Personalidad

Pasión por la refrigeración

El ingeniero Álvaro Ojeda Santana, director General de Refrigeración Ojeda y vicepresidente Ejecutivo de Grupo Ojeda, comparte los orígenes de esta empresa líder en la industria de la refrigeración comercial en México. Tras más de 65 años de la fundación de Refrigeración Ojeda, los planes son cada día más ambicios y más sólidos. Todo se debe, en palabras del ingeniero Álvaro Ojeda, a un solo motivo: la pasión

Christopher García / Rubén Darío Betancourt, fotografías

A00075491Muchas empresas inician grandes; otras trabajan para alcanzar la grandeza. Refrigeración Ojeda es una de ellas. Con orígenes humildes, en un proyecto de dos personas dedicadas a la reparación y servicio de refrigeradores, la tenacidad y el compromiso de su fundador la transformaron años después en una de las compañías mexicanas referentes del sector. Su actual director General, el ingeniero Álvaro Ojeda, afirma que el mercado asiático es la próxima meta.

Mundo HVAC&R (MH): ¿Cómo fueron los inicios de Refrigeración Ojeda?
Álvaro Ojeda (AO): La empresa data de 1948, cuando mi papá, el ingeniero Edel Ojeda Malpica, que se dedicaba al boxeo, al tiempo que estudiaba ingeniería en el Instituto Politécnico Nacional fundó un pequeño taller de reparación de electrodomésticos. Más tarde, un conocido le propone incluir la reparación de refrigeradores. Mi padre le dijo: “Yo no sé nada de refrigeración”. El otro le respondió: “Yo sí sé. Vamos a asociarnos y arrancamos una empresa de refrigeración”. Así, fundan la empresa Refrigeración Ojeda en la colonia Condesa, donde era la casa de mi abuelo.

Él les facilita un patio de 5 x 5, un antiguo gallinero, y ahí realizan las primeras reparaciones. Dos años después, el socio de mi padre decide no seguir y se separan. Pero mi padre sigue con el proyecto, pues resulta ser excelente en la reparación de equipo de refrigeración. Decide mudarse a la calle Dr. Manuel Barragán, en la colonia Doctores, donde empezó a ofrecer más servicios, incluso hacía algunas cocinas dentro de las cantinas que hoy todavía existen en el Centro Histórico.

Más tarde, se muda a la colonia Granjas México, ya con fabricación de refrigeradores, cuartos fríos y mesas refrigeradas. Todo era completamente manual, nada industrializado.

En la década de 1960, se asocia con una empresa Norteamericana llamada Tyler International. Entonces, el gobierno mexicano prohibía la mayoría extranjera, por lo que mi papá mantuvo la mayoría de las participaciones de la empresa. Después de 10 años de operación, la empresa americana decide vender su parte en México y mi papá se queda con el cien por ciento de las acciones.

Arranca 1970 como una empresa que creció 10 años con los americanos, con gran experiencia en la refrigeración, la industria de los supermercados, los heladeros, los botelleros, y ya con una buena gama de productos que se incrementa en los siguientes años.

En 1997, se crea Frigopanel, empresa dedicada sólo a la fabricación de cuartos fríos para atender a la industria de restaurantes, hospitales, laboratorios, entre otros, ofreciendo soluciones desde panel hasta proyectos llave-en-mano. Cuatro años más tarde (2001), nos certificamos como empresa ISO-9001 en todos nuestros procesos. Algunas empresas sólo certifican una parte, pero nosotros quisimos tener la certificación en todos los procesos de la empresa.

En 2005 expandimos más los proyectos de exportación, pues, hasta 2004, 99 por ciento de nuestro mercado era nacional. Así se crea Ojeda USA, una filial que cuenta con bodega, entrega y servicios, y se localiza en Carolina del Sur. Inicia operaciones en 2006.

En 2008 hacemos una coinversión con la compañía española, Grupo Repro, para crear una empresa en conjunto. El proyecto se llama Isodoors Solutions y se encarga de hacer puertas especiales para complementar la oferta de Frigopanel, e inclusive ir más allá, pues ofrece soluciones para áreas de servicio, andenes de carga, entre otros.

En 2010, abrimos operaciones en Centroamérica. La oficina que se encarga de atender a este mercado se ubica en Costa Rica bajo el nombre de Ojeda Centroamérica.

La última empresa que formamos nació en 2013, encargada de fabricar cocinas industriales; se llama ROK International (Refrigeración Ojeda Kitchen). Buscamos entregar proyectos llave-en-mano a los clientes. Podemos ir con un hotel, un restaurante u otro tipo de cadenas, y ofrecerles refrigeración, cuartos fríos, mobiliario y toda la cocina industrial. El proyecto completo lo abarcamos desde hace un año con muy buenas perspectivas.

MH: ¿La fabricación se realiza totalmente en el país?
AO: Si, tenemos dos plantas de fabricación en México. Una en Canela, en la colonia Granjas México. Aquí tenemos 25 mil metros cuadrados techados y trabajan alrededor de 700 personas. La otra está en Toluca, junto al aeropuerto. Esa planta cuenta con 10 mil metros techados.

En la Ciudad de México fabricamos congeladores, algunas vitrinas y refrigeradores verticales y abiertos. En Toluca se fabrica otro tipo de refrigeradores, cuartos fríos, cocinas industriales y algunas vitrinas curvas para proyectos especiales. En la planta de Toluca, trabajan alrededor de 150 personas. Hablamos de que, en total, contamos con aproximadamente 900 empleados.

MH: ¿Cómo enfrentan las Reformas que ha habido en fechas recientes?
AO: La mentalidad de toda la empresa es que no vamos a dejar que nuestros planes dependan del Gobierno. Tenemos que ser independientes; por supuesto, siempre de manera responsable –la empresa paga bastantes impuestos–, como siempre se ha hecho. No vamos a sentirnos afectados por una Reforma Fiscal o una Energética. Durante la vida de la empresa ha habido muchos cambios políticos.

En la parte energética, ponemos nuestro grano de arena desde hace muchas décadas. La NOM-22 te exige un consumo máximo de electricidad y el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica te otorga un sello si tus equipos presentan un consumo 10 por ciento menor. Nuestros equipos consumen hoy hasta 70 por ciento menos de lo que indica la Norma. Quisiéramos que se apretara un poco más para que todos los fabricantes de refrigeración participaran en el ahorro de energía.

Nuestra toma de decisiones es muy rápida: vemos algo, lo decidimos y lo echamos a andar”

MH: ¿Cómo estuvo el sector el año pasado? ¿Se vio un tanto detenido?
AO: Sí. El año pasado, el Gobierno se dedicó a aprobar sus Reformas; fue un año invertido sólo en eso, en el que frenaron a todo el país. Pero la historia de un país no se escribe en un año; tampoco la historia de una empresa. Es un bache que se tuvo que sortear.

Diferentes sectores enfrentaron el mismo bache, pero la perspectiva es muy buena. Es muy importante que dentro del Grupo vendemos soluciones integrales, como en el caso de las cocinas, de la refrigeración, los congeladores y las cámaras. Con la competencia, nos sentimos cómodos, pues, más que afectarnos, nos detonan para ser más eficientes.

Además, trabajamos cien por ciento con capital mexicano. En el medio, algunos distribuidores creen que nos compraron. Éste es un tema muy importante: la empresa no se ha vendido. Si alguien nos quiere comprar, que nos digan quién es, porque no lo conocemos. La empresa es cien por ciento mexicana y no hay nada que lo cambie en este momento. Tenemos muchos planes de expansión, tanto en infraestructura, como en innovación y equipos que es gran parte del éxito de Ojeda. Algunos competidores se  especializan en un sólo sector. Nosotros atendemos a diferentes sectores: refrigeración, congeladores, cocinas, cámaras frías, vitrinas, maderas, y esto nos ayuda en tiempos como el año pasado, pues si un sector se cae, otros siete se sostienen. Aquí estamos.

MH: ¿Cuáles son sus planes para el resto del año?
AO: Cada empresa del grupo tiene su historia. En el caso de las cocinas, junto con refrigeración, hay un paquete integral para el sector de restaurantes y hoteles. También tenemos planes increíbles con grandes cadenas; ya les vendemos todo el equipamiento. En congeladores, innovamos mucho con el gas. Hay un refrigerante que no afecta nada a la capa de ozono, es un hidrocarburo. En América nadie se ha animado a utilizarlo; apenas hay un fabricante que lo está usando. Nosotros lo usamos desde hace cinco años y tenemos en el mercado más de 100 mil equipos que lo utilizan, y empresas grandes, como Unilever, han trabajado en conjunto con Ojeda para hacer realidad tener un gas cien por ciento ecológico en el país. Es el resultado de un esfuerzo entre cliente y proveedor.

MH: ¿Cómo surge el compromiso con el ambiente, pues prácticamente está en la esencia de la empresa?
AO: Mi papá no tenía sangre, tenía refrigerante. Por ende, nosotros también. Si algo nos gusta, a mi hermano Edel, que es el presidente de la empresa, y a mí, son los fierros, los gases y la tecnología. Por supuesto, dependemos de que los proveedores liberen ciertas tecnologías, pero mucho tiene que ver con quién se anima a implementarlas. Hay cosas que están disponibles, pero la gente teme usarlas. Nosotros, en conjunto con el cliente, apostamos a que se puede y los resultados son claros.

Nos gusta mucho innovar, sobre todo en la operación, que los equipos sean confiables en el mercado, porque, en el caso de los helados, no puedes darte el lujo de que te falle el congelador, pues simplemente tiene más valor el helado que el equipo. Si tienes un índice de falla muy alto, los clientes no elegirán tu marca, porque resulta muy cara la merma.

MH: ¿Cuándo asume el puesto que ocupa actualmente?
AO: Bueno, yo fui obrero en 1980. A finales de esa década, pasé al área de Ingeniería. En 1990, ya estuve viendo un poco más de ingeniería, servicio y operaciones en planta. A principios de 2000, mi padre era el presidente de la empresa y había tres vicepresidentes: mis hermanos Edel, Víctor y yo. Se crea un Consejo en 2008, formado por personas internas y externas para tener una mejor visión del mercado, y se decide que mi hermano Edel tome la presidencia y yo asumo el cargo de vicepresidente Ejecutivo del grupo.

Después, hace pocos meses –en 2013–, evaluamos la manera de potenciar nuestra presencia en Norteamérica. Mi hermano Edel dijo: “Yo le entro”. Sigue siendo el presidente, se va a EUA para empujar el negocio como director General de Ojeda USA y yo asumo el puesto de director General en México.

MH: ¿Qué implica esa experiencia?
AO: Tiene pocos meses, pero lo importante es que, aunque él esté físicamente en EUA, sigue muy participativo: va y viene. El reto es no perder la comunicación y ver cómo, desde aquí, yo doy soporte a los objetivos que él busca allá; por supuesto, sin descuidar la parte nacional. Llevamos poco tiempo así, pero vamos muy bien. Ya estamos dejando huella en el mercado norteamericano.

MH: ¿Cómo asumen el liderazgo?
AO: Buscamos que las cosas se hagan. En toda la empresa tenemos un lema: “Ninguno de nosotros es mejor que todos juntos”. Nuestro liderazgo está en función de hacer un buen equipo. Si no tienes un buen equipo, simplemente no puedes ser líder, porque no tienes un equipo que funcione. Aquí creemos mucho en el talento. Desde el que barre, hasta el que preside, son gente talentosa.

MH: ¿El paso por los puestos que ha ocupado influye en su liderazgo?
AO: Sí. A mi hermano y a mí nos gustan mucho los fierros. Manejamos más de 20 mil números de parte y creemos que no dejamos de conocer ninguno. Por supuesto, no estamos pendientes de eso, porque dejamos de operar la empresa. Pero como hemos trabajado en todas las áreas conocemos casi todos los huesos de los refrigeradores, las vitrinas, las cámaras y demás. Eso nos ayuda mucho a ser muy reactivos. Nuestra toma de decisiones es muy rápida: vemos algo, lo decidimos y lo echamos a andar.

MH: ¿Dónde estará Ojeda en 5 años?
AO: En China. Hay que enseñarle a los chinos. Son muy copiadores, pero si quieren algo bueno, lo compran en Japón. Tenemos ya dos empresas chinas como candidatas para asociarnos e introducir nuestros productos, en vez de que los importen de Japón. Les enseñamos un poco de nuestra manufactura, nuestros diseños; que no lo tienen ellos pero existe en el mundo. El problema es el idioma y la cultura. Llevamos entre cuatro y cinco años incursionando en el mercado de Asia.

A corto plazo, nuestro principal objetivo es consolidar la parte norte y centroamericana. Buscamos que en cinco años la empresa exporte más de 50 por ciento de lo que produce. Hoy hacemos un refrigerador cada 70 segundos; en cinco años queremos hacer muchos más. Que se quede en el país lo que se necesita, pero queremos abarcar otros países. El mundo es mucho más grande que las fronteras de México.

MH: ¿Qué proyectos tiene en puerta?
AO: Tenemos varios. Uno se trata de un refrigerador redondo, en vez de cuadrado, donde el producto está girando, los entrepaños son móviles en gajos, en vez de completos. Los hemos probado en el mercado y ya llevamos cuatro años con el proyecto. Hay que buscar modelos nuevos de negocio con las tiendas. Tenemos un equipo de diseño demasiado creativo y en la bandeja de entrada tenemos mucho y debemos filtrar para decidir cuáles podemos realizar. En cada sector se tienen ideas específicas, pero siempre desarrollamos ideas propias, no nos gusta copiar. Tenemos a 60 ingenieros involucrados en todas las áreas de la empresa.

MH: ¿Cuáles han sido los principales obstáculos que ha enfrentado?
AO: Ojeda compite contra empresas muy grandes. Hay empresas que son 20 veces más grandes que nosotros. Pero también nosotros somos más dinámicos. Se trata de conocer las fortalezas y las debilidades de cada uno, y con base en eso trabajar. El mercado es para quien lo trabaja. Obstáculos siempre va a haber. El día en que no haya obstáculos, uno se vuelve obsoleto, porque no se va a encontrar qué cambiar o qué mejorar.

MH: ¿Cuáles son las características que distinguen a Ojeda de sus competidores?
AO: La calidad, la innovación y, sobre todo, el equipo de trabajo. Hay muchas empresas que quieren entrar en el mercado de repente, pero no cuentan con una idea clara sobre sus conceptos en diseño de refrigeración. Quieren sorprender con una imagen llamativa, pero, en realidad, sus equipos no funcionan, debido a que sus diseños no son ideales para que el equipo realmente enfríe.

También somos líderes en calidad y en la relación que establecemos con nuestros clientes, ya que siempre estamos abiertos a escuchar lo que quieren y a darles lo que necesitan. Y a nivel nacional somos líderes en congeladores, lo hemos sido desde hace décadas y continuamos siéndolo.

Además, lo que nos diferencia verdaderamente de otros competidores a los que nos enfrentamos es que, en las empresas muy grandes, los dueños no conocen cien por ciento los productos que comercializan. Aquí, los dueños estamos verdaderamente involucrados con la empresa, con la operación y con la gente que trabaja en la compañía para que las cosas funcionen bien. La pasión que imprimimos en cada una de las actividades de la empresa es pasión pura.

Comentarios

7 comentarios en “Pasión por la refrigeración

  1. Alvaro Ojeda dice:

    Muchas gracias por la entrevista quedo muy bien y espero verlos pronto.

    saludos

    Alvaro Ojeda

  2. Adrian Cruz Rodriguez dice:

    Muchas FELICIDADES a estos empresarios Mexicanos. Ojala y existieran Mas en el País y México seria Otro. al leer esta reseña Mi sangre Hirvió y me inspiro muchísimo. me siento orgulloso de ser Mexicano y que esta empresa Maravillosa Lo sea También.

  3. Doris Garcia dice:

    Muchas felicidades, excelente entrevista. Refrigeración Ojeda es una gran empresa formada por grandes personas.

  4. jose luis tapia duran dice:

    yo trabaje en esa empresa y me siento orgulloso de haber laborado con ellos, trabaje en el área del comedor pero por personas que no saben lo que significa el amor a su empleo ya no quisieron que siguiera a hi, extraño mi trabajo que hacia allí

  5. josue marquez dice:

    me siento orgulloso

  6. Fabian Salas dice:

    Un verdadero orgullo profesional es que en Refrigeración Ojeda se me dio mi primera oportunidad en el área de Ingeniería como auxiliar, muchos maestros de Refrigeracion conocí y aprendí de ellos, experiencia que me sirvió para escalar a otros puestos en otras empresas donde explote lo aprendido. Muchos años de éxitos Familia Ojeda, y siempre tendré en la memoria la imagen del Ing. Edel en sus recorridos al Laboratorio. Nunca dejen de dar oportunidad a Jovenes Ingenieros

  7. PARA MI GRUPO OJEDA ES EL.MEJOR YA QUE SABEMOS QUE EN.LA FAMILIA OJEDA SOBRESALE LA HUMILDAD,INTELIGENCIA,ETC ANTE TODO…MUCHAS FELICIDADES POR ESTO TIO ALVARO OJEDA Y ESPERO SIGA LLEVANDO EL APELLIDO OJEDA MAS ALTO..

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
error: Content is protected !!