Opinión Tips

Consideraciones para selección de campanas y extractores

Prevenir la concentración de humo y otras partículas contaminantes en espacios cerrados, como cocinas, cuartos de baño o retretes, se debe tomar en cuenta para garantizar las actividades que se desarrollan en el lugar y la comodidad del usuario. Atender a ciertas consideraciones permitirá instalar el sistema más adecuado.

Se deben considerar diversos aspectos al momento de elegir un sistema, de modo que se creen las condiciones idóneas para las personas en relación con la calidad del aire.

Redacción.

En el interior de las cocinas particulares y de uso industrial, la concentración de humo derivado de las actividades que se desarrollan en ellas es un elemento habitual. La instalación de una campana extractora permite mantener dichas concentraciones en niveles adecuados, de modo que no impidan el desarrollo de las labores normales.

Asimismo, en los cuartos de baño, retretes y mingitorios, la presencia de aromas desagradables puede prevenirse mediante el uso de extractores de aire que permitan renovar el aire en el interior de estos lugares. Existen ciertos aspectos que se deben tomar en consideración para elegir el mejor sistema que cumpla con las necesidades del sitio y brinde tanto comodidad como condiciones idóneas para la presencia humana en relación con la calidad del aire.

Cálculo del caudal
Como regla general, se puede establecer que el caudal de aire nominal ofrecido por el extractor o por la campana debe ser de entre seis y 10 veces por hora el del total de la habitación, e incluso de 20 en algunas campanas extractoras.

Esta necesidad la determina la contaminación del aire de que se trate. Eliminar una atmósfera de humo de aceite o los malos olores de un retrete, exigirá una acción más enérgica que ventilar un cuarto de baño o una habitación para reducir la humedad.

Para calcular el volumen de aire de la habitación se debe multiplicar longitud por anchura por altura. En el caso de una cocina, se debe restar 30 por ciento al resultado, que es lo que ocupan aproximadamente los muebles y electrodomésticos.

Instalación directa al punto de salida  
Hay tres soportes fundamentales sobre los que se conecta el sistema de extracción: conductos, muros y cristal.

El primer caso es típico en retretes y cuartos de baño sin ventilación exterior. Se suele hacer mediante la sustitución de la rejilla de salida al conducto (o shunt). La instalación en muros suele hacerse en sótanos o locales con acceso hacia el exterior.

Para realizar la instalación en cristal, un recurso sencillo puede ser colocar los extractores o la salida de las campanas en un cristal fijo de la ventana. No se debe hacer este tipo de instalación sobre un cristal aislado al vacío (tipo Climalit), puesto que perdería sus propiedades aislantes.

A00075719Rendimiento eficaz
Una vez que se ha determinado el caudal, se deben tener en cuenta otros factores importantes. Primero, cuanto más baja esté la campana de la cocina, más eficaz será su absorción. A 1 m de altura de la placa de cocción, por ejemplo, el humo se disipa por la cocina antes de ser extraído. Se debe tener en cuenta, sin embargo, que por cuestiones de seguridad hay que respetar una altura mínima desde la placa de cocción de 50 cm si es eléctrica y de 60 cm si es de gas.

En el caso de los extractores, se debe procurar no colocarlos sobre los radiadores, pues esto supone pérdidas de calor. También se debe evitar su colocación junto a puertas o rejillas de ventilación, pues crearán un microcircuito que no moverá correctamente el aire del resto de la habitación. Se deben prever rejillas, rebajes en las puertas u otro sistema que permitan sustituir rápidamente el aire que se extrae por aire limpio del exterior. Es preciso alejar lo más posible esas entradas, de manera que se fuercen corrientes que afecten al conjunto del volumen de aire sobre el que se quiere actuar. En los cuartos de baño, está prohibido instalar extractores encima de la bañera o de la ducha, a menos que se sitúen a más de 2.25 m.

Colocar extractores en lugares con calentadores o calderas no estancas puede ser peligroso. Hay que asegurarse de que la rejilla de entrada no se pueda bloquear, pues podrían forzarse hacia el interior los gases de la combustión del calentador.

Instalación alejada del punto de evacuación
Éste es un caso habitual en la instalación de campanas en cocinas y puede darse también en algunos casos de extractores, como los situados en techos. Al elegir el extractor se debe tener en cuenta que la presencia de tubos y codos resta eficacia a la extracción. Por este motivo, se debe ser más generoso cuando se calcule el caudal de aire e incrementarlo al menos en 20 por ciento. El caudal recomendado para las campanas extractoras cuenta ya con este factor, por lo que no es necesario que se calcule nuevamente.

Respecto de la instalación, es obligatorio montar una canalización que sea funcional y, en ocasiones, estética. Para ello, existe una serie de piezas de conducto que permiten resolver este problema, con tubos redondos de 100 y 120 mm de diámetro y tubos rectangulares de 14×70 y 55×110 mm. Además, existen otros elementos como rejillas, embellecedores, etcétera. Por tanto, existe una gran variedad de piezas que permiten llevar el conducto hasta la salida de evacuación.

Ángulos difíciles
En ocasiones, debido a las exigencias de la instalación es posible que se requieran pequeños ángulos que no pueden conseguirse con el juego que dan los codos. Por ejemplo, un caso frecuente ocurre cuando hay que embocar el tubo de la campana en el conducto y éste se encuentra ligeramente desviado. Para ello, se pueden tomar algunas medidas:

Colocar el tubo sin apretarlo, de forma que tome la inclinación requerida

  • Con el tubo inclinado, marcar una línea que siga el borde de la pieza en la que se encaja. Ése será el corte a bisel que mantendrá la inclinación al realizar el ajuste
  • Marcar una línea longitudinal en el encuentro de las dos piezas para saber dónde deberán encajar después de cortar
  • Cortar el tubo siguiendo la línea marcada y encajarlo. A continuación, marcar el lugar por donde se tiene que cortar en la parte de arriba, en el punto donde se encuentre con el conducto
  • Colocar el tubo en la salida sin forzarlo. Para asegurar las uniones, se puede utilizar cinta americana

Instalación sin salida de humos
Cuando no sea posible enviar al exterior el humo generado en la cocina, debido a que no existe un conducto de evacuación hacia el exterior, se deben instalar filtros de carbón activo en la campana para que purifiquen, en parte, los humos que se desprenden al cocinar. De esta forma, la campana devuelve el aire hacia el interior de la cocina una vez filtrado.

La instalación de los filtros es muy sencilla. Para algunos modelos, los fabricantes suministran soportes en los que se alojan los filtros. Además de los soportes, es necesario fijar en el interior del cubretubos un difusor que por su diseño facilita la recirculación del aire.

Mantenimiento
Los extractores no precisan mantenimiento alguno. Conviene quitar el polvo a la rejilla con un paño húmedo y una aspiradora.

Respecto de su funcionamiento, siempre será útil acoplarlos a un temporizador que optimice su trabajo. En el caso de las campanas, se debe utilizar un producto de limpieza específico para el material en que estén fabricadas o, en su defecto, agua jabonosa.

A00075717La limpieza de los filtros metálicos se realiza dejándolos en agua caliente con detergente, aunque también existen esprays específicos. Otra opción es comprobar si los filtros de la campana elegida admiten su limpieza en el lavavajillas. Si se utiliza la campana a diario y se le da un uso normal, es conveniente limpiar los filtros una vez al mes.
————————————————————————————————————————————————-

 

Comentarios

2 comentarios en “Consideraciones para selección de campanas y extractores

  1. D deubois dice:

    Apto para profesionales diversos a la ventilación y climatización y publico en general.

  2. Ing. Cecilia Ramos Ramos dice:

    Buenas tardes

    Me podría enviar una cotización de un extractor para gases como por ejemplo Hidróxido de amonio, resinas epoxicas y catalizadores epóxicos entre otras materias primas.

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top