Negocios Tendencias

Cómo Proteger las Computadoras Ante la Ola de Calor

Prevenir antes que lamentar es un dicho conocido, pero ¿se sigue al pie de la letra? El costo por perder equipos de cómputo es alto y se incrementa cuando también se pierde información.

Prevenir antes que lamentar es un dicho conocido, pero ¿se sigue al pie de la letra? El costo por perder equipos de cómputo es alto y se incrementa cuando también se pierde información.

Durante temporadas de calor no sólo los seres humanos sufren, sino que se ven afectados dispositivos de las tecnologías de la información y la comunicación (TICs).

Si a estos registros térmicos se le suman cambios en la tensión eléctrica y cortes de energía, el resultado se vuelve más preocupante para las computadoras (PC  y laptop) y otros equipos electrónicos, como faxes, módems y teléfonos. Estos dispositivos quedan más expuestos a sufrir sobrecalentamiento y envejecimiento acelerado.

En este escenario, las empresas que proveen sistemas de alimentación ininterrumpida de energía y de aire acondicionado y ventilación recomiendan  durante esta época, los siguientes consejos:

  • Poseer ventilación adecuada, basada en la proporción del lugar y cantidad de equipos de cómputo, sin embargo aunque existan pocos equipos, remover el aire y gases calientes es esencial para evitar desastres. Además facilita otras prioridades en el combate contra incendios.
  • Aire acondicionado apropiado terminará con el problema de lidiar con altas temperaturas, ya que estabilizan el clima dejando un ambiente fresco. El aire acondicionado debe ser potente y de acuerdo al espacio a climatizar. La temperatura óptima recomendada es de 20 a 25°C para conseguir confort. Antes de elegir un sistema de acondicionamiento climático es necesario conocer sus ventajas y posibles inconvenientes.
  • Mantener las computadoras y equipos electrónicos entre 20 y 25°c, si el ambiente supera 26°C, aumentan los riesgos de colapso del sistema. Si no puede ventilarse la habitación, los días de 30°C (o más) conviene apagar o usar lo menos posible los equipos. Si la máquina está bien configurada, se apagará sola al ingresar a la zona de peligro, de lo contrario puede interrumpir su actividad al cometer un error o incluso alguno de sus componentes podría quemarse.
  • Si no tiene aire acondicionado hay que evitar tareas muy exigentes para el hardware, como juegos 3D, hasta que la temperatura ambiente baje a niveles normales. En cambio, puede escribir, usar el e-mail, navegar por la web, o trabajar con planillas de cálculo.
  • Guardar periódicamente los archivos que se estén utilizando, así en caso de apagón o de caída de tensión, la computadora se reiniciará, pero no perderá la información con la que se está trabajando.
  • Efectuar la secuencia correcta de salida de programas y apagado del sistema para preservar datos y el sistema operativo.
  • Hacer copias de seguridad de la información.
  • No conectar la PC o sus componentes directamente al enchufe. Un regulador de energía o un sistema de alimentación interrumpida permitirá mantener el equipo funcionando si se suspende la corriente eléctrica.
  • El módem y teléfono son tan vulnerables a descargas eléctricas como las computadoras. Usar un regulador o sistema de alimentación interrumpida los resguardará.

CENTROS DE DATOS
En cuanto a centros de datos, los grupos de servidores y grandes computadoras donde se albergan registros vitales de las organizaciones por contener valiosa información que muchas veces es medular para la empresa, se recomienda:

  • Dimensionar correctamente la infraestructura y usar arquitectura donde puedan instalarse sin problema sistemas de alimentación ininterrumpida y aire acondicionado, conlleva ahorros totales en el rango de 10 a 30%.
  • La consolidación de aplicaciones en menos servidores. Implica ahorros de 10 a 40%.
  • Usar distribución de aire acondicionado más eficiente, al reducir la distancia en que viaja el aire se reduce la potencia requerida por los ventiladores, ahorrando de 7 a 15%.
  • Usar el modo economizador de los aires acondicionados. Habilitar la opción de “economizar” permite reducir los costos de aire acondicionado, ahorrando entre 4 y 15%.
  • Usar una distribución de planta adecuada. Controlar el clima dependiendo de las necesidades es importante, al ubicar las manejadoras de aire en lugares adecuados. Con ello el ahorro será de 5 a 12%.
  • Usar equipos de UPS más eficientes. Los nuevos equipos UPS suelen tener la mitad de pérdidas que los UPS tradicionales, cambiarlos constituye de 4 a 8% en ahorro.
  • Ubicar las rejillas de ventilación correctamente. Se recomienda buscar asesoría experta para colocar las rejillas en el lugar indicado y con la cantidad requerida para ahorrar de 1 a 8%.
  • Coordinar los aires acondicionados. Algunos centros de datos tienen aires que compiten. Mientras uno seca el ambiente el otro lo humidifica, con desperdicio absoluto, para ahorrar de 1 a 10% es necesario coordinarlos.
  • Instalar iluminación con control energético. Es recomendable usar sensores de movimiento o apagar las luces en lugares donde no se necesite luz, así se logrará un ahorro de 1 a 3%.
  • Instalar paneles de obturación (de cierre) en los espacios de racks (bastidor destinado a alojar equipamiento electrónico, informático y de comunicaciones).

Evita la recirculación de aire caliente y ahorra energía al aumentar la temperatura de retorno del aire acondicionado de 1 a 2%.

PANTALLAS CALIENTES
Un factor olvidado son los monitores como factor de calor y consumo energético. Un monitor de tubos de rayos catódicos (CRT) consume más electricidad que uno de cristal líquido (LCD).

Por ejemplo, una pantalla de 17 pulgadas CRT consume entre 75 y 120 watios (W), mientras que una de LCD consume entre 45 y 85 watios.

Un CRT emite mucho calor, similar al de un ser humano. Si en una oficina hay 20 empleados trabajando con estos monitores es como si hubieran 40 personas.

Por tanto, deberá haber un equipo de aire acondicionado más potente, que incrementa los gastos de energía, pero a largo plazo protege el equipo.

Computadoras portátiles (LAPTOPS)
Las baterías son su principal fuente de calor y están hechas comúnmente de Litio-Ion (Li-Ion). Es perjudicial que permanezcan enchufadas a la corriente eléctrica por el calor y estrés. El calor disminuye la resistencia de la batería, y su capacidad para retener electricidad. Estas baterías nunca debieran trabajar a temperaturas sobre 60°C. a evitar este daño, si se ocupa una laptop como reemplazo de un equipo de escritorio, lo más aconsejable es retirar la batería.
———————————————————————————————————————

Comentarios

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top