Gran Museo del Mundo Maya

Con una experiencia de 20 años y mediante una instalación de excelencia, IDIMSA contribuye día con día a la preservación de una cultura no sólo milenaria, sino referente de México a nivel internacional.

“Permanecer actualizados y trabajando en equipo es nuestro reto. El recurso humano es lo básico para que cualquier empresa se desarrolle” Ariel Medina.

Itzel Liévanos / Bruno Martínez, fotografías.

Mediante un sistema a base de agua helada y factores bioclimatizadores que ayudan a disminuir el consumo energético, la climatización al interior del museo es pieza fundamental en el confort de los visitantes, así como en la conservación de vestigios y obras de arte.

En 2012, gracias a su aporte cultural, en combinación con su arquitectura y las ingenierías que le dan vida, este complejo recibió el premio Internacional Partnership Awards 2012 y, un año después, el Iberoamericano CIDI Obra Emblemática 2013.

En cuanto a la bioclimatización, la localización del edificio responde a las bondades de la ventilación natural. De esta forma, se considera la orientación de los vientos dominantes para refrescar áreas de circulación y vestíbulos. Además de que el sombreado de los muros y la disposición adecuada de los espacios disminuyen la ganancia térmica y minimiza, por ende, los equipos de acondicionamiento.

En lo que respecta a la instalación de equipos, se colocaron tres chillers, marca Trane, con una capacidad de refrigeración de 120 toneladas cada uno, operados a un voltaje de 480 3f. Éstos se encuentran instalados a un cabezal de bombeo que inyecta y recircula el agua helada por medio de tres bombas horizontales de 25hp 480 volts 3f.

Además, uno de los chillers y una de las bombas están conectados al sistema eléctrico de emergencia del edificio.

Estas bombas también dan servicio a una red hidráulica general de agua helada, que alimenta las unidades manejadoras de aire y los fan and coils, los cuales complementan el sistema de aire acondicionado.

Los equipos arriba mencionados son las vías de circulación de agua helada, y ventilan los páneles o serpentines, generando un aire frío totalmente regulable.

El acondicionamiento por vía artificial comprende las áreas administrativas, salas de usos múltiples, salas de exposición, sala de cine de gran formato, estancia infantil, área de curadores y restauradores, oficinas de embalaje, restaurante, la tienda de souvenirs y la taquilla, las cuales se distribuyen en los 22 mil metros cuadrados en los que se alza el complejo cultural.

Un total de 19 unidades manejadoras de aire, distribuidas por distintas zonas del edificio, complementan el sistema de acondicionamiento. La capacidad de las UMAs oscila entre 10 y 15 toneladas de refrigeración.

De igual forma se instalaron 18 equipos fan and coils de entre una y tres toneladas de refrigeración, éstos distribuidos en áreas más locales del inmueble.

Área crítica: acondicionamiento perfecto
Dados los requisitos para la conservación de las piezas museográficas, al interior de las cuatro salas de exposición permanentes, así como de la sala de exposición temporal, el sistema de aire acondicionado debe permanecer en operación las 24 horas del día.

Mantener la humedad precisa también es de suma importancia, y lograr una temperatura estable de 22° C es vital para la preservación de las obras. Para lograrlo, se tienen instaladas 10 unidades manejadoras de aire con capacidad de 20 toneladas de refrigeración cada una.

El sistema de operación y monitoreo resulta esencial para alcanzar el buen funcionamiento de los equipos. Para ello se instaló un software de operación Tracer SC (unidad de control del edificio), el cual actúa como coordinador de todos los equipos enlazados a éste.

Con el sistema de automatismo se puede realizar la programación de secuencias de operación estándar y personalizada. Además, permite llevar un monitoreo directo a través de una PC o computadora portátil, vía internet desde cualquier ubicación con sólo acceder a la dirección IP del servidor. Los chillers y el equipo de bombeo también son controlados por este software.

Otra de las cualidades de la automatización es que si se requiere realizar un mantenimiento, los equipos se encienden y apagan manualmente.

Cabe señalar que a través de la automatización se puede establecer un horario para activar o apagar los equipos y crear una rotación entre ellos.

Dentro de este mismo software de monitoreo se visualiza el comportamiento tanto general como individual de los chillers y el sistema de bombeo. Además, posee la opción para seleccionar de forma individual cada elemento y obtener su información a través de un historial.

Cada una de las variables que se suscitan durante la operación y funcionamiento de los equipos también se visualizan en gráficas, ya sea de manera impresa o digital.

La tecnología del software optimiza el trabajo del personal de monitoreo. El encargado accede al Tracer SC mediante una cuenta creada y dada de alta por el mismo proveedor.

Para realizar cualquier ajuste en el sistema, el programa solicita un password, lo que incrementa la seguridad y refuerza el control de acceso.

La empresa
Con 20 años de experiencia, Ingeniería y Desarrollo Inmobiliario de México (IDIMSA) fue la constructora encargada no sólo del proyecto, sino de la instalación. Incluso, durante los próximos años, IDIMSA será la responsable de brindar el servicio de mantenimiento al Gran Museo de la Cultura Maya.

El proyecto de aire acondicionado al interior del museo estuvo a cargo del ingeniero Pedro Ponce. Y como controlador estuvo al frente el ingeniero Rolando May, quien cuidó cada detalle de la obra.

Con el ingeniero Ariel Medina, como su director General, la empresa se ha consolidado en el Sureste mexicano mediante la realización de proyectos íconos, tanto públicos como privados.

El Centro de Convenciones y Exposiciones Yucatán Siglo XXI, Casa Díaz de Máquinas de Coser, Parador Ecoturístico de los Cenotes X´ Kekén y Samula, así como hospitales han sido algunos de los edificios en los que han participado.

Entre los retos a los que se enfrentará la empresa, según su director General, se encuentran el permanecer actualizados y trabajando. En el aspecto personal estará el seguir apoyando a su equipo de trabajo, tanto moral como económicamente, e irlo consolidando. Para el ingeniero Ariel Medina, el recurso humano es lo básico para que cualquier empresa se desarrolle.

Edificación bajo la concepción maya
Con el fin de reintegrar la cosmogonía maya al diseño del inmueble, para su construcción se planteó como eje temático el árbol sagrado de la Ceiba, que simboliza la creación del mundo y cuyas raíces penetran y conforman el inframundo, mientras que las ramas extendidas hacia el cielo hacen referencia a la trascendencia humana.

Cuenta con una plataforma que desplanta al museo como el nuevo centro ceremonial. Debajo de ésta, en el nivel del inframundo, sus raíces albergan las bodegas de colecciones y áreas de investigación y estudio. Cabe señalar que la trayectoria aparente del Sol delimitó la colocación del follaje de la Ceiba.

Subiendo la escalinata y al nivel del tronco se desarrollan las actividades y los servicios generales del museo. Dentro de las ramas que conforman la fronda de la Ceiba se encuentran las oficinas y el resto de las áreas de entretenimiento.

Gran Museo del Mundo Maya——————————————————————————————————————————————————

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. El Ing. Ariel Medina es un Gran Constructor y un excelente amigo!, fué un honor participar a su lado y los de sus colaboradores, como Luis Monforte, Rolando May, Adiel Cauich, por cita algunos, como un equipo durante la construcción de éste emblemático edificio, enhorabuena IDIMSA!

  2. El gusto de trabajar en este gran proyecto en conjunto de los Grandes Arquitectos e Ingenieros de 4A (William Ramirez), IDIMSA (Ariel Medina), RIPISA (Arely Guerrero ) por mencionar algunos, fue en realidad una experiencia grata e inolvidable. Felicidades a todos los involucrados por este gran trabajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba