Automatización Sectores de la industria

Elementos Funcionales para Espacios Climatizados

Crear un espacio climatizado es una tarea que conjunta conocimientos de arquitectura, ingeniería, y también requiere de elementos que permitan el máximo confort, al mismo tiempo tener los mejores acabados.

Crear un espacio climatizado es una tarea que conjunta conocimientos de arquitectura, ingeniería, y también requiere de elementos que permitan el máximo confort, al mismo tiempo tener los mejores acabados.

En muchos casos, el objetivo va más allá de sólo climatizar espacios para hacerlos útiles, sino que estos espacios sean estéticos visualmente, como es el caso de casas, oficinas, hoteles, plazas o restaurantes; esta condición también existe en construcciones cuyos exteriores requieren de acabados funcionales con determinadas características de calidad.

Al trabajar en espacios interiores el proyectista debe considerar la funcionalidad y que todos los elementos que utiliza convivan directamente con el usuario, ya sea como parte de la climatización o como elemento que ayuda a mantener los niveles de temperatura evitando variaciones con el objetivo de evitar gasto energético innecesario.

Por otra parte, los elementos exteriores no sólo son útiles para recubrir partes de la construcción, sino que en muchos casos aíslan al conjunto para que la temperatura ambiental y el ruido no modifiquen las condiciones internas.

Elementos internos

Dado que los detalles HVAC&R puestos en interiores pueden modificar directamente o algunas veces afectar el decorado de espacios, se busca que convivan armoniosamente con el resto del diseño interior, y entre estos se encuentran:

Sistemas de aire acondicionado. Diferentes empresas fabricantes de equipos de aire acondicionado de uso residencial y de calefacción han puesto especial interés en ofrecer a su mercado soluciones que además de resultar funcionales y cada vez más eficientes, hoy en día se suman a los elementos decorativos.

Por ejemplo, LG Electronics los utiliza “porque al día de hoy el aire acondicionado es parte integral de las construcciones y del hogar, dando como resultado una armonía con los ambientes” asegura Antonio Hidalgo, director de Mercadotecnia de esta empresa.

Los elementos que toma en cuenta LG para aplicarlos en sus acabados están determinados por el gusto del público, la imagen que ellos quieren proyectar (sofisticación y buen gusto). Hoy en día el aire acondicionado es una parte de la imagen que se proyecta en el hogar y en las construcciones.

Además de que los aires acondicionados tienen la función de crear un ambiente cómodo, las ventajas de los acabados en equipos reflejan modernidad y estética, sin dejar de ser prácticos y funcionales.

Aunque se podría creer que el proceso de diseño de los acabados empieza con la ayuda de un diseñador o arquitecto, las empresas recurren a su público para saber qué camino seguir, tomando en consideración la participación del mercado al que va dirigido, presentando propuestas al público antes de continuar con el desarrollo de cada componente, para asegurar que sea de su agrado.

Su uso está destinado a todo tipo de construcciones actualmente, desde oficinas hasta el hogar, el producto no está limitado por su diseño, siempre buscando no restar funcionalidad al mismo” asegura Antonio Hidalgo. Además explica que el punto medio entre estética y funcionalidad no existe con los productos, “no lo hay, ya que conjuga ambos, y hoy día es tan accesible que ni siquiera su precio es un factor en contra”.

Los equipos de aire acondicionado han evolucionado de forma estética y tecnológica a través de los años, antes eran consolas que se limitaban a proporcionar frío, luego su función ya no era sólo aquella, sino también tenían como objetivo climatizar los ambientes. Las expectativas de estos equipos no podían ­seguir avanzando, aunque contra todo pronóstico así lo hicieron: algunos tienen luces y hasta funciones terapéuticas, otros son los más buscados por personas con mayor poder adquisitivo.

Rejillas, difusores, louvers y retornos de aire. Como parte de los sistemas de aire acondicionado y ventilación estos elementos quedan a la vista del usuario. Para ayudar a mejorar sus cualidades estéticas, las empresas fabricantes han buscado mejorar los diseños de modo que no interfieran con diseño interior. Adicionalmente las compañías que manufacturan este tipo de elementos han desarrollado soluciones que permiten integrar cualquiera de los elementos de manera sencilla y sin que afecten los acabados superficiales del espacio.

Las rejillas y difusores ofrecen soluciones industriales, comerciales, hoteleras y residenciales, para aplicaciones de ventilación y manejo de aire. NAMM por ejemplo, es una empresa que usa las herramientas de la ingeniería, apariencia y desempeño para ofrecer utilidad, confort y diseño, lo que lleva a garantizar que sus productos sean utilizados y tomados en cuenta por ingenieros, arquitectos y ahora diseñadores de interiores.

El diseño de estos productos también se ha encaminado a la combinación de otros elementos como la automatización, lo que logra mayor confort para sus usuarios. Empresas productoras de rejillas, difusores y retornos de aire han diseñado y desarrollado mecanismos de apoyo para un mayor control del aire, tal es el caso de NAMM y sus compuertas de balanceo que permiten controlar volúmenes de aire a través de la red de ductos. Estas compuertas de control de volumen motorizadas, contra fuego y humo-fuego, de gravedad o barométricas, de uso industrial y pesado para altas temperaturas además de ser estéticamente amigables con la vista, de proporcionar confort, potencian su funcionalidad a niveles mayores.

Mientras que en construcciones sigan usándose sistemas de aire acondicionado, refrigeración y ventilación, habrán equipos como manejadoras, compresores, racks y muchos más, y a su vez, mientras estos equipos existan habrá necesidad de louvers y rejillas para exteriores.

Estos accesorios para sistemas HVAC&R representan una parte muy importante ya que son el medio de salida de aire desde los equipos en funcionamiento hacia el exterior de la construcción, y desde el punto de vista estético sirven para ocultar a los equipos mencionados de manera que no sean visibles desde el exterior, lo que podría restarle puntos al conjunto visual.

Diferentes empresas fabricantes de estos artículos (para interiores y exteriores) han desarrollado interesantes productos que hacen posible ocultar los equipos completamente, sin que se acumule el aire caliente dentro de los espacios de maquinaria. Además la variedad de diseños disponibles pueden, de acuerdo a la aplicación, evitar la entrada de agua de lluvia, evitar retorno de aire por el flujo de aire expulsado y muchas características de gran importancia y utilidad.

Adicionalmente la fabricación de estos accesorios se ha visto beneficiada con técnicas de acabados que permiten convertirlas de piezas meramente funcionales en auténticos elementos decorativos para exteriores, aportándoles gran valor agregado.

Para asegurar el bienestar de acabados en espacios y aumentar la ligereza de difusores y rejillas, estos elementos ya se fabrican en plástico (PVC). Este material asegura su durabilidad e inocuidad, de manera que en su superficie no se genera óxido o acumulación de bacterias transportadas dentro de los sistemas de ventilación y aire acondicionado.

Termostatos. Fungen como parte del control de temperatura al abrir o cerrar circuitos de acuerdo a la temperatura para aumentar o disminuir el funcionamiento de equipos y sistemas de climatización o refrigeración, han extendido su uso como parte de los elementos presentes en habitaciones de uso residencial, laboral y otras.

Originalmente, los termostatos eran equipos meramente funcionales, cuyo sofisticado diseño no era su principal característica. Hoy en día la necesidad estética en espacios interiores ha motivado a los fabricantes a lanzar líneas de termostatos con interesantes características que los hacen funcionales y, al mismo tiempo, atractivos visualmente. Entre este tipo de equipos actualmente existen soluciones con pantallas digitales con iluminación de tipo LED, pantallas sensibles al tacto e inalámbricos, por mencionar sólo algunos ejemplos, que además tienen la capacidad de almacenar programas de funcionamiento de acuerdo a las preferencias del usuario.

Este tipo de controles también se relaciona directamente con otros elementos como son partes móviles en las construcciones que funcionan de manera programada a través de motorización y automatización.

Iluminación. La utilización de iluminación es necesaria en cualquier espacio para tener máxima funcionalidad a cualquier horario, sin embargo con alguna frecuencia la mala elección de lámparas y demás fuentes de luz puede provocar la variación térmica en determinados espacios y con ello mayor gasto energético al tener que funcionar con mayor potencia los sistemas de aire acondicionado y ventilación.

Las bombillas de bajo consumo son buenas para el medio ambiente y los bolsillos. En los próximos años se sustituirán por ley a las que más energía gastan y, en el mercado, cada vez hay más variedad para contrarrestar este efecto que en ocasiones resulta negativo: luces de tipo LED (Light Emitting Diode – Diodo Emisor de Luz) y paneles LSD, lámparas compactas fluorescentes (CFL) y las de quemador halógeno. Las CFL se conocen de forma más genérica como de bajo consumo; entre otras fuentes lumínicas cuya principal virtud es que pueden aportar a los espacios iluminación de alta calidad sin generar calor, duran más y además logrando importantes ahorros energéticos.

Aislantes acústicos y térmicos. En las construcciones hay diversos tipos de materiales aislantes que no sólo tienen parte en la construcción como elementos estructurales sino que con frecuencia funcionan como acabados y además proveen aislamiento térmico y acústico.

El aislamiento térmico es conveniente para espacios donde la temperatura externa es muy variable o donde contrasta con la temperatura interior una vez habiendo climatizado.

En construcciones donde es posible generar espacios intermedios con condiciones de vacío, este es el mejor aislante térmico, sin embargo la complejidad para lograrlo y mantenerlo pone bloques de aire como segunda opción en la medida en que pueda controlarse la convección, misma que fácilmente aumenta transferencia térmica. Cuando se dificulta el uso de cualquiera de estas dos variantes, se opta por el uso de paneles o mantas de materiales aislantes. Entre los más comúnmente utilizados destacan: lana de roca, lana de vidrio, lana natural de oveja, fibra de vidrio, vidrio celular, vidrio expandido, poliestireno expandido, poliestireno extruido, espuma de poliuretano, espuma de celulosa, espuma elastomérica y aglomerados de corcho, entre otros.

El aislante acústico se usa en espacios donde las vibraciones del ruido puedan afectar a los productos o servicios; la función de los materiales aislantes son diversas ya que depende de donde estén, la mayoría de veces se encuentran visibles a los ocupantes de la instalación por lo que empresas han optado por eliminarlos de las arquitecturas de sus edificios, al ser estorbosos con la estética del diseño. Sin embargo, empresas instaladoras de este tipo de aislantes han cubierto esta necesidad con la producción de elementos que combinan con el diseño interior de dicho inmueble, de esta manera se logra mejor confort.

Materiales de recubrimiento y mezclas. Hay dos tipos: aislamiento acústico y absorción acústica. El aislamiento acústico permite proporcionar una buena protección al recinto contra la penetración del ruido, al tiempo, que evita que el sonido salga hacia el exterior. En cambio, la absorción acústica, lo que pretende es mejorar la propia acústica del recinto, a esta técnica se le conoce, también, como acondicionamiento acústico y lo podemos ver en teatros, salas de actividades múltiples y cines donde forzosamente se necesita de una excelente estética visual.

De manera similar a lo que ocurre con materiales aislantes muchas veces los recubrimientos y las mezclas sobre las que se colocan pueden ser parte clave en el óptimo mantenimiento de la climatización interior.

Actualmente existe gran variedad de pinturas funcionales con novedades como es la adición de cristales o metales capaces de refractar luz proveniente de distintos ángulos, ya sea para disminuir su impacto en refracción o para potenciarlo de manera que se aproveche al máximo la luz natural o artificial.

El desarrollo de elementos en nanotecnología ha aportado grandes avances en el desarrollo de pinturas funcionales que entre otras propiedades pueden utilizarse como capas de aislamiento térmico, de humedad, sonoro e incluso de vibración.  Como es de esperarse el costo de cualquiera de estos desarrollos aún es elevado, sin embargo en la medida en que su uso se extienda y aparezcan más aplicaciones será más rentable de lo que es hoy.

Por su parte las mezclas de construcción también son cada vez más sofisticadas y entre ellas aparecen materiales espumados, con configuración tipo celular, reticulados y otros más que ayudan a conseguir estructuras más sólidas, ligeras y con cualidades aislantes intrínsecas.

En exteriores

Las fachadas y partes exteriores de casas y edificios son su presentación pública, y aunque frecuentemente su diseño y decorado no es pensado basándose más que en su estética, hoy es cada vez más grande la tendencia a integrar la vista con funcionalidad.

Se considera una fachada a la membrana ubicada entre las condiciones climáticas del exterior y el interior de un edificio. Para mayor confort y aportación al medio ambiente se puede complementar con automatización, con el propósito de buscar administrar la luminosidad y aprovechar energías naturales y combinarlas con confort, ahorrando energía eléctrica y protegiendo el medio ambiente.

Existen cuatro objetivos principales del uso de la protección solar: confort visual, térmico, ahorro de energía y confort del usuario.

Así, se usan más elementos  naturales, reflejantes de luz y aislantes, entre otros, como:

Cubiertas de madera plástica tipo muelles. Normalmente las azoteas reciben gran cantidad de radiación y absorben calor que puede trasminar a alguno de los pisos más altos de la construcción modificando la temperatura interior.

Para convertir a las azoteas en espacios útiles y además moderar el paso de calor, se han vuelto populares los pisos tipo muelle fabricados en madera plástica que además de lograr la apariencia de madera natural, resulta especialmente duradera estando en exteriores. Además por tratarse de plástico, este material tiene mínima capacidad de transmisión térmica de forma que al ir unos centímetros por encima del suelo (azotea) no transmite calor y crea sombra.

Azoteas verdes. Diferentes empresas han propuesto al mercado soluciones que además de mejorar las cualidades térmicas hacia el interior de la construcción tienen la ventaja de aportar mayor verdor a los techos de la ciudad y a su vez ayudan a la limpieza ambiental.

Organizaciones lucrativas y no lucrativas proveen de elementos para azoteas verdes como es el caso de contenedores con lo necesario para colocarse en módulos.

Algunas personas plantan pasto u otras plantas aptas para estar a la intemperie, pero debe tenerse especial cuidado en colocar aislante para asegurar que no haya filtración de humedad al interior de la construcción, así como elementos como drenaje especial.

Paneles de madera en paredes exteriores. Es común ver la inclusión de paneles de este tipo en exteriores principalmente para realzar el diseño de la construcción. Sin embargo, puede optarse por materiales aislantes que de manera similar a como se aplica en los muelles para techos con materiales plásticos que simulan madera, en estos casos pueden utilizarse perfiles con cubiertas que simulen ser madera y rellenos de aislantes espumados.

La ventaja de utilizar este tipo de materiales recae en que, por una parte aportan valor estético a la construcción sin deteriorarse como lo hace la madera natural al estar expuesta a sólo, polvo y humedad ambiental, y por otra parte son excelentes aislantes térmicos y acústicos,  son de fácil montaje (para este tipo de materiales se utiliza normalmente la misma herramienta que para madera regular, sólo se trata de otro tipo de material), además de que su producción es mucho más amigable con el medio ambiente ya que pueden fabricarse con buenas proporciones de material reciclado.

Vidrios térmicos y reflejantes. Prácticamente en cualquier espacio de uso residencial, de oficinas, servicios, e incluso uso comercial existen ventanas. Para mejorar el desempeño de los sistemas de aire acondicionado, refrigeración y ventilación ha crecido la oferta de vidrios térmicos y reflejantes que permiten retardar o eliminar el paso de rayos UV que calientan espacios.

Estos vidrios son producto de procesos de alta tecnología ya sea mediante la laminación de capas intermedias retardantes de la radiación mencionada o película adherible para obtener el mismo resultado.

Pintura y recubrimiento. El acabado que deje la pintura en cualquier superficie será pieza clave que influirá en el diseño y en la estética de la edificación. Existen varios tipos de acabados, cada uno de ellos con diferentes características.

También en exteriores el uso de éstos ayuda a limitar el paso de temperatura hacia el interior de la construcción. Al igual que en el caso para interiores existen diversos tipos de pinturas y recubrimientos con características especiales aunque son menos comunes por el costo total de aplicarlos en edificios completos.

Sin embargo, para regiones con mucha radiación solar se utilizan pinturas blancas o de otros colores claros que permiten darle a las superficies altos índices de refracción a la luz, manteniendo sus interiores más frescos.

Toldos y carpas. Los toldos y carpas son pabellones o cubiertas de tela tendidas para hacer sombra en algún espacio externo, normalmente se operan mecánicamente, su gran peso hace posible que se automaticen logrando mayor confort. De esta manera se consigue un sistema de protección solar que pueden instalarse en cualquier diseño arquitectónico.

Siendo especialmente decorativos, estos accesorios son colocados en terrazas y aledaños a ventanas para evitar la entrada de luz solar excesiva que pueda aportar calor indeseado o molestar a los usuarios de tales espacios.

Hay diferentes diseños de toldos y carpas para el hogar o edificaciones de otros usos, que se apegan a  cada estilo de vida y de gusto, pero su utilidad primordial reside en que se coloquen estratégicamente con la posición del sol para que la instalación consiga tener una buena protección térmica y estética.

———————————————————————————————————————————-

Comentarios

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top