Eficiencia energética, agente de cambio

David Lopes, director de la División de Termotecnología en México para Bosch, concibe su trabajo como una búsqueda: de innovar, de mejorar la calidad de vida, de acercarse al equipo de trabajo y a los usuarios, de impulsar la eficiencia energética. Esto es parte nodal de la empresa y de su personalidad. Ambas convergen en el compromiso de ser motores de cambio, con consciencia ambiental y optimizando recursos

Eréndira Reyes / Bruno Martínez, fotografías

Como parte de una industria que evoluciona con rapidez, Bosch desempeña su papel desde el nicho de la termotecnología. Su llegada al país data de hace 60 años al sector automotriz, si bien ahora participa en distintos sectores, donde realiza importantes inversiones en innovación y desarrollo. David Lopes explica que esto forma parte de su búsqueda por mejorar la oferta tecnológica y la eficiencia energética, temas que son parte de la dinámica mundial y que en México se han posicionado con gran fuerza. Al respecto, ya impulsan normativas que regulen los consumos y promuevan la eficiencia

A0MH0077815
“El escritorio es un lugar bastante peligroso para mirar el mundo, por lo que mi objetivo es continuar afuera, en contacto con el mercado y con los clientes”: David Lopes

Mundo HVACR (MH): ¿Cómo fue su acercamiento con Bosch?
David Lopes (DL): Estudié la carrera de Ingeniería Mecánica en la Universidad Técnica de Lisboa, en el Instituto Superior Técnico, donde me especialicé en Termodinámica y Energía. Más tarde, en el sector HVACR me desempeñé como experto Técnico, en Eficiencia Energética y Calidad de Aire Interior, según los estándares europeos. En Portugal fui consultor de proyectos de Ingeniería para unidades de Closecontrol para salas de operaciones, así como en temas de Eficiencia Energética en edificios. Hace nueve años, la compañía me contrató como desarrollador para la nueva área de negocios, el sector de Energías Renovables, específicamente en la solar térmica.

MH: ¿Qué características de la compañía lo motivaron a desear integrarse a ella?
DL: Tuvo que ver con parte de la genética de la compañía, que es mejorar la calidad de vida de las personas, aspecto que buscamos cumplir con cuidado, atención pro medioambiente y los mejores recursos disponibles, propósito que Bosch cumple a cabalidad. En nuestra división logramos esto brindando confort, con eficiencia energética.

MH: ¿Qué significa la división Termotecnología en el sector HVACR? ¿Qué oferta al sector?
DL: Básicamente, en la división nos vemos como un agente de cambio. Buscamos implementar la protección al medioambiente y la transición energética en todos los sistemas tecnológicos que traemos a México. Nos encargamos de brindar soluciones de climatización, enfocados en el sector residencial, aunque tiene algunos años que también nos dirigimos hacia la producción de calor (vapor y agua sobrecalentada) para procesos industriales.

Los sistemas de alta eficiencia energética son nuestro distintivo, somos ese agente de cambio respecto de la producción de la eficiencia energética en México. No sólo importamos tecnología, también la producimos en el país, lo que ha devenido en que este año inauguraremos la tercera planta de la división en las Américas. Se trata de una fábrica de calentadores instantáneos, lo que consideramos una contribución bastante significativa.

MH: ¿Cómo ha sido la introducción de la empresa a México?
DL: El mercado mexicano alimenta, en cierta medida, nuestras estrategias a nivel global; influye de manera muy significativa. Como compañía llevamos cerca de 60 años en el país. Empezamos en el área automotriz, y eso nos ha permitido tener una sensibilidad hacia las tendencias y los requerimientos del mercado. De esta manera, lo asociamos con nuestra experiencia a nivel mundial en otros mercados, tropicalizando las soluciones tecnológicas que hemos desarrollado.

Una parte muy importante de nuestra presencia en el mercado es la contribución hacia la mejora de la normatividad, y México no es la excepción. Hemos llevado a cabo un convenio de colaboración con la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee), por ejemplo, para promover la eficiencia energética.

MH: ¿Cómo observa el panorama de la normatividad en México?
DL: México ha trazado un camino interesante en ese sentido. Desde hace tiempo se ha orientado hacia la difusión de la eficiencia energética, aunque aún le queda un gran tramo por recorrer; sin embargo, ya se cuenta con la certificación Leadership in Energy & Environmental Design, por mencionar algo, aspecto que ha contribuido a la sensibilización de las personas en ese rubro.

Mientras tanto, nosotros hemos brindado soluciones que impactan de forma positiva al bolsillo del usuario, por lo que creo que hemos sido un actor relevante en el tema.

MH: ¿Qué nichos de negocio están abarcando?
DL: El rango de soluciones de la división Termotecnología abarca el sector residencial, comercial e industrial. En cuanto al residencial, nos hemos enfocado en el término energético, en la producción de agua caliente. En los edificios, gran parte del consumo energético de un país tiene que ver con ello, y la tecnología que hemos traído puede ahorrar más de 70 por ciento del consumo de gas; esto es un impacto económico importante para la gente.

Asimismo, este año inauguramos la nueva planta en México, acontecimiento que demuestra la fuerte inversión que estamos realizando en esa área. Estamos convencidos de que dicha tecnología la vamos a tropicalizar cada vez más a México. Ése es un punto central de nuestra inversión.

En el sector industrial, destaca la inversión en la producción de vapor y agua caliente para proceso industrial; estamos hablando de equipos que pueden sobrepasar los 20 megawatts de producción de calor, que en México es estándar, porque la mayor que fabricamos a nivel mundial alcanza los 40 megawatts y se maneja en aplicaciones industriales de alta capacidad. Igualmente, en el país estamos invirtiendo en cogeneración; nuestra participación en dicho rubro ha sido con recuperadores de calor para aprovechar el humo de los motores de combinación y producir agua caliente, para, de esta manera, eficientar los sistemas.

MH: Respecto de la nueva planta, que se ubicará en Tepotzotlán, ¿qué parte de la producción se quedará en el país?
DL: La mayor parte de la producción será para México. A partir de 2016 iniciaremos con otros mercados para Latinoamérica.

MH: ¿Cuál es su dinámica de trabajo?
DL: Se ha desarrollado de una manera bastante agradable. Creo que somos afortunados de contar con el talento mexicano que tenemos, que está muy enfocado, posee mucha capacidad y cuyo propósito es contribuir al desarrollo de México.

La dinámica de innovación se traduce en la inversión que hacemos en investigación y desarrollo. Buscamos hacer calor y energía eléctrica a nivel gerencial, lo cual es algo completamente nuevo que estamos desarrollando en los países del norte de Europa y que tiene una parte importante de contribución. Tenemos un proyecto que se llama The Bosch Energy Plus Home, en Alemania, que se trata de producir más energía de la que consume y que trabaja básicamente con sistemas Bosch, ya sean bombas de calor, energías renovables o calefacción. En la industria hay una oportunidad grande en este sentido, por lo que es importante que en México se siga esta tendencia positiva de difundir la eficiencia energética en los distintos sectores de actividad, donde vemos un potencial sobresaliente, hecho que implica seguir, precisamente, un marco normativo y buscar crear productos sustentables que sean claramente competitivos. Al respecto, Bosch continuará generando cambios.

MH: Durante su trayectoria hasta su posición actual, ¿a qué retos se ha enfrentado?
DL: Ha habido varios. El más fuerte tiene que ver con los cambios culturales asociados con una experiencia trasnacional y a un cambio de país; sin embargo, ha sido la experiencia más rica, interesante y desafiante. Los retos nos permiten entender el mundo de mejor manera y he tenido la oportunidad de aportar algo a los lugares a los que he llegado, sobre todo de aprender, un aspecto que nos permite desarrollar un nivel de aceptación y promoción de la diversidad, lo cual es muy positivo. Asimismo, resaltaría que a medida que uno evoluciona a nivel profesional y a nivel jerárquico, los filtros van incrementando. Así que el escritorio es un lugar bastante peligroso para mirar el mundo, por lo que mi objetivo es continuar afuera, en contacto con el mercado y con los clientes.

MH: ¿Qué tan difícil le ha sido posicionarse como líder en México y cómo lo ha logrado?
DL: En realidad se trata de un privilegio que hay que merecer. Lo más importante es delegar, lo que implica confianza y humildad, para creer que los demás lo harán distinto a como uno lo llevaría a cabo, pero posiblemente mucho mejor. Por otro lado, está el escuchar, que básicamente se trata de buscar comprender antes de ser entendido, característica que contribuye a un punto fundamental como líder, que es ganar aceptación como tal. Básicamente, se trata de recordar que más que una posición jerárquica, se logra ser un líder si tiene seguidores y eso implica tener una visión clara de la contribución que se desea hacer y transmitirla con mucha pasión y entusiasmo, a fin de motivar a los demás. De igual manera, busco acercarme a la gente y rodearme de talento humano.

MH: ¿De qué manera logra permear su filosofía de vida en la compañía?
DL: Yo tenía dos perspectivas por destacar, que se combinan. La primera tiene que ver con reconocer las habilidades y competencias de uno para lograr el éxito, y simplemente nunca desistir; la diferencia entre el éxito y el fracaso es la persistencia. Se puede decir que no podemos fallar ni perder. Esto es un punto angular en la gestión diaria de las dificultades que se nos pueden presentar. Otro punto tiene que ver con la innovación, por eso estamos en Bosch. Más que seguir un camino ya existente, se trata de trazar caminos nuevos y dejarlos marcados.

MH: ¿Ha tenido que hacer algún sacrificio para lograr sus objetivos?
DL: El sacrificio ha sido a nivel familiar. Afortunadamente, en la actualidad las tecnologías nos permiten mantenernos más cerca de lo que antes se podía; desgraciadamente, la distancia pesa, tanto con la familia como con los amigos. A pesar de ello, la valoración general es positiva.

MH: ¿Quiénes han sido las personas que más han apoyado su andar personal y profesional?
DL: Quien más me ha apoyado e influenciado, sobre todo en temas de Administración, es mi papá; y desde que llegué a México, mi esposa. A nivel profesional destacaría a mis mentores y a los jefes que he tenido, quienes me han brindado confianza y oportunidades, sin temor a que les hiciera sombra, lo cual puede ser difícil de hallar; esto me ha hecho sentir afortunado.

MH: Por otro lado, ¿cómo recibe el mercado las soluciones que ofrece la empresa?
DL: El mercado mexicano tiene mucha tradición legítima e interesante. Afortunadamente, cada vez hay una mayor aceptación de tecnologías sustentables. Nosotros lo hemos vivido de primera mano, lo cual es una gran satisfacción.

MH: ¿Cuáles son las perspectivas de crecimiento de la división de Termotecnología en México?
DL: Depende del sector. Si nos referimos al residencial, es posible observar un cambio en las tendencias constructivas hacia la vivienda vertical. En este sentido, la compañía ya está realizando una inversión importante con la nueva planta.

Respecto del sector industrial y comercial, la producción de vapor y agua sobrecalentada continuarán siendo bastante requeridas en México, por lo que la exigencia de sistemas de mayor eficiencia con mejor uso de la energía ha sido una constante, para lo cual nosotros hemos tomado parte importante del desarrollo; los próximos años no serán la excepción.

MH: ¿Qué tan sólida observa a la industria nacional?
DL: Bastante sólida, sobre todo en el sector HVACR, enfocado en los sistemas de refrigeración. Y con las iniciativas de eficiencia energética, que se están moviendo, se ampliará la perspectiva y se fortalecerá mucho más en lo concerniente a vivienda vertical y en cuanto a la ventilación de los edificios. Sin embargo, en México hace mucha falta un marco normativo de la industria HVACR, cuestión en la que la empresa cree que puede contribuir, gracias a la información que posee en cuanto a buenas prácticas en instalación, integración y sistemas de tecnología, generando, así, crecimiento.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba