Negocios Proyectos

Ventilación de primera calidad

Además de ofrecer elegancia en su decoración  y confort para los visitantes, un restaurante puede ser operativamente eficiente si se efectúan los cálculos de velocidades, caídas de presión y de caudales correctos

Diana Lozano

Fundada en diciembre de 1976, SCEMAC, SA de CV, es una empresa especializada en el desarrollo de proyectos de diseño e instalación de sistemas de aire acondicionado (AA), cámaras frigoríficas, aire lavado, extracción, ventilación industrial, filtros y ductos.

“La compañía la fundó mi padre, Macario Sánchez. Él trabajó en Helados Holanda en la década de 1970, en el área de Compras, pero siempre le gustó la parte técnica, cuestión que aprendió muy rápido. Como un hobbie e ingresos adicionales, empezó a dar servicio técnico en refrigeración, ventilación y aire acondicionado. Sus compañeros de trabajo lo recomendaban con empresas o solicitaban sus servicios para sus propias familias”, recuerda Francisco Javier Sánchez, gerente de proyectos en SCEMAC.

Así, la empresa obtuvo subcontrataciones para dar servicio en la Compañía Operadora de Teatros, Resturante Il Sorpasso, Helados Holanda y Posada Santa Bertha, en Texcoco, sólo por mencionar algunos. “Yo acompañaba a mi padre, así aprendí. En alguna época, quise tener otra profesión; pero, tras hacer un examen de conciencia, me di cuenta que en ningún otro terreno tenía tantos conocimientos como en el sector de la refrigeración. Mi papá me dejó la vocación y desde que tengo 16 años, no me he dedicado a otra cosa que no sea al servicio de refrigeración y aire acondicionado”.

Fue durante esa etapa que los integrantes de SCEMAC tuvieron oportunidad de asistir a cursos de capacitación, impartidos –en aquel entonces– por Ojeda-Tyler; Gilvert Copeland y York International. “Algo que obtuve de Helados Holanda es que me mandaron a capacitar en Ojeda-Tyler, aunque nunca fui uno de sus empleados; esa capacitación me la dieron por ser hijo de un trabajador que ellos apreciaban”, relata Francisco.

Ya con personal técnico calificado, en los años siguientes, la empresa realizó instalaciones de sistemas lavadores de gases para ácido clorhídrico y vapores de sosa cáustica, sistemas colectores de polvo, sistemas colectores de pelusa, así como de ventilación de naves industriales para empresas textiles como Industrias Xalostoc; Kaltex, y Bravoag, Ingeniería Industrial.

“En mi familia, mi hermano y sobrinos se han sumado al sector de la refrigeración. También hemos capacitado a mucha gente. Ingenieros recién egresados llegan a nuestra empresa y, como parte de su currículum, posteriormente anuncian que trabajaron en SCEMAC. Eso nos da gusto”.

El señor Francisco J. Sánchez se dice afortunado porque gran cantidad de factores han marcado su ruta de vida: “Me ha ido muy bien, al encontrarme en el camino con gente muy valiosa, como clientes, amigos, proveedores, instructores y colaboradores”.

Soluciones a la medida
En 1994, con el Tratado de Libre Comercio, la industria HVACR tenía que emplear soluciones novedosas para estar a la par de otras naciones. Ese año, SCEMAC participó en la remodelación de la planta de Procter & Gamble, en Naucalpan, Estado de México.

En ese proyecto, diseñaron e instalaron túneles de enfriamiento; para el área de producción, emplearon sistemas de aire filtrado con temperatura y humedad controlados; en los laboratorios, usaron sistemas colectores de polvo, y sistemas de aire acondicionado para oficinas y salas de juntas.

Esos son trabajos menos frecuentes, ya que la empresa se ha enfocado más en restaurantes y oficinas. “Nuestros proyectos los llevamos a nivel de especialidad. Les dedicamos horas de estudio técnico, de estudio de mercado y de operación, ya que la mayoría de los comercios, fábricas y oficinas tienen problemas de aire acondicionado y ventilación. Aunque hay más de 12 mil empresas de aire acondicionado en el sector, por una extraña razón, existen carencias en los sistemas  que se entregan a los usuarios. Vender un sistema de AA o ventilación, es relativamente difícil, pero salir sin ninguna reclamación es más complicado. ¿Cuál es la clave por la que hemos tenido éxito? Porque hacemos nuestros cálculos de velocidades, caídas de presión, caudales, para poder ofrecer una garantía. Nuestro objetivo no es sólo vender, sino ofrecer un servicio de calidad”.

Si se realiza un breve recuento de los diferentes proyectos y empresas con las que han colaborado, se encuentra el diseño e instalación de diferentes sistemas en Beer Factory; Restaurante Garabatos; Café Giornale, y plazas comerciales, incluyendo restaurantes en el Centro Comercial Santa Fe, al Poniente de la Ciudad de México.

“En Santa Fe, hicimos un restaurante que está ubicado en el edificio que ganó el premio al mejor diseño. En él, no se previeron los ductos ni instalaciones para equipos de climatización; entonces, nosotros tuvimos que adaptar una chimenea dentro de un anuncio comercial que estaba sobre el perímetro del predio, colindante con la banqueta, para descargar los humos de la cocina. Con bastante buen humor vimos el resultado. Todos quedamos satisfechos”, comenta Francisco Sánchez, quien desde 1980 ha encabezado proyectos de instalación y mantenimiento, diseñando y construyendo sistemas de enfriamiento y ventilación para aplicación industrial.

Valores adicionales
Los ductos que emplea SCEMAC para sus proyectos los diseñan y fabrican en su propio taller. En cuanto a las cámaras frigoríficas, tienen reservas de panel. Ello, para ser competitivos en cuanto a costos. Todo lo diseñan para las distintas especialidades: han realizado cámaras para laboratorios, en donde se tiene temperatura y humedad controlada, con una precisión de .002 o mayores. “Hemos estado en el desarrollo de muchas empresas nuevas y nos da gusto porque hemos aportado un poco de lo que hemos aprendido”.

Un proyecto entre más grande más complejo. Cada quien defiende su área –arquitectos, eléctricos, carpinteros, plomeros–, “nosotros tenemos la mala costumbre de que no permitimos que invadan nuestro espacio, ya que varias veces son áreas necesarias para operación y mantenimiento y en ocasiones quieren que la máquina entre con ‘calzador’. Siempre pedimos que respeten nuestro espacio, cuando les explicamos la importancia de la operación correcta de los equipos. De nada sirve tener un local bonito si operativamente es incómodo.

”En las instalaciones dentro de los proyectos, calculamos que el consumo eléctrico sea el menor posible, ya que cada día es más cara la energía eléctrica, y a mayor velocidad, más consumo de energía, ruido o vibración, que son factores que también contaminan, y para unirnos a la conciencia global de ahorro energético, ayudamos a crear instalaciones para el futuro, no sólo para salir del paso programático de construcción.

”Más que complacer estéticamente o en costo, preferimos dar una solución exacta. Si el cliente no tiene todo el capital para el desarrollo completo del proyecto, buscamos que sea en etapas. Aprovechando la inversión inicial en el resultado final”, expone el entrevistado.

A su juicio, no todos los técnicos toman los cursos para realizar buenos cálculos o no se documentan, ni hacen la labor de investigación, por el costo implícito. En SCEMAC, han establecido tres criterios para seleccionar los equipos para una obra, los cuales tienen bien definidos desde la creación de la empresa, como una forma de trabajar.

• Calidad del equipo. “Ofrecemos el mejor equipo posible al cliente, sin importar la marca. Principalmente, ofrecemos York porque tenemos buen apoyo por parte de la marca, en cuanto a asesorías y garantías; también trabajamos con Trane; Carrier, y Lennox. Comúnmente, recomendamos a nuestros clientes equipos scroll, ya que son de mayor durabilidad y menor consumo eléctrico.

• Disponibilidad en el mercado. Que la calidad y el tiempo de suministro se adapte al programa de obra o ruta crítica del cliente.

• Costo. Por nuestra trayectoria, tenemos buena atención y precio de nuestros proveedores, lo cual nos permite ser competitivos. Así transladamos a los clientes los beneficios de calidad, tiempo y costo, con equipos que puedan funcionar sin problema, con expectativas de 15 o 25 años”.

A Francisco, dedicarse más de treinta años al sector le ha permitido crecer personal y profesionalmente, porque, en su opinión, cada proyecto es un reto. “Cuando uno participa en proyectos grandes ya no puede bajar de nivel en otros. Tenemos la obligación de mantener un estándar y mejorarlo. Contamos con la suerte de que mucha gente nos reconoce. Entonces, cuando le recomendamos un equipo, sabe que obtiene un plus que le va a generar ganancias. Todo es inversión”.

Reto que se afronta con astucia
Hace cuatro años –en 2008– SCEMAC participó en el proyecto de extracción y ventilación, en el restaurante Chazz, ubicado en plaza Cuicuilco, Ciudad de México. De acuerdo con el experto, la extracción de humo y la ventilación son esenciales en un restaurante. Éste cuenta con enfriamiento adiabático, por medio de ventilación con equipos de aire lavado. Desde el inicio del proyecto, participaron de seis a ocho personas que, con su experiencia, ofrecieron al cliente las mejores soluciones para operar eficientemente el restaurante. A cargo del proyecto estuvo Francisco J. Sánchez, quien explica los equipos que se emplearon.

Cámaras frigoríficas
Para evitar la contaminación cruzada, se separaron los alimentos en dos cámaras de refrigeración: una para los vegetales y otra para las carnes. De esta manera, los alimentos mantendrán la cadena de frío. Debido a que las vigas están muy abajo, las cámaras se diseñaron y fabricaron especialmente para adaptarse al espacio.

Campanas
En la cocina, la loza del techo también es muy baja; una campana normal no cabe. Se tuvo que diseñar una campana específica y hacerla de alta eficiencia “porque, en un restaurante, con cinco minutos que no funcione la extracción, se hace un caos, debido al aumento de temperatura, vapores y picantes que se generan en la cocina. Se debe cuidar este aspecto; de lo contrario, el humo saldría a los salones, incomodando a los clientes”.

Ductos
Se emplearon varias toneladas de metal para la fabricación de los ductos. Entre la ventilación y las extracciones en sanitarios, en cocinas y ventilación de salones, se requirieron, aproximadamente, tres toneladas de acero. Los ductos redondos y cuadrados los fabricaron en los talleres de SCEMAC, los transportaron pre-ensamblados y durante la obra negra se hicieron los ajustes finales. Los ductos de la barra se ocultaron con color negro; los de los salones se integraron al ambiente, por ello los pintaron de blanco.

“El ducto cuadrado es el más común. El redondo fue una idea del arquitecto Antonio Farré. Nuestro trabajo es 80 por ciento diseño y 20 por ciento cálculo. Antes de proponerle un diseño a un cliente, desechamos dos o tres modelos. Los ductos tienen longitudes diferentes. El de mayor grosor está al centro y hay dos laterales de menor grosor. Para ello, tuvimos que ensayar perpendicular y otras formas. Interactuamos con los diseñadores de interiores, con los arquitectos, y muchas veces tenemos que obtener su aprobación. Sobre los planos, resolvemos las cuestiones dimensionales y técnicas de los equipos y sistemas; pero en la instalación, los arquitectos dan la aprobación final”.

Los equipos de inyección de aire son de marca Fläkt; con ellos, se tiene aire fresco, por la ventilación adiabática, que es enfriamiento mediante aire fresco. Para subirlos a la azotea, los equipos tuvieron que ser desarmados pieza por pieza, ya que, por alguna situación, no entraba la grúa y se ensamblaron posteriormente. “Dentro de nuestra experiencia está desarmar un equipo y dejarlo como lo entregan los fabricantes, para conservar los ajustes, apariencia y garantía original de los equipos”.

En opinión de Francisco J. Sánchez, el proyecto tuvo una supervisión meticulosa durante las etapas de diseño, instalación y pruebas del sistema, así como en las etapas posteriores de mantenimiento, lo que les permitió asegurar que, tanto el diseño desarrollado como los equipos seleccionados, cumplen con las necesidades que su cliente requiere en el restaurante.

Una obra más a su trayectoria
Al inicio de 2012, SCEMAC realizó la climatización del piso 29 en la Torre Mural, ubicada en la avenida Insurgentes de la Ciudad de México. Los ductos de aire también fueron fabricados por la propia empresa. Cuando fueron instalados, se aislaron con fibra de vidrio. “Si no se forra, empezaría a gotear por la condensación de la humedad del ambiente”. Se espera que con la instalación de este sistema se obtengan ahorros económicos.
————————————————————————————————————————

Comentarios

1 comentario en “Ventilación de primera calidad

  1. Ulises Isaac Muñoz Valencia dice:

    Felicidades Javier buenos logros has cosechado de tu trabajo y te esperan todavia más por conseguir.
    Soy un antiguo colaborador.

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top