Calefacción Sectores de la industria

Aislamiento en naves industriales

El aislamiento térmico es una herramienta para obtener beneficios económicos y confort térmico. Los beneficios económicos se demuestran al tener un edificio que consume menos energía, y el confort térmico se denota en un ambiente laboral más agradable y productivo.

El aislamiento térmico es una herramienta para obtener beneficios económicos y confort térmico. Los beneficios económicos se demuestran al tener un edificio que consume menos energía, y el confort térmico se denota en un ambiente laboral más agradable y productivo.

Si el costo del aislamiento en un edificio metálico fuera gratis, ¿lo instalaría? ¿Qué decidiría si el aislante le trajera ahorros de dinero a futuro? Instalar de manera eficiente, un sistema de aislamiento de fibra de vidrio en una edificación nueva o existente puede traerle muchos beneficios. Este tipo de inversiones logra generar reducciones en el gasto de energía de manera inmediata y permiten que haya más dinero en su bolsillo.

En una nave industrial, el aislamiento actúa como barrera para disminuir la entrada de aire caliente en verano o la salida del mismo en invierno, permitiendo que el consumo de energía sea más eficiente y aumente el confort de los empleados que trabajan dentro del edificio. ¡Todo se reduce al costo de operar un edificio! El retorno a la inversión inicial del aislamiento, se recupera a través de la reducción en las cuentas de electricidad o gas y en el aumento del desempeño de los trabajadores.

Existen casos documentados en que propietarios de naves industriales reportan ahorros de hasta 50% en los recibos de electricidad por el uso de aire acondicionado, alcanzando un retorno de inversión en menos de dos años. Aislar una nave existente o instalar aislamiento desde un inicio, se convierte en una decisión fácil de tomar.

Aún cuando muchas personas no piensen en el aislamiento de fibra de vidrio como un producto “verde”, éste ha sido un producto ecológico, antes que cualquier otro. El aislamiento de la empresa Owens Corning está compuesto por ingredientes naturales como la arena y el vidrio reciclado, siendo desde 1930 una opción en reducciones drásticas del consumo de energía, ayudan a la disminución en la demanda de plantas de hidrocarburos y a la generación de contaminantes resultado de los procesos utilizados en la obtención de energéticos.

Además, los avances tecnológicos desarrollados por esta empresa, han generado aislamientos de mayor calidad, resistentes y duraderos, para maximizar sus beneficios y obtener resultados a corto y largo plazo.

“El aislamiento de fibra de vidrio cumple con necesidades térmicas y acústicas que el edificio metálico requiere porque es fácil de instalar, incombustible, inorgánico y no promueve la corrosión del acero”, comenta el Ing. Ulises Romero, Asesor de Ventas de Owens Corning en la región Noreste de México.

El valor R, es la resistencia al paso del calor que ofrece un aislamiento. Al especificar el espesor o el valor R adecuado para la zona en donde estará localizada la nave, los diseñadores o constructores pueden ofrecer a sus clientes los beneficios que ofrece el aislamiento.

“El edificio ahorra energía a los dueños o arrendatarios; proporciona un ambiente seguro y cómodo para trabajar, y mejora la eficiencia de la iluminación. Además, el recubrimiento del aislamiento de fibra de vidrio ayuda a controlar la humedad y la condensación”, añade Romero.

Los recubrimientos de vinil satinado o polipropileno reforzado, en una de las caras del aislamiento MBI Fiberglas®, hace que el techo o muro donde fue instalado refleje mejor la iluminación, y así puede colocarse un número menor de luces, con bajo consumo de watts, reduciendo la cuenta de electricidad por operación de la nave. El producto cumple con las estrictas normas internacionales UL-723 y ASTM E84.

Este aislamiento para techos metálicos es de alta durabilidad, permeabilidad y resistencia; también, reduce el riesgo de fuego por ser un material incombustible, y hasta puede contribuir al control de sonido e ¡inclusive de plagas!

El aislamiento actúa como barrera para disminuir la entrada de aire caliente en verano o la salida del mismo en invierno

Estandarización de la Eficiencia Energética
Países como Estados Unidos, Canadá y España tienen normas de construcción que determinan el valor mínimo de aislamiento que debe llevar toda edificación residencial, comercial o industrial, para contribuir a sus planes nacionales de reducción de consumo de energía.

Estas normas de eficiencia energética, son adoptadas como estándares de construcción por empresas internacionales como Best Buy, Cadbury, Georgia-Pacific, Nestlé, Mars, Michelin o Sears; aplicándolas en sus operaciones en países donde tales requerimientos no son regulados ni demandados.

Así países en América Latina, a excepción de Chile que ya cuenta con una norma de aislamiento, reciben beneficios de manera directa, por los esfuerzos gubernamentales de países extranjeros para la sustentabilidad del planeta.

“En México, la instalación en edificios metálicos se ha generalizado y aproximadamente ocho de cada diez naves llevan este aislamiento. Sin embargo el valor R instalado casi siempre es el mínimo disponible”, explica el Ing. Manuel Rodríguez, Gerente de Ingeniería y Presupuestos de IMB.

El aislamiento MBI Fiberglas® es ideal para techos y muros de naves industriales y comerciales, por ser fácil de instalar, tener baja conductividad térmica, ser ligero, inorgánico, resistente a la corrosión y no combustible.

La empresa está asesorando a los despachos de ingeniería y constructores en México, para que recomienden valores R-13 o R-19, que brindan una mayor eficiencia energética y confort térmico. De esta manera, la industria de la construcción puede contribuir de manera significativa a reducir la huella de daño ecológico que deja en el planeta.

“Son las empresas extranjeras las que nos piden instalar aislamiento de mayor espesor, pues vienen con especificaciones de ingeniería de Estados Unidos u otros países donde lo requieren; también porque están convencidos y han comprobado sus beneficios”, refiere Rodríguez.

Es decisión de todos nosotros contribuir a la conservación de los recursos naturales, ya que se puede alterar de manera drástica el confort al interior de una edificación y ahorrar energía por medio de la instalación de un aislamiento de alto valor R en cada construcción.
——————————————————————————————————————

Fuentes consultadas:
• Boletín Informativo, Estándares de Eficiencia Energética Internacional al Alcance de América Latina, de la empresa Owens Corning.

Comentarios

Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top