Opinión

Aumentar calidad de vida de cámaras de refrigeración

Diversas industrias se sirven de tecnologías para el suministro de frío con objetivos diferentes, pero que mantienen puntos en común en cuanto a las sugerencias de operación que se les pueden aplicar. Tomarlos en consideración permitirá implementar medidas preventivas que garanticen su correcto funcionamiento por más tiempo.

Redacción / Ilustración: Jorge Monroy

El uso de cámaras de refrigeración es vital en diversas industrias. Pueden encontrarse en centros comerciales, comedores industriales, almacenes, etcétera. Una instalación mal hecha puede incrementar el consumo de energía, por lo que se recomiendan algunos consejos para evitar que esto ocurra.

La temperatura que puede tener este tipo de equipos varía en la mayoría de los casos por la capacidad que tiene el compresor del equipo frigorífico; además, se debe tener un buen mantenimiento en el condensador a fin de evitar que la suciedad impida una circulación de aire más eficaz.

El tamaño de los equipos y sus aplicaciones son variados, pues no serán los mismos objetivos los que plantea una instalación en un restaurante, que las metas por conseguir en un equipo residencial. En este sentido se pueden plantear algunas recomendaciones para que la vida útil de ellos sea mayor y su rendimiento mejore.

1. Evitar que el sol incida en el condensador
Esta medida impedirá que se eleve la temperatura de las cámaras y que trabajen innecesariamente para contrarrestar el flujo calorífico. El desgaste que provoca dicho factor en los condensadores provoca que el mantenimiento sea más constante.

2. No instalar los equipos en huecos de escalera o cerca de focos de calor
En el caso particular de cocinas es difícil que la instalación se encuentre alejada de equipos que generan calor, como estufas, freidoras o vaporeras, pues la misma necesidad del espacio requiere que las cámaras estén cerca de ellos.

Otro aspecto por considerar es la entrada de aire, factor que significará un reto en la instalación de cámaras en cocinas, pues tendrá que contemplar la emisión de partículas y humo que se produzcan en estos espacios. La entrada de aire limpio ayudará a que trabajen de forma óptima sin generar consumos de energía innecesarios.

3. Instalar extractores
En el techo de las instalaciones es posible optar por la instalación de extractores y termostatos que ayuden a los compresores a tener un mejor rendimiento. Uno de los problemas más recurrentes en este tipo de equipos es no contar con una buena circulación de aire, lo que potencia el uso del compresor.

En el mercado existen varias opciones y tamaños que se pueden adaptar a la gama de equipos disponibles. Idealmente se debe contar con rejillas que permiten la entrada y salida de aire en los cuartos; por lo tanto, también se deberá cuidar que estén abiertas o cerradas según la necesidad del equipo.

4. Mantener herméticas las puertas de la cámara
Existen distintos tipos de puertas que no permiten la salida de frío en los sistemas; algunas cuentan con cierres herméticos y flexibles que permiten un uso más efectivo. Por ello, es importante que después de abrirlas se verifique que las puertas se encuentren completamente cerradas para evitar variaciones de temperatura.

5. Monitorear el suministro de frío
En el almacenamiento de alimentos se debe cuidar mucho este factor, pues además de que garantiza una conservación adecuada de los productos, evitará que la cámara funcione de forma incorrecta. Para contar con una mayor claridad se pueden seguir las recomendaciones que tienen los mismos productos, o bien, verificar con especialistas la temperatura que necesitan.

En el caso de fármacos o productos que requieren un mayor monitoreo existen termostatos que controlan la temperatura automáticamente y cuentan con un riguroso monitoreo.

6. Control de materiales
Los materiales de construcción por utilizar deben tener resistencia a las bajas temperaturas, ciclos de congelamiento y deshielo. En el caso de muros y techos, para evitar la pérdida de frío existen muchas alternativas de materiales aislantes, entre los que se encuentran los paneles rellenos de fibra de vidrio, celulosa, poliestireno y otros similares.

Es usual que en pisos se ocupe concreto, por lo que se recomienda que éste reciba un tratamiento especial.

En algunos casos, sobre todo en cámaras de congelados, es indispensable instalar una capa de material granular con gradación abierta, con el objetivo de generar una cámara de aire en la parte inferior.

7. Elegir productos originales y certificados
Para que la garantía en el suministro de frío sea efectiva, se requiere que los equipos estén bajo normas de calidad. Igualmente, la instalación debe estar hecha por un especialista y es necesario monitorear su operación con regularidad.

8. Aislamiento de paneles
El panel de sándwich está formado por un núcleo aislante de espuma rígida de poliuretano, unido, a su vez, por dos capas de cobertura que se pueden encontrar en materiales metálicos o no metálicos.

Durante su fabricación se preparan las capas de cobertura, perfilando y troqueleando según el diseño de la cámara; después pasa por un tratamiento en el que se rellena de espuma. Estos equipos son fundamentales para las cámaras frigoríficas y se envían por separado para la instalación final del sistema, con el fin de mantener el frío en el interior sin que existan fugas.

Se debe cuidar el espacio entre los paneles y procurar que éste no sea de gran longitud.

9. Integrar una válvula de seguridad y un balón de compensación
Las válvulas de alivio de presión o de seguridad están diseñadas para liberar un fluido cuando la presión interna de un sistema supera el límite establecido. Su objetivo principal es evitar una explosión, pero también ayudan a que el equipo y la tubería se mantengan seguros y bajo los parámetros establecidos.

Estos equipos garantizan la seguridad de todos los involucrados en la operación y uso de una cámara frigorífica, y sirven como registro para los especialistas.

10. Contar con un buen sistema de descarchado
Algunos restaurantes tienen un organigrama donde se regula por tiempos el descarchado de sus equipos, ya que hay alimentos que no pueden conservarse correctamente si no se aplica este proceso; por higiene, también representan una ayuda para evitar que los productos se contaminen.

En las cámaras de refrigeración del sector salud existen normas que regulan que el suministro de frío garantice la conservación de los productos bajo exigencias internacionales.
————————————————————————————————————————————————-

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top