Purificación del aire con plantas de ornato

Las plantas de interior ayudan a limpiar el aire en cualquier espacio cerrado al reducir la concentración de tóxicos o gases presentes en el ambiente, generados por la respiración de los usuarios, el uso de equipos de cómputo, entre otros elementos, lo que resulta positivo para combatir el síndrome del edificio enfermo.

Principales fuentes de contaminación del aire: Fábricas o instalaciones industriales, Centrales termoeléctricas, Vehículos con motor de combustión interna.

Omar Meléndez Silva.

La calidad del aire es la indicación de qué tan libre se encuentra el aire de contaminantes y, por tanto, qué tan apto es para ser respirado. Actualmente, los controles y la reglamentación se han incrementado, y la calidad de los combustibles también ha mejorado; sin embargo, el tránsito vehicular ha aumentado exponencialmente, transformándose en una de las principales fuentes de contaminación en las urbes.

Para vigilar la calidad del aire, por cada sustancia contaminante se ha reglamentado la cantidad máxima que puede ser descargada en las emisiones aéreas. Los valores máximos son fijados generalmente por la autoridad nacional que se ocupa del medioambiente. Las normativas pueden ser válidas para todo el territorio nacional o para algunas regiones en particular por sus características específicas.

Las variedades de empresas productoras que contribuyen a las emisiones de contaminantes tienen la responsabilidad de cumplir con las normativas prescritas. Es responsabilidad de las empresas obtener los respectivos permisos de funcionamiento que validen que sus procesos cuentan con un adecuado control de contaminantes.

La normatividad ambiental nacional establece en quién recae la responsabilidad del monitoreo de la calidad del aire interior y de los diversos parámetros; por ejemplo, las plantas industriales que producen emisiones atmosféricas particularmente peligrosas pueden enfrentar restricciones en relación con su localización. En lo que respecta a las usinas térmicas, la legislación generalmente tiene dos aspectos: limitar la emisión de sustancias contaminantes y limitar el uso de agua. Estos dos objetivos son alcanzados con reglamentaciones complementarias, que se refieren en particular a usinas termoeléctricas con plantas destinadas a la calefacción.

Los vehículos con motores de combustión interna son los principales responsables de la contaminación del aire en las zonas urbanas. Las normativas que hacen referencia a este tipo de contaminación se dividen generalmente en dos grupos: medidas de emergencia, que comprenden los límites para establecer situaciones de alerta y de emergencia, que pueden, incluso, imponer la restricción parcial o total de la circulación; y medidas preventivas, que pueden definir las características de los modelos de vehículos circulantes y los parámetros individuales de las emisiones.

La creciente masa de anhídrido carbónico descargada hacia la atmósfera ha acentuado el efecto invernadero, que en conjunto con el agujero en la capa de ozono tiene efectos directos importantes sobre todas las formas de vida en el planeta. Aunado a esto, la cantidad de dióxido de carbono en interiores es capaz de superar la carga de oxígeno disponible para realizar la respiración celular, mientras que la carga de elementos tóxicos volátiles contamina el aire que respiramos. Una solución rápida y efectiva a este dilema es la colocación de algunas especies de plantas.

Desde los materiales de construcción, pasando por los disolventes usados en la mayoría de pinturas y barnices convencionales, los productos de limpieza, sin olvidar alfombras y tapicerías sintéticas, hasta el hermetismo de muchos interiores y la falta de hábito de ventilación natural, la contaminación del aire interior ha generado el fenómeno conocido como “síndrome del edificio enfermo”, un conjunto de síntomas que pueden aparecer al pasar mucho tiempo en lugares con dichas condiciones.

El formaldehído está presente en diversas resinas y se usa para tratar muchos productos de consumo, incluso bolsas de basura, toallas de papel, pañuelos, telas, ropa antiarrugas, alfombras, adhesivos, etcétera. Cabe mencionar que el formaldehído, el benceno, el tricloroetileno, el xileno, entre otros compuestos orgánicos volátiles tóxicos, son absorbidos por las hojas de algunas plantas, en mayor cantidad, cuanto mayor sea la superficie de intercambio del follaje. Las especies que absorben importantes cantidades de esta sustancia química son el Palo de Brasil, el Ficus, la Hiedragalvia, la Palmera de Salón, la Galatea, la Garra de León, entre otras.

Se ha demostrado que las sustancias orgánicas volátiles pueden aportar cantidades importantes de nutrientes a la rizósfera (microorganismos simbiontes asociados con las raíces de todas las plantas). En definitiva, las plantas representan un eslabón sumamente importantr entre el aire y el suelo al realizar la extraordinaria labor de descontaminar el aire.

El investigador Kamal Meattle, del Instituto de Investigación Tecnológica de India, menciona que contar con tres plantas por persona en un ambiente interior es más que suficiente para reducir enfermedades bronco-respiratorias, dermatológicas y neurológicas. Esta afirmación se ve reforzada por los estudios del doctor Bill Wolverton, autor del libro Plantas amigas del interior.

Existe una iniciativa en México, liderada por Rodolfo Rodríguez, la cual pretende crear una red de arrendamiento que promueva la renta de plantas para mejorar la calidad del aire en espacios cerrados interiores, con todos los beneficios sobre la salud que brindan para la purificación de los espacios interiores.

Regresar a las plantas en maceta dentro de la casa u oficina, e incluso invertir en las nuevas tecnologías con algunos metros cuadrados de muro verde, parece cada vez más una alternativa viable para mejorar los ambientes artificiales. Se mencionaron los beneficios sobre la salud al intercambiar CO2 por O2 y toda la productividad que una mejor oxigenación puede generar en un ambiente laboral, además de la eliminación de residuos tóxicos.

Plantas recomendadas para limpiar el aire en interiores
A00015219Ficus (Ficus robusta)
Origen: India
Cuidados: muy pocos; no tolera el exceso de agua. Es una de las plantas de interior más habituales porque tolera condiciones de luz tenue y temperaturas frías, además de presentar gran resistencia ante las plagas
Sobrevive con menos luz que la mayoría de plantas de su tamaño
Ambiente: temperatura de entre 16 y 27 °C, y en penumbra son sus condiciones óptimas
Sustancias que elimina: especialmente eficaz en la eliminación de formaldehído (a un ritmo de 12 μg/h)

A00015221Palo de Brasil (Dracaenamarginata, Dracaenaderemensis y Dracaenafragans)
Origen: Islas Canarias, África, Asia y Madagascar
Cuidados: pocos; necesita humedad y luz indirecta
Ambiente: cálido y húmedo, entre 16 y 24 °C, y en sombra
Sustancias que elimina:
Dracaenaderemensis: tricloroetileno y benceno
Dracaenamarginata: xileno y tricloroetileno
Dracaenafragans: formaldehído

A00015218Hiedra Galvia (Hederahelix)
Origen: Asia, Europa y África del Norte
Cuidados: necesita mucha luz y riego moderado; pero le afectan las altas temperaturas
Ambiente: entre 10 y 21 °C
Sustancias que elimina: 12 μg/h de formaldehído, tricloroetileno y benceno; filtra hasta 90 % del benceno de una habitación cerrada
Se recomienda colocar en oficinas, junto a equipos plásticos y de cómputo

A00015220Cuna de Moisés (Spathiphyllumsp)
Origen: Colombia y Venezuela
Cuidados: humedad alta
Ambiente: entre 13 y 24 °C
Sustancias que elimina: 8 μg/h de xileno y tolueno, y 10 μg/h de formaldehído; también es eficaz en la eliminación de alcoholes, acetona, tricloroetileno y benceno

A00015222Teléfono (Epipremnumaureum)
Origen: Islas Salomón
Cuidados: es la planta más fácil de cultivar de todas las de interior. Tolera la amplia variedad de condiciones ambientales del hogar y la oficina
Ambiente: húmedo y claro, con temperatura de entre 18 y 24 °C
Sustancias que elimina: Formaldehído
—————————————————————————————————————————————————–

Omar Meléndez Silva
Biólogo por la Facultad de Estudios Superiores Iztacala de la UNAM. Ha tomado diversos cursos de Análisis Fisicoquímicos, Estudios de Impacto Ecológico sobre Áreas Naturales Protegidas (ANP), Biorremediación de Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos, entre otros. Pertenece a SuMe y al Living Building Challenge. Actualmente, es el jefe de Creación de Proyectos en RENUEVA Construcciones Sustentables.

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. interesante, los salones de eventos se encuentran de moda por el auge del turismo, mi apreciacion es que muy poc os tienen aplantas de interior para mitigar el estres y la contaminacion de estos lugares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba