Comunidad HVAC&R Opinión

Estrategias de ahorro energético

Ante el alza sostenida en el costo de la energía eléctrica y sus fuentes de generación no renovables (petróleo y derivados) y el compromiso cada vez mayor con el medioambiente, se ha vuelto necesario implementar acciones para reducir las emisiones de CO2 y conservar la energía.

Redacción.

Son diversos los elementos dentro de cualquier sistema de climatización y refrigeración, así como de iluminación que pueden contribuir a reducir la demanda energética de los usuarios. Dado que los asuntos relacionados con el cuidado del ambiente y la eficiencia cada vez son más una exigencia que una moda, cualquier esquema que permita ahorros resulta de gran importancia para los usuarios de este tipo de sistemas.

La sustentabilidad es un tema insoslayable en cualquier industria actual, pero sólo las verdaderas prácticas verdes pueden ofrecer beneficios tangibles. Un esquema de gestión y modificación puede representar hasta un 35 % del costo total de su cuenta de energía.

Es recomendable:
Revisión de diseño y cálculo de carga de la edificación. Actualmente existen aplicaciones de software tan precisas que no son requeridos los márgenes de error o seguridad. Por supuesto, este tipo de labores debe llevarlas a cabo un especialista calificado para que resulten adecuadas.

Definir las necesidades de carga de la edificación. Es irrebatible que difícilmente una edificación trabajará a carga plena más del 10 por ciento del tiempo. Por tal motivo, es de suma importancia establecer el perfil de carga de cualquier edificación a carga parcial.

Implementar sistemas de administración de energía BMS. Este tipo de tecnología permite conocer el consumo individual de cada equipo durante demandas pico y a cargas parciales, así como posibles disminuciones en su rendimiento que podrían pasar inadvertidas. Con ellos, es factible establecer esquemas de trabajo y vigilar su desempeño para evitar fallas o paros inesperados.

Revisar el estado de los equipos. El mantenimiento preventivo es una de las mejores herramientas para prevenir desperfectos. De igual manera, permite medir su nivel de desempeño y compararlo con las eficiencias y nuevos refrigerantes que se estén utilizando en el momento de la revisión. El valor integrado de carga parcial (IPLV, por sus siglas en inglés) en los chiller ha mejorado de 1.30 kW/ton en aplicaciones enfriadas por aire a 0.98 kW/ton; en sistemas split residenciales se consiguen con SEER y manejadora de velocidad variable (frente al actual SEER10).

Emplear equipos que permitan aprovechar otros tipos de energía. Considerar el uso de ruedas ventiladoras de recuperación de energía (ERV) es una buena estrategia para recuperar la energía residual a través del flujo de salida.

Emplear equipos para aplicaciones específicas. Utilizar sistemas de deshumidificación para mejorar condiciones de confort y reducir el tamaño equipo también aporta a la disminución en el consumo de energía, pues el dimensionamiento de los equipos puede reducirse considerablemente, sin afectar los requerimientos del sitio.

Aprovechar las tecnologías disponibles.

Utilizar motores con controlador de velocidad variable (VSD, por sus siglas en inglés) ha permitido desde hace algunos años mejorar el rendimiento de los equipos, según las demandas de operación, y reducir el consumo de energía.

Aprovechar elementos que suelen desperdiciarse. En lugares donde se desarrollan procesos industriales, lo óptimo es adoptar esquemas de cogeneración donde sea posible para utilizar el calor de rechazo, generado en forma de vapor o agua caliente. Asimismo, el calor presente en la descarga de los compresores puede emplearse para aplicaciones de agua caliente.

Considerar los elementos independientes de los sistemas de climatización. En ocasiones, el aislamiento de las fachadas no cuenta con características adecuadas para la correcta transmisión de temperatura, lo que provoca que el calor se acumule en el interior. Asimismo, considerar el espesor de los vidrios o cristales con filtro de radiación es un elemento que permite reducir la necesidad de los equipos de aire acondicionado. Vigilar las fugas de aire frío o las entradas de aire húmedo y caliente son acciones que reducen la necesidad de usar sistemas de climatización.

Pre-trate el aire exterior.

Iluminación
El uso eficiente y racional de la iluminación es una de las maneras mas fáciles para reducir su cuenta de energía.

•   Reemplace las bombillas incandescentes por luces fluorescente y compacta en interior y exterior.

•   Revise localización y condiciones deseadas de iluminación.

•   Instale un sistema de sensores de ocupación y luz dia en el exterior (timer o fotocelda) e interior (con dimmer swiches, lámparas de 3 vías).

•   Use lámparas fluorescentes 4’ con luces T5 (28 amps) o T8 (32 amps) y balastro electrónico.

Refrigeración
Hay diferentes y sencillas formas de reducir el consumo de energía en un sistema de refrigeración:

•    Mantenimiento regular a los diferentes componentes (Serpentines, ventiladores, válvulas).

•    Revise y controle con un sistema de control la temperatura de cada cuarto.

•   Instale un sistema de VSD para controlar el nivel de refrigeración requerido para conservar el producto a la temperatura indicada.

•    Procure correr el ciclo de descongelamiento en la noche y añada un sensor al evaporador.

•    Use cortinas de aire para evitar fugas o infiltraciones no deseadas.

•    Instale un sistema BMS para control y monitoreo equipo, cuartos, producto.

•   Instale sistemas de compresión centralizados en vez de múltiples compresores sueltos.

•    No descarte la aplicación con amoníaco.

•   Utilice motores de eficiencia premium.

•    Seleccione motores para operar a alta carga e incrementar su eficiencia y factor de potencia.

•    Use motores con VSD en el condensador.
————————————————————————————————————————————————-

Comentarios

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top