Panorama fértil para industria HVACR nacional

Las recientes reformas que se han legislado en el país traerán fuertes inversiones en varios sectores. Turismo, construcción y servicios serán los mayores beneficiados, pues el crecimiento en la economía del país exige de infraestructura efectiva. De igual forma, el sector HVACR podrá tener oportunidades de negocio en varias industrias. El futuro es prometedor.

Jaime Jiménez

Es evidente que la industria del aire acondicionado y refrigeración incide directamente en otros sectores y que por lo tanto depende del crecimiento que tengan éstos para tener éxito; sin embargo, en los últimos años, el dinamismo de negocios en México fue lento y presentó impactos importantes en distintos sectores productivos.

La perspectiva en cuanto a crecimiento realmente se espera favorable, y no de forma gratuita, ya que se supone que a partir de las reformas y los cambios legislativos que realizó el Gobierno Federal vendrá una mayor actividad, sobre todo, para el cierre de año.

A0MH0076497Las recientes reformas y los cambios legislativos favorecerán la realización de proyectos que impulsarán el mercado

En definitiva, la Reforma Energética promete un futuro con inversión directa en proyectos de generación y distribución de productos, así como en proyectos paralelos que requerirán las ciudades de vocación petrolera y otras zonas turísticas donde se necesitarán hoteles e infraestructura de servicios.

El anuncio que se hizo ­recientemente sobre el aeropuerto de la Ciudad de México también será de importancia, porque, independientemente del impacto que representará, se desarrollarán muchos proyectos paralelos por el flujo de turismo de negocios y de esparcimiento que se espera.

Además, este proyecto también traerá una mayor visibilidad de México hacia el extranjero y con ello creará una necesidad por construir más centros turísticos, hoteles, e inmuebles de escala mundial.

Otro factor importante, y que también se impulsará, será atraer a otros mercados, como el asiático, que es un mercado inmenso para el turismo de negocios y que en México apenas inicia su explotación. En la medida que esto crezca, significará un incremento en la construcción, incluso, de aeropuertos en otras ciudades.

El sector HVACR nacional definitivamente presenta un gran potencial, y al ser un país en desarrollo, el crecimiento será tangible, debido a que en comparación con economías desarrolladas donde ya se logro una estabilidad económica, México podrá presentar tasas de crecimiento importantes en términos reales.

El país, así como todas las regiones en desarrollo, puede tener la oportunidad de medir su crecimiento de forma más efectiva y paulatinamente incidirá su crecimiento en otras áreas de desarrollo.Por ejemplo, el desarrollo de tecnología.

Sobre esta línea, es una realidad que todas las empresas que representan el sector HVACR son extranjeras, pues a la fecha no hay una empresa nacional que desarrolle equipos que sea totalmente mexicana. Por tanto, el desarrollo de tecnología de sistemas y complementos es de carácter corporativo y se realiza en los lugares destinados por las empresas. Lo que también es cierto es que la base de manufactura en México va en aumento, por lo que la modernización de los procesos está aperturando la investigación y el desarrollo de la ingeniería mexicana en la industria.

A0MH0076496Con el crecimiento de la industria aeronáutica, el sector HVACR tiene una gran oportunidad de negocios

Sectores como el automotriz o el aeronáutico están creciendo mucho de forma favorable y representan para el sector una buena oportunidad de negocios al requerir el acondicionamiento de sus plantas; no precisamente por confort, sino porque su procesos así lo solicitan; por lo tanto, la tecnología de control de temperatura y humedad es imprescindible.

Ahora bien, también la expansión se ha dado en lugares que tradicionalmente no eran entidades maquiladoras, hoy se tiene mucha inversión en el Bajío, en Puebla y en otros estados que no tenían este tipo de industrias, así que se están creando polos de desarrollo que ofrecen oportunidades para dichas regiones y que igual traen una inversión indirecta muy importante.

Incluso, dentro de toda la periferia que representan, inciden directamente en el crecimiento regional.

En cuanto a otras sectores productivos, como es construcción, el panorama irá paralelo a la recuperación franca de la economía nacional y de cómo se adecuen los diferentes sectores a las nuevas reformas, pues pronto se podrán liberar proyectos que han estado en el tintero y también se estarán generando nuevos proyectos que van de la mano con ese dinamismo que se está intentando impulsar en el país.

PrintLas reformas definitivamente tendrán sus efectos en el corto y largo plazo; de inmediato ya se está viendo un crecimiento latente en el turismo de negocios gracias a que muchas trasnacionales están enviando a representantes de sus corporativos para entender la oportunidad que se están generando.

En las plazas como Coatzacoalcos, Campeche, Tamaulipas y Veracruz ya se siente un movimiento importante de dinero e interés por invertir; así que muy pronto se necesitarán centros comerciales, hoteles y demás servicios para que puedan brindar confort a los viajantes y visitantes de estas zonas.

Las tendencias del sector están fuertemente impulsadas por buscar sistemas con menores consumos de energía y que sean menos dañinos al medioambiente, por lo tanto, siguen una línea ambiental.

La evolución que están teniendo los equipos de aire acondicionado y refrigeración van hacia sistemas que utilicen refrigerantes amigables y tecnologías, que si bien hace varios años eran novedosas, hoy en día ya están muy impuestas en el mercado. Por citar un ejemplo, equipos de refrigerante variable tienen muchos años de haber llegado a México, aunque en este momento están muy en boga.

Este desarrollo de tecnologías depende de los proyectos, pero, en definitiva, todas las novedades van sobre esta tendencia de consumir menos energía, tener nulo impacto al medioambiente y, sobre todo, una mayor integración a los sistemas de automatización que hoy en día ya son básicos en cualquier edificio.

A0MH0076494Se espera una fuerte inversión de empresas trasnacionales, por lo que la competitividad que brinde México es fundamental. Repetidamente, el país ha demostrado que tiene la capacidad de organización, de generación de oportunidades y de generación de infraestructura requerida para aprovechar estas oportunidades, por lo que se deberá seguir esta trayectoria.

Hoy en día, México es en Latinoamérica el país donde todos los ojos están puestos, por su economía, el dinamismo que presenta en dicho sentido y por el futuro que se prevé. Además, un factor que ayuda es la posición de Brasil, le pues abre nuevos horizontes. Por lo tanto, en los próximos cinco años se verá una recuperación franca contra los últimos dos años que ha estado muy lentos.

Ahora bien, el mercado es otro factor importante, por lo que las nuevas construcciones y edificios han tomado una tendencia hacia los paradigmas de certificación.

Cabe destacar que lo bueno de paradigmas como LEED es que tiene los parámetros a calificar muy bien definidos, como son materiales, procesos, eficiencia, generación de energía, etcétera; por lo que la exigencia que solicita a los edificios es más efectiva.

A0MH0076493La tendencia actual nos lleva a reducir tanto el consumo energéitco, como el impacto al medioambiente

La popularidad de este tipo de proyectos es cada vez más grande y muchos inversionistas generan obras que cumplen con esta certificación u otras, pues la demanda del mercado también ha tomado esta posición de exigir edificaciones más eficientes. Entonces, el mercado es más exigente y la dinámica también ha cambiado.

Las oportunidades de negocio que se presentan para la industria HVACR son interesantes y las encontramos, sobre todo, en el sector automotriz; aunque en el aspecto comercial, el crecimiento de centros comerciales y supermercados también se verá muy favorecido.

También, el sector hotelero es uno de los terrenos más fértiles, sobre todo en Cancún y la Riviera Maya, ya que desde el año pasado volvieron sus niveles de ocupación, por lo que la tendencia en estas regiones será renovar y construir nuevos desarrollos.

La industria, entonces, tendrá números positivos, y más cuando la crisis en Europa ya no está empeorando y la economía estadounidense presenta mejoría. La dinámica que se está generando en el país potenciará que la gente tenga un mayor poder adquisitivo, lo que significa que buscarán tener insumos de confort y comodidad, como son sistemas de climatización.

Ahora bien, la recomendación a todo el gremio es capacitarse respecto de tecnologías y tendencias actuales.

Conocer las nuevas certificaciones y entender las necesidades de los diferentes clientes hará que la ingeniería sea bastante accesible, por lo tanto, los proyectos serán mejores.

Lo anterior motiva a estar en constante actualización, por lo que a las sesiones técnicas de ASHRAE, acudir a cursos de especialización y buscar distintas fuentes de información brindará mejores oportunidades de crecimiento.

Jaime Antonio Jiménez Núñez
Es ingeniero Civil y cuenta con una maestría en Administración de Empresas por parte del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. También ha recibido diversos diplomas por parte del Programa de Entrenamiento de graduados Trane, con base en La Crosse, Wisconsin, al haber cursado los programas de Ingeniería Profesional de Ventas, Construcción de Sistemas de Administración y Administración del Liderazgo. Actualmente es director General de Trane y de Thermo King de México.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba