Centro Santa Fe, más grande, menor consumo

La expansión del centro comercial de mayor importancia en México requiere de la más alta tecnología en aire acondicionado, aspecto señero de la empresa Diseño y Refrigeración.

2 mil TR de refrigeración, tres enfriadoras de 400 TR cada una y un sistema de almacenaje de hielo que reducirá 35 % el consumo de energía

Ana Eng

Localizado al Poniente de la Ciudad de México, el Centro Santa Fe está catalogado como uno de los centros comerciales más importantes de América Latina y el número uno de México debido a su dimensión y las ventas generadas al año, motivo que dio pie a que los inversionistas, para celebrar 20 años de existencia, decidieran llevar a cabo la ampliación de sus instalaciones en 40 por ciento.

El capital invertido en la expansión de esta obra implica contratar a las mejores empresas para la construcción de 180 nuevos locales, pista de hielo, dos hoteles, una torre de oficinas, reubicación del cine y una tienda de autoservicio de lujo. Por ello, la instalación de aire acondicionado, una necesidad, se encuentra a cargo de la empresa Diseño y Refrigeración, S.A. de C.V., bajo la dirección del ingeniero José Alberto Couttolenc Güemez, presidente de la compañía.

Con esta obra, el centro comercial crecerá de 320 a 500 locales de especialidades y servicios, y se estima que el tráfico de visitas incremente a más de 25 millones de personas al año. Se espera atender las diversas necesidades de los consumidores atraídos por un alto estilo de vida, con la excelencia que la ha caracterizado.

Los socios del Centro Santa Fe conocen la trayectoria y trabajo de Diseño y Refrigeración, empresa que también se encargó del proyecto del Centro Comercial Interlomas Roof Garden. Esto ha hecho que se posicione como especialista en proyectos de centros comerciales, ya que cumple con los tiempos establecidos, con la más alta tecnología y a un precio justo, características que redundarán en funcionamiento y calidad.

Obra con eficiencia energética

Para abastecer a la nueva zona de Centro Santa Fe, Diseño y Refrigeración se encuentra en proceso de instalar 2 mil toneladas de aire acondicionado, tres enfriadoras de 400 toneladas con compresores de tornillo de alta tecnología, además de 500 toneladas que se instalarán en un sistema de almacenamiento de energía mediante tanques que permitirán que el centro comercial ahorre entre 30 y 35 por ciento en consumo.

El sistema de almacenamiento de energía permite proporcionar agua helada y aire acondicionado a todos los locales por medio de la más alta tecnología en tubería, pues se decidió sustituir la de cobre o acero por tubería de polipropileno (PPL) termofusionado. Además, el sistema de control será inteligente, dado que permite la generación de energía y su almacenamiento mediante la transformación de agua en hielo; en consecuencia, se reducirá la demanda de energía para salir de la tarifa pico HM (actual en el centro comercial).

Los 40 tanques de almacenamiento instalados están fabricados con polipropileno de alta densidad a dos capas: exterior de baja densidad e interior de alta densidad, debido a que, al expandirse el hielo, se requiere mayor grosor. Entre ambas capas lleva un recubrimiento de poliestileno de dos pulgadas para hacer un sello hermético que evita el desfogue de temperatura.

En el interior, el tanque emplea un serpentín de mangueras hidráulicas de media presión conectadas a un cabezal, que tiene la función de almacenar energía. A través del serpentín se transporta agua combinada con anticongelante, mientras que por fuera se llena el tanque de agua potable. El equilibrio térmico permite que la temperatura del serpentín se transmita al agua; ésta, al no tener ninguna sustancia que impida el punto de congelación, genera hielo y provoca que se desconecten los chillers de manera inmediata. En ese momento, se genera el ahorro de energía. El agua fría que brindan los chillers proviene de los tanques de almacenamiento de hielo.

El proyecto, en términos generales, tiene como planteamiento surtir a todo el centro comercial de agua helada y aire acondicionado mediante ductos que van desde la azotea hasta el sótano. La empresa deja descubiertas las puntas de inyección y retorno, y listas para que cada locatario conecte el equipo de su preferencia. Los ductos que inyectan aire a cada área tienen una placa de aluminio, además de una capa de fibra absorbente para evitar que el agua se trasmine y los plafones se dañen.

La edificación de una obra de esta magnitud se considera de alto riesgo; por tanto, debe existir una excelente sincronización entre las ingenierías involucradas: construcción, electricidad, aire acondicionado, drenaje, voz y datos, las cuales se encuentran en el mismo espacio otorgado para el montaje.

Para el ingeniero Couttolenc, uno de los aspectos más importantes es salvaguardar la seguridad de los más de 40 empleados que se encuentran en la obra; esto implica que cuenten con seguro social, el pago correspondiente en fecha y forma, y mantener un rango de motivación alto para evitar retrasos y fallas que repercutan en la imagen de Diseño y Refrigeración.

“Es uno de los proyectos más importantes en el tema de vanguardia en Latinoamérica. Tenemos previsto entregarla en marzo de 2013 para cumplir con las expectativas que plantearon los directivos, quienes confiaron en nosotros para llevar a cabo su obra. Diseño y Refrigeración podría tomar muchas obras simultáneas, pero nunca ha sido nuestro objetivo atacar ese nicho; vamos por clientes que quieran soluciones integrales en aire acondicionado, desde el diseño y la ingeniería, hasta la instalación y el control electrónico, que, en consecuencia, disminuya los problemas y las fallas con un costo adecuado, con la garantía de que utilizamos buenos sistemas”, comenta el ingeniero José Alberto Couttolenc.

Trayectoria

El ingeniero relata que es egresado de la carrera de Mecánica Eléctrica por la Universidad Anáhuac. Cuenta con una maestría en Administración de Empresas y Finanzas Internacionales por el ITAM, conocimientos que lo condujeron a trabajar en la empresa americana Copeland, que fabrica compresores de refrigeración industrial y comercial, donde se desarrolló en los campos de producción, marketing y finanzas.

Tras tomar un curso en aire acondicionado y refrigeración, decidió fundar la compañía Diseño y Refrigeración, S.A. de C.V., en 1985, la cual fungió como distribuidora de Copeland en equipos de refrigeración industrial. Para el ingeniero, contar con una estrategia de marketing fue fundamental para contrarrestar la necesidad de un alto capital, pues se llegó a la conclusión de direccionar todas las acciones del proyecto hacia una sola pauta: la tecnología.

Otro aspecto que distingue tanto a la empresa, como al ingeniero es ofrecer soluciones integrales al mercado meta, lo cual disminuye los reclamos a las partes involucradas en el diseño, la ingeniería, la instalación y el control.

Diseño y Refrigeración hace el paquete completo: comienza con el planteamiento y el diseño del sistema, pasa por el desarrollo de tuberías, la selección de equipos y finaliza con la instalación y la programación de todos los controles. Estas acciones tienen como ventaja maximizar el rendimiento de los equipos, asunto que garantiza la satisfacción del cliente al no haber retrasos en la entrega del proyecto.

Tecnología

La compañía fue la primera en traer a México el chiller de tornillo, en incluir los sistemas de control Tracer 100 y Tracer L. Tal ha sido el enfoque en innovación, que fueron reconocidos por Trane por incluir el building managment network.

A lo largo de más de 25 años de experiencia, el ingeniero Couttolenc ha obtenido conocimiento invaluable, lo que le ha permitido colocar a su empresa entre las mejores de la industria. “Siempre hemos sido innovadores; trajimos los nuevos sistemas MP5 80, la programación por sistema de bloques Robert. Somos los que más hemos instalado sistemas de almacenamiento energético en México. Actualmente, tenemos 15 instalaciones con este sistema, lo que nos pone como pioneros en el campo de ice storage. Todas las empresas saben qué les hace diferentes y en nosotros buscan la alta tecnología que genere ahorros de energía, y sea palpable y redituable para el cliente final”.

Centro Santa Fe más grande Menor consumoProyectos

Las primeras obras de la compañía fueron con la empresa dedicada al transporte de divisas, Servicio Panamericano de Protección, la cual, al abrir 15 sucursales a lo largo del país, requería de un suministro de aire acondicionado eficiente.

Para el ingeniero Couttolenc no existen obras más importantes que otras, pero recuerda clientes con necesidades específicas que hacen el proyecto más atractivo: “Fue interesante trabajar para la industria de champiñones en México, ya que requiere de temperatura y humedad controlada. Colocamos sistemas de control que antes no existían y que todavía las industrias de aire acondicionado no introducían en México, a través de microprocesadores de control electrónico que fijaban el manejo de este tipo de variables específicas. Trabajamos en museos, como San Ildefonso, que requieren control puntual de la temperatura y la humedad para que las obras de arte no se dañen. No realizamos obras a grandes escalas, pero sí detalladas y de calidad”, resume el presidente de la empresa.

En su haber cuentan más de 200 obras, entre centros comerciales, hospitales, museos, comercios, residencias y oficinas, todas con implementación de alta tecnología. Con la oferta de soluciones y necesidades del mercado, el ingeniero considera que las expectativas de crecimiento en el sector son muchas, por lo que recomienda a los nuevos contratistas no declinar y persistir en la búsqueda de esa ventaja competitiva que les brinde éxito, pues, además, existen posibilidades de incursionar en diferentes divisiones del aire acondicionado, ya sea ingeniería de fluidos o ingeniería de cargas térmicas.

“En la Ciudad de México habrá un desarrollo significativo en el sector con la construcción de 15 o 20 edificios LEED, servicios enfocados en la sustentabilidad, ahorro de energía, el ahorro de agua y que, desde el inicio, se enfocan en no contaminar. Los concursos de proyectos son difíciles, pero son retos que vale la pena enfrentar, pues nada es más satisfactorio que ver concluida la obra después de imaginar el proyecto, trazar el dibujo y reproducirlo”, resalta el ingeniero Couttolenc.

Actualmente, el trabajo que le dedica a la empresa es menor, pero recuerda que mantener una compañía no es como se lo explicaron en la universidad, ya que se necesitan conocimientos más allá de la ingeniería, las finanzas o la mercadotecnia. “Las experiencias negativas generan la sensibilidad de saber cuándo invertir y el manejo del efectivo para evitar la quiebra”.

Respecto del rubro profesional, considera que ha llevado una carrera satisfactoria, en la que ha cumplido las expectativas deseadas; ahora que incursiona en la política, sin mezclar actividades, espera hacer algo por la Ciudad de México y por el país.

 “Todas las empresas saben qué las hace diferentes; en nosotros buscan la alta tecnología que genere ahorros en consumo de energía”

——————————————————————————————————————————————————

Comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba