Opinión

El nuevo orden del mercado

Hoy en día, la sostenibilidad es una fuerza que está moviendo nuestro mercado. Tradicionalmente, cuando uno hablaba sobre aire acondicionado, pensar en ahorrar energía no era muy común; hablábamos de confort, de cómo brindar la temperatura correcta y el control de humedad, o de cómo el cliente especificaba el equipo de aire que requería.

Hoy en día, la sostenibilidad es una fuerza que está moviendo nuestro mercado. Tradicionalmente, cuando uno hablaba sobre aire acondicionado, pensar en ahorrar energía no era muy común; hablábamos de confort, de cómo brindar la temperatura correcta y el control de humedad, o de cómo el cliente especificaba el equipo de aire que requería.

Héctor Alejandro Romagosa.

Lo más adecuado es cuidar de los desarrollos existentes. Solemos dejar abandonado a este tipo de edificaciones.

Actualmente, todo lo relacionado con la sostenibilidad de las edificaciones se da por default, como algo que es necesario brindar; sin embargo, lo más importante es la manera de ofrecer instalaciones con eficiencia energética a los clientes, ya que sabemos que el tema de la energía nos afecta a todos: a los clientes, a los usuarios finales y a los proveedores, pues cada día el costo energético es más alto y las consecuencias por un uso incompetente de la energía son más evidentes.

Por otra parte, se sabe que la sostenibilidad es un cúmulo de prácticas, no se trata simplemente de economizar; por ejemplo, la eliminación responsable de los desechos representa una parte fundamental dentro de las nuevas prácticas industriales. Anteriormente, no se encontraba regulada, por decir, la eliminación de los refrigerantes. Entonces, es posible si no resumir, por lo menos realizar una analogía, refiriéndonos a que la sostenibilidad es igual a la responsabilidad. El tema de los edificios verdes y la certificación LEED es algo que ha venido cobrando relevancia de manera exponencial.

¿Proyectar y construir un edificio nuevo, o modernizar los recintos existentes? Ambas tendencias son sumamente importantes; sin embargo, existe una creciente preocupación y tendencia cada vez más extendida por lo nuevo. Desde mi punto de vista, lo más adecuado es cuidar de los desarrollos existentes. En ocasiones, tendemos a dejar abandonado este tipo de edificaciones, las cuales suman miles, si no es que millones de edificios que están consumiendo energía, y debe existir una preocupación por ellos. No obstante, el nuevo orden de los mercados apunta mucho hacia las nuevas instalaciones. Sobre esta línea, es necesario ver cómo se puede llevar un retrofit, cómo hacer modificaciones, mejoras a los inmuebles existentes.

En nuestros días se encuentra a la alza una conciencia entre los usuarios, una preocupación por el ahorro, los costos; que ciertamente el edificio donde viven o laboran sea inteligente, que no contamine, que sea amigable con el medioambiente, que consuma menor cantidad de electricidad. Falta mucha labor todavía, mucho camino por recorrer, pero ya nos encontramos en vías de lograr algo relevante. Considero que la gente se ha dado cuenta de los cambios climáticos que hay, se está destruyendo el ambiente; es algo incuestionable. Por tanto, ese comienzo de concientización, ese romper con los malos hábitos, es el paso fundamental para crear verdaderamente una cultura de lo sostenible.

———————————————————————————————————————————–

Héctor Alejandro Romagosa.
Desde 2010, el ingeniero Romagosa se ha desempeñado en la multinacional estadounidense Honeywell. Es experto en dispositivos de campo para Latinoamérica. Es graduado en Ingeniería Electrónica por la Universidad Simón Bolívar, Venezuela.

Comentarios

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top