Estética y sustentabilidad

En la carrera por desarrollar el proyecto más sostenible, los rasgos lúdicos y estéticos suelen quedar en segundo plano. No así en el showroom de Vonhaucke, proyecto de oficinas que conjuga funcionalidad y creatividad, y donde la productividad es azuzada por la belleza del espacio

Eréndira Reyes / Imágenes: cortesía de Vonhaucke

La palabra imagen tiene sus orígenes en la lengua latina y refiere al término imitación, ya que, usualmente, se ideaban conceptos a partir de la observación del entorno natural, que devenía en diseños y estructuras originales.

Actualmente, concebir un diseño y formar una imagen corporativa puede tener distintos orígenes y objetivos; sin embargo, aún conserva la misma importancia, debido a que refleja la filosofía, la esencia y los objetivos de cada empresa. Entre estos, las empresas buscan proyectar una imagen de compromiso ambiental, ya sea por reducir su consumo de energía o por mantener un ambiente de calidad en el interior de sus oficinas.

El hecho de diseñar con esto en mente es ya un aspecto destacable; sin embargo, que sean reconocidas por esta labor es tema aparte. Al momento de diseñar un espacio, sea residencia, oficina, museo o cualquier sitio pensado para recibir usuarios y motivarlos a permanecer ahí, Vonhaucke es ya un referente.

Para el diseño de su showroom, se determinaron cuatro premisas:A0MH0077844

  1. Crear un espacio motivador, al que la gente llegara feliz a trabajar
  2. Diseño integral, pensado en el bienestar de las personas
  3. Sustentabilidad
  4. Con poco, hacer mucho

Simultáneamente, se buscaba transmitir el potencial de la firma en el diseño de interiores, por lo que tenía que ser un espacio confortable, amplio, luminoso y ambientalmente consciente.

En cuanto a la ubicación, éste fue uno de los factores con mayor importancia, considerando lo problemático que puede ser desplazarse. Ante ello, se buscó que el inmueble estuviera cerca de una red multimodal de transporte y una zona con una escala urbana humana para poder caminar, rodeada de árboles centenarios y que también proveyera los servicios complementarios necesarios. Así, se eligió un penthouse en Paseo de la Reforma, con una vista privilegiada entre el Ángel de la independencia y la glorieta de la Palma. El espacio, además de su bello entorno, cuenta con una de las mejores redes de transporte público y privado.

Al edificio se le dotó de cajones de estacionamiento para coches eficientes, carpools, bicicletas y motocicletas, así como un vestidor para ciclistas. Otro de los objetivos del recinto era que cada persona contara con una entrada propia de luz natural, así como con una vista hacia el exterior del showroom, factores que generan mayor inspiración. Así, las salas de juntas y los privados se ubican al centro, a fin de liberar la vista y crear un espacio central a doble altura volcado hacia la ciudad.

Cabe destacar que hay un hilo conductor museográfico que guía y sorprende a visitantes, pues de inicio se llega a un pequeño vestíbulo que más tarde descubre un espacio de doble altura. Luego se encuentra la cafetería, un espacio multifuncional lúdico para convivir, con una terraza que alberga un jardín urbano y una fuente, ofreciendo un espacio de tranquilidad y contacto con la naturaleza.

A0MH0077842Interiorismo pionero
Fue en 1958 que Juan del Castillo von Haucke fundó la compañía bajo el nombre de Aparatos Electromecánicos Von Haucke, S.A. de C.V., que al inicio se dedicó a diseñar y desarrollar distintos equipos eléctricos, aunque el lanzamiento del sistema de oficinas abiertas bajo el concepto Space Planning convirtió a la firma mexicana en uno de los protagonistas del interiorismo en el país.

Para 2013, abrió su sala de exhibición, reconocida como el primer espacio comercial con certificación Platino bajo el esquema Leadership in Energy and Environmental Design (LEED), otorgado por el US Green Building Council.

El espacio debía mostrar el nuevo estilo de diseño que buscaba la compañía, por lo que se ideó un espacio estimulante. Mientras tanto, la base del diseño arquitectónico y de la nueva colección de muebles se basó en los aspectos más relevantes del espacio y del negocio. A la vez, incorporó lo último en tecnología en cuanto a los sistemas complementarios, pero con un enfoque sustentable.

En el showroom, la calidad de vida es básica. Se buscó otorgar la mejor iluminación y el aire más óptimo, contribuyendo los niveles de oxígeno y la ergonomía del mobiliario a que las personas lleguen mejor y más temprano a trabajar, con lo que la productividad y el ambiente de trabajo han mejorado notoriamente.

Por otro lado, los beneficios ecológicos son tangibles gracias a un consumo mínimo de energía, a la excelente calidad de aire interior, al monitoreo de bióxido de carbono y al uso de materiales sustentables libres de emisiones volátiles (plomo y cadmio).

Todo el mobiliario contiene material reciclado, madera certificada por el Forest Stewardship Council y barnices a base de agua (desarrollados como una pintura electrostática que sustituye al cromo). Por último, se diseñó una línea de plafones y muros arquitectónicos reconfigurables, haciéndolo un espacio flexible.

La clave para lograr la certificación fue centrar el diseño en las personas, debido a que se buscaba trabajar en un ambiente libre de emisiones dañinas y con el mayor respeto al uso de recursos y energía, ante la premisa de que el espacio incide significativamente en la vida de las personas. Esta meta se logró al mantener en mente un conjunto de aspectos de diseño:

  • Iluminación. Se centró en el ahorro energético y el uso de luz natural, con un consumo menor de 7.65 watts por metro cuadrado. Los luminarios tienen difusores prismáticos, microdesarrollados en Alemania por Siteco y Traxxon de Grupo OSRAM, que cuentan con una distribución de luz homogénea, sin causar deslumbramiento.
  • El sistema de control de iluminación está basado en cinco componentes: smart board, energy saver nodos, balastos regulables, sensores de presencia y sensores de luz y de control personal inalámbrico.
  • Cromática. La paleta cromática es completamente neutral, ya que el interior es blanco y de vidrio esmerilado con una paleta de colores entre plata y gris, aunque se decidió dar un acento de color en alfombras y asientos para mejorar el ambiente en el interior.
  • Inspiración. El espacio central tiene doble altura, con vista hacia la ciudad. El espacio tenía que ser sumamente eficiente en el aprovechamiento de las áreas, por eso la decisión de dejarlo al centro.

Certificación, sinónimo de responsabilidad
Este showroom es el primero en su tipo, tanto en México como en Latinoamérica, al tratarse de una sala de exhibición que ganó la categoría Platino: LEED for Commercial Interiors, del US Green Building Council, gracias al apoyo de Revitaliza Consultores. Éste encuentra en el edificio Magenta Reforma y fue diseñado por Diámetro Arquitectos.

Se trata de un edificio comercial que cumple con las exigencias del siglo XXI y que se mantiene en la búsqueda constante de mejoras que contribuyan con el bienestar de sus clientes, el capital humano y a la mejora de los espacios laborales. Fue conceptualizado para ser la oficina más productiva del país, con una atmósfera placentera y lúdica.

De esta manera, se muestra que es posible reunir todas las características necesarias para hacer un lugar digno de habitarse y mostrar propuestas innovadoras en sus diferentes ambientes. Más allá de un espacio laboral, se convierte en un espacio divertido, motivador, neutro y despejado, con ambientes acogedores que dejan ver su lado seductor, además de tener una ubicación privilegiada que permite que la luz natural permee cada rincón.

Comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba