucho con los manufactureros, que van por buen camino; sin embargo, falta mucho. La idea es crear una concientización para futuras generaciones. Este tipo de situaciones son las que estamos tratando de impulsar en el mercado nacional. Estamos yendo con los usuarios para hablar de los beneficios y demostrar el ahorro. Desafortunadamente, no tenemos eco a nivel nacional”

A esta situación se suman otros retos, como la falta de infraestructura para brindar la capacitación necesaria a los estudiantes, al que responden como empresa, pues ponen “su granito de arena para dar esa capacitación. Enfrentar estos problemas es complicado, porque en el mercado hay diversidad de ofertantes en diferentes regiones del país y esto hace más complejo capacitar. Pero estamos ofreciendo esta capacitación a nuestros distribuidores y lo hacemos en forma continua para mostrar las ventajas de los productos”.

La falta de conocimiento abona a un desafío adicional: la eficiencia energética, una exigencia que la situación mundial ha vuelto inevitable para cualquier mercado: “Seguimos proponiéndola, sin quitar el dedo del renglón, y tratamos de hacer ver a la industria el cuidado de la energía eléctrica”. Su equipo de trabajo, describe, se presenta en hoteles y supermercados “para concientizar a la gente y poder hacer esa labor. Queremos llegar al punto donde convenzamos al usuario final para, posteriormente, hacer una explicación en toda la República. Nuestra labor es innovar; sin embargo, somos una empresa que ofrece productos que se requieren en el mercado en ese momento”, acota.

Por supuesto, lograr el objetivo en asuntos como éste requiere de esa perseverancia básica que Ramos detecta como parte del éxito. Más allá del lugar que actualmente ocupan, el directivo de Regal ve alentadora su participación de mercado en el futuro próximo. A su juicio, Regal llegó para quedarse.

Nuestras expectativas son de crecimiento constante y continuo, con la participación de mercado alcanzada en los últimos años; eso nos pone en una buena posición en el mercado mexicano y lationamericano. Somos reconocidos a nivel nacional e internacional, nos falta mucho en el comercio industrial, pero para allá  vamos”

Y ese hablar de un “nosotros” tiene su trasfondo esencial para Ramos, pues reconoce que la compañía no está hecha de una sola persona. Junto con él, su equipo gerencial avanza como uno solo; al que debe motivar a través de programas, retos para ver resultados de la compañía o simplemente “platicar con ellos sobre sus familias, involucrar al equipo de trabajo e interesarse en el otro para crear vínculos. Siempre le digo a mi equipo: la única forma de crecer en esta organización es que ustedes crezcan”.

En ese impulsar el crecimiento conjunto, el directivo y el ser humano se funden en la figura del líder, un líder sencillo y convencido de que el trabajo en equipo es lo más importante. «El éxito de una persona o líder es hacer que tu equipo de trabajo te siga. Tienes que darle confianza. Y lo más importante es que te vean como el líder de la empresa y de ellos”.

También está consciente de que el éxito empresarial lleva aparejados sacrificios, y la familia, indudablemente, será siempre el más duro. La búsqueda del equilibrio entre trabajo y familia “son parte fundamental del pilar del ser humano. Una vez que logras eso, todo resulta más sencillo”. Su secreto es hacer lo que se tiene que hacer y entregarse. “Es separar una cosa de otra y, en ese mismo equilibrio, llegar a ser pleno”.

Con tal perspectiva, los obstáculos y las desazones acaban siendo alicientes. El principal consejo: nunca dejar de formarse, porque la educación no para. Como en la vida del atleta, “la vida de un empresario, empleado o corporación, está llena de fracasos y se tiene que aprender. Una vez logrado el éxito, se podrá ver hacia atrás y decir ‘valió la pena’”.

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top