Sectores de la industria Ventilación

Consejos para Mitigar la Influenza en Edificios Públicos

Con la temporada de resfriados y gripe acercándose, se presenta una buena oportunidad para revisar su sistema de HVAC, sus principales componentes, así como la distribución de aire y agua.

Con la temporada de resfriados y gripe acercándose, se presenta una buena oportunidad para revisar su sistema de HVAC, sus principales componentes, así como la distribución de aire y agua.

Ing. Arturo Pérez

Gerente de Ventas de Canal Indirecto México, Trane

Este será un buen momento para ayudar a mitigar la propagación de la influenza tipo A (H1N1) y otros tipos de gripe. Algunas precauciones pueden estar basadas en simples medidas de sentido común, mientras que otras se relacionan con prácticas adecuadas de mantenimiento. Igualmente, la actualización de sistemas que se pueden utilizar en los equipos de HVAC, ayudan a reducir aún más los riesgos de contagio.

El estancamiento de agua puede generar un entorno propicio para el crecimiento de microbios que pueden ser graves como la legionela, una bacteria que se aloja en lugares cerrados y con poca ventilación.

A continuación se enlista una serie de consejos a contemplar durante la temporada de resfriados y gripe:

• Monitoree las instalaciones para asegurarse que no se calienten; el estancamiento de agua puede generar un entorno propicio para el crecimiento de microbios que pueden ser graves como la legionela (infección que afecta principalmente los pulmones por bacterias que se alojan en lugares cerrados y con poca ventilación).

• Vigile áreas, incluyendo torres de enfriamiento, albercas en techos, desagües tapados; ya que son propicios para que los contaminantes se puedan albergar e ingresar al edificio y a los sistemas de distribución de aire en los espacios ocupados.

Cambiar los filtros de aire por unos más eficientes. A medida que aumenta la eficiencia del filtro, normalmente su resistencia al flujo de aire también incrementa.

Es importante asegurarse y revisar que el sistema de ventilación pueda manejar la resistencia impuesta por los filtros y otros componentes en el sistema. Además, seleccione los filtros de reemplazo tomando en cuenta las partículas específicas que se intente recoger. Las partículas virales o de la influenza son muy pequeñas, pero normalmente están rodeadas por una capa mucosa, haciéndolas más grandes y más fáciles de atrapar.

Reevalúe cómo y cuándo los filtros deben ser cambiados. En lugar de cambiarlos de acuerdo con un calendario establecido, puede ser más prudente medir la caída de presión del filtro a través de bancos de filtro y establecer parámetros de rendimiento básicos para determinar el mejor esquema de cambios.

• Tome medidas simples. Los técnicos deben usar guantes resistentes al hacer los cambios de filtros o al realizar el mantenimiento básico en las compuertas de aire y componentes del sistema comúnmente expuestos.

También, asegúrese de ajustar los respiradores para evitar riesgos de exposición mientras trabaja en el techo o en áreas poco ventiladas.

• Verifique la configuración y operación de las compuertas de aire para la correcta entrada del mismo desde el exterior como un procedimiento de mantenimiento.

Se recomienda que de los espacios comerciales operen a una presión ligeramente positiva con relación a la presión exterior para reducir el riesgo de infiltración de contaminantes.

• Compruebe que haya ventiladores de escape en baños y otras áreas críticas para garantizar que se remueva el aire contaminado del edificio antes de que se mezclen con el aire interior. Realice un mantenimiento preventivo de los ventiladores pequeños para asegurarse que no acumulen suciedad y por lo tanto pérdida de eficiencia.

Proporcione al personal información básica y promueva una conciencia general sobre los riesgos de exponerse a la influenza, así como las probabilidades de contraer el virus. Lleve a cabo un entrenamiento formal al personal técnico y trabajadores subcontratados sobre la forma de trabajar con los sistemas del edificio; con esto, aumentará la salud y seguridad del personal, además de reducir la exposición a partículas nocivas en el aire.

El contacto directo es la vía más común para la propagación de la enfermedad. Difunda consejos de seguridad y precaución sobre la influenza a todos los ocupantes del edificio, especialmente a aquellos cuya función principal incluye la atención a visitantes y público en general.

Fomente el lavado de manos entre todo el personal. Si es posible, incluya limpiadores y gel desinfectante para manos en lugares donde se instale el aire acondicionado, controles de equipos, rejas y puertas de acceso.

La actualización de los sistemas que se pueden utilizar en los equipos HVAC&R, ayudan a reducir aún más los riesgos por contagio.

En México, estos son los sitios donde puede encontrar información relacionada con la prevención de casos de influenza:

Manual para la preparación de Instituciones ante una Pandemia de Influenza.

Organización Mundial de la Salud.

Coordinación Gral de Protección Civil.

—————————————————————————————————————

Comentarios

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top