Aire Acondicionado

Recubrimiento epóxico para combatir la corrosión

El deterioro de tuberías a causa de la corrosión es un problema recurrente en los sistemas de aire acondicionado, sobre todo en aquellos ubicados en sitios donde mantener controlada la humedad resulta complicado. A fin de contrarrestar este problema y ampliar la vida útil de estos componentes, existen diversas opciones en el mercado que pueden generar una rentabilidad significativa

Eduardo Núñez

La realidad de cualquier sistema nuevo de tubería, ya sea visible o subterráneo, es que las tuberías de metal están expuestas a la corrosión inmediatamente después de ser puestas en funcionamiento.

Los sistemas de tuberías en los edificios, por ejemplo, se instalan pensando que durarán muchos años, sin prever la severa corrosión que ocurre debajo de los pisos, techos y detrás de las estructuras de las paredes.

Esta imparable e imperceptible acumulación de sarro en el interior de los tubos provoca reducciones dramáticas en su vida útil, y debido a que generalmente se instalan en lugares poco accesibles y fuera de la vista, el reemplazo de la tubería resulta complicado y en ocasiones imposible.

La corrosión de los tubos ocurre prácticamente en todo tipo de sistemas: de agua caliente o fría, de drenaje, de descargas de manufactura, de combustible industrial y de contención de desechos y distribución, si bien el tiempo de vida estimada para cualquiera de ellos variará según la química del fluido que se transporta a través de las tuberías y los parámetros de operación del sistema.

Para el caso del agua, con el paso del tiempo los problemas de corrosión son reconocidos y el deterioro progresa hasta su máximo nivel. Esta etapa es comúnmente identificable por la presencia de una serie de signos evidentes:

    [checklist]

    • Presión de agua mínima
    • Agua con coloración
    • Agua con sabor desagradable
    • Olor a aguas residuales
    • Manchas
    • Incremento de fugas en el sistema
    • Oxidación y corrosión en las tomas de agua
    • Aparición de plomo, asbesto y otros elementos dañinos
    • El grado de progreso de la corrosión está influenciado directamente por el número de factores ambientales de un sistema particular de tubería. Entre ellos, existen algunos más comunes:

    [/checklist]

          a) Niveles de PH y química general del agua

          b) Temperatura

          c) Composición del tubo

          d) Uso del agua

          e) Velocidad de flujo

          f) Metales de agua en el suministro

          g) Reparaciones con materiales no compatibles

          h) Limpieza inadecuada en la reparación de tuberías

          i) Tratamiento de aguas inadecuado

Respecto del deterioro de las tuberías, éste se encuentra influenciado por una mezcla de variables que se presentan en el sistema. Si dicha mezcla se mantiene en el interior de la tubería, dará origen a la generación de sarro, el cual se incrementará paulatinamente (ver figura 1).

Cuando la corrosión interna ha progresado a etapas más severas, que suelen suceder después de A0MH0077762los 15 años de operación, los propietarios comúnmente tienen muy pocas opciones para optimizar y rehabilitar los sistemas. Una de ellas es recubrir parcial o totalmente sus propiedades, y actualmente sólo existen algunas opciones.

El sistema de rehabilitación en sitio que ciertas marcas ofrece es una solución simple y efectiva si se compara con el gasto y la dificultad asociada con las alternativas tradicionales de reemplazo total de tubería.

Método de aplicación
La tecnología propiedad de la marca Nuflow permite la restauración de sistemas de tubería corroídos, lo que les devuelve una condición de “nueva” y extiende, por lo tanto, su tiempo de vida útil. Los méritos de tal proceso son extensos y probados a lo largo del tiempo, además de que es una tecnología utilizada con gran éxito desde hace más de dos décadas.

El método de aplicación incorpora el uso de aire caliente comprimido como medio de transporte de un agente abrasivo a través de segmentos de tubería seleccionados. Posteriormente, el agente abrasivo golpea las paredes internas del tubo a alta velocidad y desprende el sarro y la corrosión, lo que deja una superficie en “metal blanco” adecuada para la aplicación del epóxico, comúnmente conocido como resina, un material que reacciona al mezclarlos con un catalizador o endurecedor.

El proceso de limpieza produce un desperdicio no reciclable que es extraído en un colector de polvos ciclónico. Cualquier remanente fino o polvo expulsado es capturado en la etapa final del colector de polvo por un filtro con tolerancias de 0.3 micrones.

Para aplicar la cubierta epóxica, que es ambientalmente segura y aprobada para su utilización con agua potable, se emplea un flujo de aire controlado que la distribuye de manera uniforme por toda la longitud del tubo. Por lo tanto, el material aplicado rehabilita el sistema luego de 24 horas e inmediatamente después está listo para utilizarse. Es importante decir que la cubierta epóxica protectora es lisa, durable y con un acabado resistente a la formación de minerales y a los efectos corrosivos del ácido, álcalis o productos del petróleo.

El equipo esencial para el método de aplicación incluye un compresor de aire, un postenfriador / separador de agua, un filtro primario recalentador, un filtro de aire secundario, un colector ciclónico de rejilla, un colector de polvo, así como un cabezal regulador, un distribuidor de aire y un regulador de agente abrasivo.

Proceso
Para que la aplicación de este método sea exitosa es importante seguir ciertos pasos:

 1) Diagnóstico del sistema de tubería

  • Evaluar la calidad del agua existente
  • Determinar el espesor de paredes con un dispositivo ultrasónico
  • Inspeccionar, rehabilitar o reemplazar la tubería donde se considere necesario
  • Reemplazar válvulas, codos y accesorios irreparables
  • Aplicar pruebas de presión, por segmentos, en las tuberías a fin de buscar fugas

2) Limpieza de la tubería

  • Drenar el agua del segmento de tubería
  • Secado del segmento de tubería con aire comprimido
  • Inyectado de agente abrasivo en el segmento de tubería para eliminar sarro o corrosión
  • Revisión de tubería para asegurar que la corrosión fue removida

3) Aplicación de recubrimiento

Secado y calentamiento de segmento de tubería con aire comprimido para lograr un ambiente óptimo para la aplicación del recubrimiento

  • Realizar una prueba de hermeticidad y de presión
  • Asegurar una distribución del recubrimiento a lo largo del segmento con aire comprimido
  • Realizar una revisión de segmento y una medición de pared para asegurar el espesor adecuado

4) Ensamble de sistema y evaluación

  • Instalación de válvulas originales y accesorios
  • Restablecer el flujo permanente de agua y llevar a cabo la prueba final
  • Evaluación de flujo y calidad del agua

 

Beneficios y características

1) Alternativa de mejor costo contra remplazo de tubería

2) Sistema cerrado. Utilizado dentro de los edificios y otras instalaciones sin riesgo para las áreas circundantes

3) Interrupción mínima para usuarios y habitantes

4) Aplicación flexible, ya que el método está diseñado para cumplir con variedades de longitudes, diámetros y configuraciones

5) Las tuberías de agua potable son recubiertas de forma segura con un recubrimiento epóxico no tóxico

6) Alternativa con ahorros de costo, al reducir:

  • La inversión en mano de obra asociada con la construcción para acceder a los tubos a través de las paredes y las subsecuentes reparaciones de éstas
  • Los costos de reparación asociados con la plomería
  • Cierre de edificios, pérdida de utilidad y las molestias al personal durante la reparación

7) Ahorros de energía

  • Restauración efectiva del sistema de agua al tener presión máxima de diseño
  • Cero desperdicio de agua al tratar de aclarar su color
  • Reducción de costos de bombeo

8) Ahorros en costos de salud

  • Reduce las bacterias en el agua
  • Una cloración más efectiva

9) Aplicaciones. Pueden utilizarse donde sea que los sistemas de tubería se encuentren instalados, incluyendo:

     a) Estructuras

  • Escuelas
  • Casas, departamentos, condominios
  • Hospitales
  • Hoteles y moteles
  • Aplicaciones subterráneas
  • Drenajes, sistemas de agua públicos
  • Industrias
  • Sistemas de transporte de combustibles

b) Barcos

  • Navales
  • Cruceros
  • De carga o utilitarios

10) Amplio rango de segmentos de tubería en diámetros desde ½ hasta 8” y longitudes de hasta 150 metros

11) Aplicable como medida precautoria en sistemas de tubería nuevos

Para dueños u operadores de sistemas de este tipo, las alternativas son variadas y serán ellos quienes decidan cuál es la mejor opción; sin embargo, la tecnología ha evolucionado con el propósito de brindar distintos métodos, por lo que resulta importante conocer los beneficios que pueden otorgar.

Autor

Eduardo Núñez Sánchez
Ingeniero Mecánico egresado de la Universidad Tecnológica de México. Estudió la maestría en Ciencias e Ingeniería Mecánica en el Instituto Politécnico Nacional, donde se especializó en Mecánica de Fluidos, Transferencia de Calor e Intercambiadores de Calor. También cuenta con una maestría en Administración de Empresas por la Universidad del Valle de México. Actualmente es gerente General de Raesa y Nuflow para México

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top