Negocios Tendencias

Certificación TAB, la más asequible

La ASHRAE autorizó al Capítulo Ciudad de México traducir el estándar TAB

El concepto Testing, Adjusting and Balance cada día es más común. Por ello, ASHRAE, Capítulo Ciudad de México, se dio a la tarea de traducir al español mexicano el estándar con que cuenta la ASHRAE. Esto permitirá hacer más accesible el acercamiento de ingenieros al concepto y servirá como complemento a la norma de comisionamiento que existe en el país

Eréndira Reyes

Existen tres pasos para verificar el óptimo funcionamiento de los sistemas de calefacción, ventilación y sistemas de aire acondicionado; sin embargo, éstos se engloban en un solo concepto: Testing, Adjusting and Balance (TAB).

Este concepto está relacionado normalmente a la construcción de edificios comerciales, en el que los contratistas encargados de instalar los sistemas HVAC emplean un servicio que se encarga de verificar que la instalación esté bien realizada.

Las mediciones normalmente se realizan en los sistemas de aire e hidrónicos, donde se ajustan los flujos según las especificaciones de demanda y rendimiento óptimo de los equipos. Estas mediciones se hacen a través de instrumentos especializados y calibrados que se enfocan en medir temperaturas, presiones, velocidades, características eléctricas, así como a la evaluación general del sistema.

En la American Society of Heating, Refrigerating and Air-Conditioning Engineers (ASHRAE) la definición de TAB se refiere al proceso de ajustar todos los sistemas en un edificio, para cumplir con los objetivos de diseño, los cuales se enlistan en las seis unidades siguientes:

  1. Balanceo de distribución de agua y aire
  2. Ajustar el total del sistema para proveer las cantidades de diseño
  3. Mediciones eléctricas
  4. Establecer el desempeño cuantitativo de todos los equipos
  5. Verificar el sistema de control automático y su secuencia de operación
  6. Medición de sonido y vibración

Estos procedimientos se cumplen al verificar que las instalaciones estén en conformidad con lo diseñado, midiendo y estableciendo las cantidades de los fluidos, como está descrito en las especificaciones del diseño, y siguiendo los lineamientos del manual de la ASHRAE.

Este esquema fue desarrollado en Estados Unidos, sin embargo, su utilidad puede aplicarse en distintos países, siempre y cuando se hagan las correcciones necesarias. En este sentido, en agosto de 2011, la ASHRAE autorizó que el Capítulo Ciudad de México se encargara de hacer la traducción de varias normas, entre ellas la de TAB.

Para lograrlo, el proyecto se tuvo que dividir en tres partes: la primera fue la traducción general del documento al español mexicano, para posteriormente hacer una revisión de la traducción, la cual fue realizada por un comité integrado por 12 miembros. Al finalizar esta revisión se procedió a elaborar material de evaluación, exposición y certificación para los especialistas interesados en el tema. Al día de hoy, todas las traducciones están traducidas al español mexicano, con el formato que la ASHRAE establece en sus publicaciones.

Uno de los profesionales que más impulso dio a esta iniciativa fue el ingeniero José Luis Frías, quien indica que el esfuerzo que se hizo en el mencionado proyecto fue reconocido a través de un certificado que comprueba las horas de desarrollo profesional (PDH, por sus siglas en inglés), además del reconocimiento en las ediciones impresas y el acceso a la certificación en el estándar.

“La primera etapa duró alrededor de 150 horas, mientras que la segunda tomó un tiempo aproximado de 500 horas, periodo en el que los 12 miembros del comité revisamos las normas de la traducción total, éstas fueron la medición de temperatura, medición de presión, análisis de información, instrumentación para monitoreo, TAB y comisionamiento.”, indicó el ingeniero Frías.

Para la tercera etapa se hizo una última revisión y lectura para afinar detalles en el texto, el cual estará con el mismo paginado que en inglés. Después de la impresión se preparó el material para la certificación, esto significa que se generaron documentos complementarios a la serie de cursos que organizará la ASHRAE Ciudad de México, para hacer más sencilla la comprensión del estándar.

[box type=»info» ]Adicionales a la traducción de TAB, se realizó la traducción de algunos esquemas relacionados con el estándar, por considerarse fundamentales en el proceso. Así, el total de las publicaciones fue de seis:

  1. Estándar ANSI / ASHRAE III, 2008, Medición, Prueba, Ajuste y Balanceo de Sistemas HVAC
  2. Estándar ANSI / ASHRAE 41.3, 1989, Método Estándar para Medición de Presión
  3. Estándar ANSI / ASHRAE 41.1, 1986, Revisión 2006, Método Estándar para Medición de Temperatura
  4. Lineamiento ASHRAE 2, 2010, Análisis de Ingeniería e Información Experimental
  5. Lineamiento ASHRAE 22, 2008, Instrumentación para Monitoreo de Eficiencia de una Planta Central de Agua Helada
  6. Guideline 0, 2005, Proceso de Comisionamiento[/box]

Educación autodidacta

Según el ingeniero José Luis Frías, “EU apuesta por el aprendizaje autodidacta. Al sacar normas, tú la estudias, alguien te aclara las dudas y presentas el examen. En México, estamos acostumbrados a tener un facilitador, quien es el que te lleva de la mano y te va aclarando dudas. Sin embargo, los estándares que emite ASHRAE están en inglés y para poder acercarse a ellos es indispensable que se traduzcan a nuestro idioma, pero que, sobre todo, se haga una buena traducción en los términos que se utilizan en el sector nacional”.

El proyecto TAB resultó en una traducción al español neutro, para que de esta forma no sólo se utilice en México, sino que también sea de utilidad para otras zonas de América Latina.

“No estamos usando términos comunes; por ejemplo, en una ocasión vimos el término eje de rotación’, el cual es inusual en el habla diaria del sector, por lo que se sustituyó por un término más normativo, como es flecha’. Lo mismo sucedió con el término pipa’, el cual conocemos como tubería’. Lo que decidimos en estos casos fue usar un español neutro, que tratara de alejarse lo más posible del lenguaje coloquial y de anglicismos mal empleados”, indicó el ingeniero, y actual gobernador de la ASHRAE, Capítulo Ciudad de México.

Además de la traducción, el Capítulo estará organizando un curso técnico para las personas que estén interesadas en conocer más a detalle el estándar de TAB. Por ello, se está incentivando a los ingenieros que integraron el Comité a convertirse en expositores, incluso se les están dando los lineamientos y metodología didáctica para exponer la norma y certificar a otros especialistas.

“En total se editarán seis volúmenes, vamos a empezar poco a poco y con los más sencillos, como han sido TAB y las normas complementarias. Esto, porque queremos ir traduciendo bajo una secuencia didáctica. La programación del curso que se dará está pensada entre julio y agosto”, comentó el especialista José Luis Frías.

Aunque los estándares se pueden adquirir a través de la librería en línea que tiene la ASHRAE, la versión en español se podrá comprar a través del Capítulo Ciudad de México, pues éste es el que cuenta con los derechos de la traducción.

La norma de Comisionamiento NMX-C-506-ONNCCE-2015

La norma de Comisionamiento NMX-C-506-ONNCCE-2015 es distinta a la norma de TAB que emite la ASHRAE. En sí, el proceso de TAB equivale a una parte del comisionamiento: el de sistemas de climatización

Normativas nacionales

Es importante decir que la norma de Comisionamiento NMX-C-506-ONNCCE-2015, que salió en 2015, es distinta a la norma de TAB que emite la ASHRAE. A pesar de que en el apartado de la primera se toma en cuenta el estándar de comisionamiento del organismo estadunidense, la norma que se tradujo es una copia certificada de la ASHRAE y sólo sirve como complemento para la norma mexicana que existe en la actualidad.

La importancia de conocer ambos esquemas es fundamental. En este sentido,  para el ingeniero Frías no es posible omitir una de las existentes: “Ya no podemos darnos el lujo de desconocer el comisionamiento, pues es un proceso formal de diseñar, construir, instalar, probar y mantener un edifico. Si me preguntas, como profesional del sector, por lo menos debes conocer la norma ASHRAE. No te puedes dar el lujo de conocer sólo la norma de comisionamiento de tu zona. Debes acercarte a la NMX-C-506-ONNCCE-2015 que está disponible, pues es la norma genérica con la que vendrán los estándares especializados. De hecho, el ONNCCE ya empezó la convocatoria para hacer las norma de comisionamiento especializada en HVAC, en incendio y en iluminación, pues toda instalación requiere una verificación”.

Comentarios

1 comentario en “Certificación TAB, la más asequible

  1. Hernan Romero Romero dice:

    Buenas Tardes Muy Interesante el artículo, podrían darme informes acerca del documento traducido, cómo lo puedo obtener y como es el proceso de certificación, ya está disponible?

    Saludos.

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top