Negocios Proyectos

Reinventando Arcos Oriente

Con toda la experiencia en la realización de grandes proyectos para la industria petroquímica, Therme emprende el camino de la climatización. Arcos Oriente en Santa Fe es un ejemplo de su nueva hazaña. Compromiso con el cliente y propuestas llave en mano describen su profesionalismo.

Itzel Liévanos / Bruno Martínez, fotografías.

Luego de más de 15 años de servicio, el sistema de aire acondicionado de las áreas comunes del conjunto Arcos Oriente, localizado en Santa Fe, en la Ciudad de México, requirió de un reemplazo. Éste fue ejecutado por Industrias Therme SA de CV, una empresa experimentada en la venta de equipos de proceso y sistemas para combustión para la industria petroquímica, pero que desde hace tres años decidió incursionar en el sector industrial de la refrigeración y el aire acondicionado.

Para llevar a cabo el reemplazo e instalación de los nuevos equipos, Therme se sometió a un proceso de selección, en el que compitió contra dos grandes marcas. El proyecto fue muy retador, explica el ingeniero Ricardo Romero Lazcano, director General de Industrias Therme, “ya que teníamos dos papeles: por un lado la de proveedor y por otro la de usuario”.

“Cuando ganamos el proyecto, –detalla el ingeniero– tuvimos mucha responsabilidad, pues, al ser nosotros usuarios, los vecinos nos conocían, por lo tanto queríamos ofrecerles el mejor producto, pero al precio más justo del mercado”.

“Al final, la empresa asesora les ayudó a decidir. Homologamos las propuestas y determinaron que la más completa era la nuestra”. Fue así como Therme desarrolló un proyecto integral, que implicó desde la valoración de los sistemas existentes, la cotización de los que debían reemplazarse, la instalación de nuevos aditamentos e incluso un financiamiento. “Les conseguimos un financiamiento de lo más barato del mercado”, dice el ingeniero Romero.

De esta forma, Therme se encargó de reemplazar los equipos de los cuatro edificios que conforman el conjunto. Se instalaron 12 unidades enfriadoras, 11 equipos de bombeo, cuatro UMAS, cuatro unidades de extracción, así como tubería y controles externos. Para complementar el sistema de climatización, se colocaron cuatro páneles de monitoreo remoto, uno central y un centro de monitoreo.

Mediante el nuevo equipo y la automatización instalada, se logró un ahorro energético considerable cercano al 30 por ciento. Además, todos los equipos cuentan con cuatro compresores, los cuales se van encendiendo o apagando según las necesidades del abatimiento de temperatura de confort del edificio. “Y es ahí donde entra un segundo ahorro”, dice el ingeniero Florentino Gómez, director de Ventas de Refrigeración Industrial.

“Ahora se puede tener mayor control en los sistemas, pues cuentan con una pantalla de monitoreo que indica cuando algo no trabaja a cabalidad. Incluso puede realizarse una programación según el uso. Al final —explica el ingeniero Florentino Gómez—, logramos un sistema eficiente energéticamente, con menor nivel de vibración y de ruido. Además, en caso de que algo llegue a fallar, contamos con un técnico de base en sitio”.

Descripción Técnica
La obra está compuesta por tres unidades generadoras de agua helada marca Daikin McQuay, con compresores tipo Scroll y condensadores enfriados por aire con capacidad nominal de 60 TR, así como nueve de las mismas características, pero con capacidad para 100 TR. Todas con sus respectivos interruptores termomagnéticos y centros de carga.

Se complementa con cuatro unidades manejadoras de aire. Tres de éstas con capacidad para 9 mil CFM’s; la otra para 6 mil 500 CFM’s serie Airstream, tipo unizona en arreglo vertical con gabinete modular de lámina zintroalum, y con una pintura para instalación en exteriores, construcción de doble pared y aislamiento térmico de poliuretano inyectado de 1” de espesor en todas las secciones.

Dichas unidades poseen un factor de empaque de 45 gr-cm3 y conductividad térmica de 0.15 BTU-in/°F-Hr-F12, las cuales están acreditadas por las pruebas de hermeticidad DWG143 Clase B, SMACNA Clase 6 y EN1886 Clase L2. Y una caída de presión externa de 1” CA.

Cuatro ventiladores de extracción complementan la instalación (todos marca Soler & Palau); tres, con un motor de 1 HP, unidades listas para operar a 230/440 volts, tres fases, 60 hertz, y el cuarto con un motor de 3/4 HP.

Además, de 11 bombas centrifugas  horizontal de agua marca Taco, dos bombas con capacidad de 10 HP, así como nueve bombas con una potencia de 15 HP que operan a 1800 rpm y a un voltaje de 220-440/3/60.

Automatización
Para la automatización se llevó a cabo la configuración, programación y puesta en servicio de las UMAs. Se realizaron diagramas de conexionado, y se le brindó capacitación al operador. La instalación de la tubería y cableado para bus de comunicación y dispositivos periféricos, así como el montaje de éstos y conexionado también fue tarea de Therme.

En cuanto al equipo, se colocaron cuatro controladores electrónicos programables de aplicación general basados en un microprocesador marca Distech Controls con puerto de comunicación BACnet MS/TP, con 16 entradas universales, 12 salidas universales, expandibles a 76 puntos, y alimentación a 24VAC.

También se requirieron reveladores DPDT con bobina a 24 VAC marca ABB, con sobremando manual y led indicador de estado, tanto para arranque y paro enfriador de agua como para arranque y paro de la bombas de agua helada; así como para la apertura y cierre de válvulas de seccionamiento.

Se consideraron sensores de temperatura para inmersión con termopozo de acero inoxidable, y termistor NTC de 10 K ohms tipo II (CP) cubierta NEMA 4X para el monitoreo de la temperatura de inyección y retorno de agua helada.

Al igual que los transmisores de presión diferencial para agua marca Dwyer, con un rango de presión de 0-100 psig, y señal de control de 4-20mA, además de alimentación de +13 a 30 VDC, para la presión estática de agua helada inyección y retorno, y variadores de frecuencia con capacidad de 10 HP (7.5 KW) y 15 HP (11 KW).

LCP displays alfanuméricos también fueron necesarios, así como válvulas de mariposa, controladores electrónicos programables de aplicación general basados en microprocesador marca Distech Controls con puerto de comunicación BACnet MS/TP.

Además de una computadora central marca DELL serie Optiplex con procesador Intel core i3-2120 (2 núcleos, 3 MB caché, 3.3 GHz), con memoria RAM de 4 GB SDRAM DDR3 a 1 mil 600 MHz, y un servidor con controlador integrado, compacto, con 128 MB de memoria SDRAM, y 128 MB de memoria serial flash.

Finalmente, licencia para expansión de memoria, driver para comunicación, un módulo de fuente de poder universal, un programa EC-NetAX supervisor limitado a tres controladores EC-BOSAX y licencia para interface de usuario web para creación y almacenaje de páginas web de operador en el controlador EC-BOS-2AX.

LA EMPRESA
Therme es una empresa ciento por ciento mexicana que surge en 1976. En la actualidad, está catalogada como la compañía que más sistemas de combustión y equipos de separación ha suministrado a la industria química y petrolera. Además, ha logrado una participación con las firmas más importantes de México.

Sin embargo, la planeación estratégica de Therme ha apuntado a otros horizontes. De entrada, indica Ricardo Romero, “decidimos ingresar al área de refrigeración porque teníamos la inquietud de desarrollar un producto cuya venta fuera más continua”.

El ingeniero explica que, para tomar otro rumbo, lo que requerían era el entrenamiento, conocimiento y apoyo de un tecnólogo. “En ese caso fue muy fácil, tenemos al tecnólogo en casa: Bohn; tenemos el mercado, y todo lo que involucra la distribución. Lo único que debíamos hacer era decidirnos. Ahora también estamos trabajando con proyectos de aire acondicionado”.

En lo que respecta a este sector, Ricardo Romero relata que llevan tres años participando. Para él existe un gran beneficio, ya que “el hacer refrigeración industrial está muy claro, siempre se hace a través de contratistas. No quiero decir que no hay ingeniería o desarrollo tecnológico en la parte de la integración del proyecto, sí existe, pero a nivel industrial es relativamente poca la gente que está participando de esa forma”.

“Vemos fácil desarrollar proyectos de refrigeración industrial y de aire acondicionado, pues tenemos todo el background de generación de proyectos detrás”, detalla. Por otro lado, y para lograr su posicionamiento en un sector tan competido, Therme se decidió por el nicho industrial. De hecho, explica, “ya tenemos algunos proyectos para Petróleos Mexicanos como precotización”.

Por su parte, el ingeniero Florentino Gómez argumenta que “existen empresas mucho más grandes, que atienden a clientes también  grandes. Y a éstos, como es el caso de los condominios, los descuidan, les dan un mal servicio. Ahí es donde nos vamos a beneficiar y hemos encontrado que están dispuestos a pagar un poquito más por ese plus, y realmente es en lo que nos estamos enfocando”.

Otro punto por destacar, resalta, “es la solidez financiera. Si la gente no tiene dinero, nosotros podemos conseguirle financiamientos de los más baratos del mercado. Entonces entregamos un proyecto integral llave en mano y además financiamiento”.

Entre los objetivos que Therme se ha planteado para los próximos años se encuentran: consolidarse como un proveedor de aire acondicionado y refrigeración en la parte industrial, pero también como un proveedor de proyectos. Es decir, en aquellos lugares donde se requiere ingeniería y construcción. “Ahí nos vemos como el proveedor por excelencia”, concluye el ingeniero Ricardo Romero.
———————————————————————————————————————————————–

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top